Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Premios Sophia 2014 | La última vez que vi Macao, mejor película portuguesa del año

    La última vez que vi Macao

    No ha sido el mejor año para la producción portuguesa, si hablamos de estadísticas, claro. La caída de trabajos domésticos contrasta con una cada vez mayor repercusión internacional de sus obras. No todo es Miguel Gomes y Manoel de Oliveira. Los jóvenes (y no tan jóvenes) cineastas lusos van apareciendo de forma frecuente en certámenes de Categoría A. Este es el caso de La última vez que vi Macao (A Última Vez Que Vi Macau, 2012), Mención especial en el Festival de Locarno y flamante premio Sophia a la Mejor Película del Año que concede la Academia Portuguesa de Cine, unos galardones, como su cinematografía, aún jóvenes, que cumplen su tercera edición. La cinta dirigida y escrita por João Rui Guerra da Mata y João Pedro Rodrigues, releva, así, a Florbela, el interesante biopic sobre la poetisa Florbela Espanca que tuvo su premiere internacional, por cierto, en Extremadura gracias a la Filmoteca de esta Comunidad Autónoma. No fue el único premio que se llevó a casa esta pareja de directores. Mejor fotografía (también con el tándem como protagonista junto Rui Poças) y Mejor Guion completaron el zurrón.

    Del resto de ganadores, destacaron los triunfos de Joaquim Leitão (Mejor dirección por la TV-Movie Até Amanhã Camaradas); de Rita Durão y el fallecido Pedro Hestnes (como Mejor actriz y Actor principal por Em Segunda Mão, dirigida por Catarina Ruivo); Beatriz Batarda (Mejor actriz secundaria por Tren de noche a Lisboa, de Bille August) y Adriano Luz (Mejor actor secundario por la nombrada Até Amanhã Camaradas, que se llevó cuatro galardones); y, Joao Viana (como Mejor Documental por A Batalha de Tabotô). El listado completo de vencedores lo pueden consultar en el siguiente enlace. La próxima edición de los Premios Sophia se celebrará el 2 de abril de 2015. Esperemos que con un mayor número de largometrajes y muchas menos críticas al aún débil sistema financiero-cultural portugués. Por lo pronto, vayan apuntando este título: E agora lembra me, también presente en Locarno y representante lusitano en la próxima entrega de los Óscar.


    En cuerpo y alma

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]