Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Takeshi Kitano ya prepara la tercera parte de Outrage

    Outrage

    No resulta extraño asociar el nombre de Takeshi Kitano al cine de yakuzas. Su filmografía así lo avala. Ya en los noventa nos dejó títulos posmodernos como las imprescindibles Sonatine (1993), Hana-bi (1997) o El verano de Kikujiro (1999). Tras el coqueteo con el metacine y el absurdo durante la primera década del nuevo milenio, en 2010 regresó a su tema predilecto enfocándolo desde una perspectiva muy distinta. Outrage nos mostraba los conflictos de las familias mafiosas desde una solvencia nueva en el cineasta. La seriedad del asunto, la exploración única en la trama abordada fuera de la cotidianidad y lo onírico nos dejaron un filme genérico memorable. Una tranquilidad y una frialdad con un reposo en sus imágenes que nos alejaba de otras sagas como la pentalogía The yakuza papers (1973-74), serie de películas de Kinji Fukasaku, quien dirigió a Kitano en el filme de culto Battle Royal (2000). Con una segunda entrega en 2012 que desde la misma solidez formal abordaba la continuación de la anterior, la saga parecía finalizada (pese a su final abierto) hasta el anuncio de una tercera parte. Outrage Saishusho contará con el reparto de su predecesora, en la que actuaba además el propio cineasta. No obstante, nada se sabe del argumento, por lo que parece difícil especular sobre la deriva temática que abrazará esta nueva incursión en el personaje de Otomo, el clan Sanno y las venganzas entre familias rivales. Habrá que esperar hasta 2017 para poder disfrutar de la ¿culminación? de esta grata sorpresa que inició Kitano en 2010. La última cinta del nipón, la comedia negra Ryuzo and his Seven Henchmen (2015) pudo verse en la pasada edición del Festival de Sitges cosechando buenas críticas. Como actor además podremos disfrutarlo en mayo en el esperado live action de Ghost in the Shell a cargo de Rupert Sanders.
    En cuerpo y alma

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]