Introduce tu búsqueda

  • Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Down by Earth.
    «Song to Song», de Terrence Malick.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    El apéndice de El árbol de la vida: tráiler de 'Voyage of Time' de Terrence Malick

    Voyage of time

    Vuelve el Maestro. Resulta sorprendente la velocidad con la que se vienen sucediendo los filmes de Terrence Malick en los últimos tiempos: durante los pasados cinco años, el genio de Illinois ha firmado la segunda mitad de su filmografía —prácticamente no es necesario destacar que sus primeras cuatro películas abarcan un espacio temporal de más de treinta años—. Si en el pasado su ejercicio como autor resultaba un elogio de la lentitud, lo cierto es que —independientemente de los resultados, digamos, irregulares, de esta particular maratón creativa— cada nueva producción despierta una gigantesca expectación. Y, desde luego, ¿cómo no? Su personal estilo tan profundamente metafísico, la muy particular atmósfera onírica en la que transcurren sus obras y su factura técnica brillante y obsesivamente perfeccionista, con la inestimable ayuda, claro está, de ese mago que es Emmanuel “El Chivo” Lubezki, lo elevan a una categoría artística digna de unos pocos —por ejemplo, Stanley Kubrick—.

    Un espectador poco condescendiente pensaría en un patrón aproximativo en el que, tras la poco lograda To the wonder (2012) y la agradable sorpresa de Knight of cups (2015), ahora llega el turno de la decepción. Nada más lejos de la realidad, según parece. Voyage of time (2016) es el título de su primera incursión en el cine documental, cuya temática es sencillamente inabarcable: la historia del Universo. Tal ambición ha tomado a Malick alrededor de tres décadas, según sus propias declaraciones. Todos los elementos de su filmografía están presentes en este espectacular recorrido por la transformación de la materia, desde las explosiones ancestrales hasta el génesis de la propia humanidad. Voyage of time, rodado en IMAX, cuenta con las voces de Brad Pitt y Cate Blanchett y la dirección de fotografía de Paul Atkins (encargado de la segunda unidad, junto a Lubezki, en The revenant). Su primera parte, de 40 minutos de duración —la segunda, de 90— se estrenará en los Estados Unidos el próximo 7 de octubre. De momento, no tiene fecha de llegada a salas españolas.


    Tráiler en versión original.


    Tráiler en versión original subtitulado en español. CARTEL
    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]