Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Róterdam 2015 | Selección oficial

    Above and Below

    Siempre a la sombra de Sundance, con el que siempre coincide cronológicamente, el IFFR ha logrado hacerse un importante hueco en el panorama internacional. Principalmente, por ser el perfecto trampolín de primeras y segundas obras de directores con una concepción del cine alejada del mainstream. Más extremo que Karlovy Vary o Locarno, el Festival de Róterdam ha sabido llegar a su público ofreciendo, por un lado, propuestas de todo tipo en secciones paralelas [adjuntas en la parte inferior del artículo]; por otro, divergencias que se convierten en simpáticas rarezas, con el consabido atractivo de ser las posibles primeras piedras de una carrera exitosa. Por la ciudad holandesa han triunfado autores como Christopher Nolan (con The Following en 1999); Pablo Trapero (con Mundo grúa en el 2000); Kelly Reichardt (con Old Joy en 2006) o Dominga Sotomayor (con De jueves a domingo en 2012). El año pasado el Hivos Tiger Award, máximo galardón del certamen que se concede a las tres mejores propuestas, fue a parar a las excelentes Something must be break, Han Gong-ju y Anatomy of a paperclip. Róterdam es, por tanto, garantía de muy buen cine gracias siempre a un programador y jurado entregados por completo a la causa. En el IFFR no hay lugar para los pitos o los abucheos; los canales sólo aportan aplausos.

    Mañana, 21 de enero, comienza una 44ª edición del IFFR que se antoja tan críptica como sugerente. 13 filmes lucharán por el Tigre sin favoritos claros. Echando un vistazo al programa, nuestros ojos buscan, inevitablemente, apellidos familiares. Todo un imposible que al menos deja al descubierto trabajos latinoamericanos. Son los casos de las argentinas La mujer de los perros y Parabellum, la peruana Videophilia y la cubana La obra del siglo. La primera, dirigida por Laura Citadella y Verónica Llinás, ofrece un retrato insólito sobre una mujer alejada de toda sociedad, sólo rodeada de canes. Es la primera obra de este tándem donde una de sus integrantes, Citadella, ya debutó en el largo con Ostende (2011). La segunda, Parabellum, supone el debut del joven realizador austro-argentino Lukas Valenta Rinner. Lo hace con una historia de supervivencia a la antigua usanza: territorios inhóspitos y una caza sin cuartel. El peruano Daniel Molero, ya con experiencia en el largometraje documental, se adentra en la ficción con una comedia sobre el porno amateur y las posibilidades de las nuevas tecnologías en el sector. Muki Sabogal encabeza su reparto. Por último, el ascendente cine cubano cuela en la Sección Oficial el segundo trabajo de Carlos Quintela, La obra del siglo, que repasa, a través de trabajo ficcional e imágenes de archivo, las tres últimas décadas en el país centroamericano gracias a la mirada de tres generaciones de una familia. No dejará indiferencia. Obras hispano-parlantes aparte, y con la presencia de Magical Girl y Jauja entre las nominadas a los The Big Screen Awards, una sección paralela que repasa lo más florido del pasado año, del resto de la competición destacan películas como Above and Below, de Nicolas Steiner; Haruko’s Paranormal Laboratory, de Lisa Takeba; Tired Moonlight, de Britni West; y Vanishing Point, del director thai Jakrawal Nilthamrong. A lo largo de los próximos días iremos presentado todas las películas, con sus respectivos avances, de la competición. El Festival de Róterdam finaliza el 1 de febrero. Volveremos con el palmarés y las impresiones principales de un evento tan necesario como emocionante.

    Hivos Tiger Awards Competition 2015


    Above and Below, de Nicolas Steiner (Suiza, Alemania).
    Another Trip to the Moon, de Ismail Basbeth (Indonesia).
    Bridgend, de Jeppe Rønde (Dinamarca).
    Gluckauf, de Remy van Heugten (Países Bajos).
    Haruko's Paranormal Laboratory, de Lisa Takeba (Japón).
    Impressions of a Drowned Man, de Kyros Papavassiliou (Chipre).
    La mujer de los perros, de Laura Citarella y Verónica Llinás (Argentina).
    Norfolk, de Martin Radich (Reino Unido).
    La obra del siglo, de Carlos M. Quintela (Cuba).
    Parabellum, de Lukas Valenta Rinner (Argentina, Alemania).
    Tired Moonlight, de Britni West (Estados Unidos).
    Vanishing Point, de Jakrawal Nilthamrong (Tailandia).
    Videophilia (and Other Viral Syndromes), de Juan Daniel Fernández Molero (Perú).

    BRIGHT FUTURE | SPECTRUM | THE BIG SCREEN AWARD NOMINEES | LIMELIGHT | TIGER AWARDS SHORT FILMS COMPETITION



    IFFR 2015 POSTER

    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]