Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Oscars 2015 | Charlie's Country, el orgullo aussie

    Charlie's Country

    La lucha por los derechos de los aborígenes australianos ha vuelto este año a la pantalla con Charlie's Country. Y lo ha hecho con el mayor parangón posible: paso por numerosos festivales (Cannes, Karlovy Vary, San Sebastián, Toronto...) y blasón del país oceánico en la próxima edición de los Óscar. Australia se prodiga con cada vez más fuerza en una categoría que, en un principio, debería ser una insólita alternativa. Si el año pasado lo intento con el laosiano y The Rocket, y el anterior con el alemán y Lore, este año el rizo habla yolngu, la lengua oficial en Arnhem, en el noroeste de la nación wallabee. Charlie's Country se adentra en el descontento de unos nativos, encabezado por el irascible Blackfella Charlie, por la intervención guvernamental en su territorio. Dirige Rolf de Heer, todo un veterano de la cinematografía australiana. Su filme supondrá la octava candidatura de Australia en este apartado. Tan sólo en una ocasión superó el primer corte: Samson and Delilah, en 2009. En un principio, pese a su estupendo recorrido internacional, nada hace indicar que esa constante cambie en la edición número 87.

    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]