Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Karlovy Vary 2014 | Día 2. Críticas: 'I Origins', 'Low Down', 'All Yours', 'Varvari' & 'The Dark Valley'

    Presentación de I Origins en Karlovy Vary

    Joe Albany al piano

    Crónica de la segunda jornada de la 49ª edición de Karlovy Vary
    Críticas|
    Low Down, de Jeff Preiss ■
    I Origins, de Mike Cahill ■
    All Yours, de David Lambert ■
    The Dark Valley, de Andreas Prochaska ■
    Barbarians, de Ivan Ikic ■

    Esta segunda jornada ratifica que el KVIFF es un certamen hecho para el público. Sólo hay que ver los pases de prensa, casi desiertos, con medio centenar de acreditados a lo sumo en el Congress Hall. Fuera, máxima expectación. No cabe un alfiler en los aledaños del Thermal. Aquí poco importa el Mundial de Fútbol. Su selección nacional está atravesando un enorme bache –lejos queda el esplendor de los Nedved, Rosicky, Poborsky o Koller— y el equipo local, el FC Karlovy Vary, compite en la tercera división checa. Mejor dedicarse a las terrazas, las cervezas y, por supuesto, el cine. En este campo, el público agradece con aplausos las propuestas más convencionales. De este modo, cintas como Locke ayer u hoy I Origins han provocado amago de ovación y alguna que otra lágrima. En las secciones competitivas, muchos abandonos, algo de sorna con los subtítulos o las temáticas y cierta sensación de fatiga. Lo mismo ocurre con la nombrada prensa. Demasiada veteranía. Un sinfín de cabezazos y ningún atisbo de entusiasmo.

    Y eso que la sección oficial ha comenzado de la forma más agradable posible: con una tragicomedia belga titulada Je suis à toi, que ha dejado buenas sensaciones pese a un exceso de escenas homoeróticas bastante explícitas. Inmediatamente después, primer plato fuerte con la propuesta norteamericana Low Down. John Hawkes, Elle Fanning y Glenn Close encabezan este biopic de Joe Albany que venía precedido de una indiferente acogida en Sundance. Al mediodía, turno para la obra inaugural, I Origins, una nueva muestra de romantic sci-fi con algún socavón en su guion pero que deja un poso emocionante. Por la tarde, y posponiendo el largometraje de East for the West Rozkos por algo de descanso activo, dos películas más. La primera, la serbia Barbarians, típica muesca del catálogo de la sección eslava del evento. La segunda, el Western austríaco-alemán The Dark Valley (Das Finstere Tal) que ya pudo verse en la pasada entrega de la Berlinale y que suponía un entretenido cierre a este larguísimo segundo día.

    All Yours

    JE SUIS À TOI

    All yours
    Dirigida por David Lambert
    Reparto: Nahuel Pérez Biscayar, Jean-Michel Balthazar, Monia Chokri
    Bélgica, Canadá | 2014
    Competición

    El belga David Lambert vuelve con su segunda película a las mismas zonas comunes, las parejas homosexuales de conveniencia, que con su debut Hors les murs (2012), pero de una forma más ligera y cómica. Algo que no es fácil de presagiar, atendiendo a las primeras escenas, donde el protagonista, un joven argentino, se masturba para regocijo de sus clientes en un chat erótico. No será la última escena explícita que veamos, pero, pese a ello, el sexo no será el leitmotiv de esta Je suis à toi. Sí lo es la extraña relación de un hombre de avanzada edad con este joven, a los que se le una tercera: la dependienta de la panadería donde los tres trabajan. Este trío amoroso destapará el miedo a la soledad de sus integrantes, perdedores sin ningún tipo de esperanza. O quizás sí. Lambert apuesta por un todo desenfadado y enternecedor para trazar las personalidades de cada uno. Todo resulta estereotipado y poco original pero la inmensa labor de Pérez Biscayar y Jean-Michel Balthazar –este último, un posible aspirante a los premios interpretativos— consigue que la empatía sea casi absoluta. Estamos, por tanto, ante una fábula que sigue los patrones actuales del cine LGTB de forma gruesa, pero que resulta agradable y, finalmente, convincente. Una buena apertura de competición aunque su nombre no debería sonar como aspirante al Globo de Cristal. | ★★★★★ |

    I Origins

    I ORIGINS

    Dirigida por Mike Cahill
    Reparto: Michael Pitt, Brit Marling, Àstrid Bergès-Frisbey
    Estados Unidos | 2014
    Sección Oficial | Fuera de Competición (Inauguración)

    La apertura del certamen. I Origins, es la cinta más accesible de la filmografía de Mike Cahill. Y eso que mezcla estudios oculares, espiritualidad y reencarnación con una historia amorosa de lo más naif. Es evidente que el filme se basa en una de las últimas teorías de Albert Einstein sobre la muerte y resurrección, que remarcaba que la energía jamás muere, sólo permuta. Emulando al genio de Ulm, Michael Pitt caracteriza a un científico que se encarga de desencriptar los reflejos del iris ocular en la personalidad humana. Un día, los astros se alinean y vuelve a ver a una joven –personificada en la bellísima Àstrid Bergès-Frisbey— que le robó el corazón en una fiesta de disfraces. Antes del gran giro, presenciamos un bonita relato romántico que rebosa gran química pese a cierto tufillo a comercial de cosméticos. A partir de ahí, es donde I Origins pierde fuerza pese a la estupenda labor de la tercera en cuestión, la habitual de Cahill Brit Marling. Se embarulla con cábalas humanistas y con tramos de guion algo repetitivos. Todo para llegar a un final que resulta apoteósico y emocionante. Pese a la irregularidad del guion de Cahill, es imposible sostener la lágrima. Está en nuestro ADN. Es la añoranza y esperanza de sentir a un ser querido que ya no se encuentra entre nosotros. Una hermosa conexión propioceptiva, más allá de creencias y doctrinas. | ★★★★★ |

    Low Down

    LOW DOWN

    Dirigida por Jeff Preiss
    Reparto: John Hawkes, Elle Fanning, Glenn Close, Lena Headey, Peter Dinklage, Caleb Landry Jones
    Estados Unidos | 2014
    Competición

    Estábamos avisados. Low Down venía de estrellarse en Sundance y ha ocurrido lo propio en su premiere europea. Estamos ante el típico producto busca-premios, que, bajo una mirada biográfica, intenta exprimir al máximo las posibilidades de un sólido elenco. Jeff Preiss presenta el lento descenso a los infiernos de Joe Albany, uno de los grandes pianistas de jazz de los años 40 que compartió escenario con Max Roach y Charlie Parker; separado de una alcohólica, adicto al crack y la heroína, de éxito intermitente y al cuidado de su hija adolescente. El solo hecho que una bestia interpretativa como John Hawkes –el ya mítico Teardrop de Winter’s Bone— represente a Albany, convierte a este largometraje en un aparente must-see. Por desgracia, ni él ni Elle Fanning logran arreglar el entuerto que perpetra Preiss y sus guionistas Topper Lilien y Amy Albany –la hija del músico—. Anodina, aséptica y sin alma, en Low Down los personajes marchan a la deriva, sin ningún tipo de interés para el espectador como ocurriera con la también fallida En la carretera (On the Road, Walter Salles, 2012) con la tiene varios puntos en común. Los personajes secundarios –donde asoma, entre otros, Peter Dinklage— aparecen y desaparecen como acto de magia sin aportar nada más que una solvencia fugaz. Un biopic rancio y al uso que, al menos, deja las excelentes notas de un pianista que marcó una época en la noche neoyorquina. Sin duda, merecía una mejor traslación de su personalidad al cine. El fotógrafo y creador de videoclips Jeff Preiss demuestra que lejos del documental aún está demasiado verde. Una oportunidad perdida. | ★★★★ |

    Varvari

    BARBARIANS

    Varvari
    Dirigida por Ivan Ikic
    Reparto: Željko Marković, Nenad Petrović “Flash”, Jasna Djuričić
    Serbia, Montenegro, Eslovenia | 2014
    East of the West

    El ascenso de la joven extrema derecha en Europa es algo cada vez más evidente. Por mucho que el ciudadano y las autoridades miren hacia otro lado, las corrientes sectarias resurgen fruto la enorme desigualdad económica. Sólo hay que echar un vistazo al mapa político del viejo continente para hacernos a la idea. El deporte rey, el fútbol, es un buen ejemplo de ello. Fascistas a cara descubierta que utilizan el balompié como lugar para sembrar su radical demagogia. El debutante Ivan Ikic aborda este problema desde una de las zonas donde el germen brota con mayor virulencia: Serbia. Para ello, con el fondo de la separación kosovar del yugo de Belgrado, nos acerca a las vidas de dos jóvenes hinchas radicales de un equipo local que no dudan en utilizar la violencia para amedrentar incluso al club que siguen. Este comportamiento no es más que una consecuencia de su corto camino vital: familias desestructuradas, desempleo y un odio latente por todo lo diferente inculcado desde su nacimiento. Salvando las enormes distancias, la obra de Ikic se podía comparar con una versión contemporánea de La cinta blanca, el mal por el mal. El cineasta serbio apuesta por un enfoque documental donde el público debe extraer sus claras conclusiones. Su plano final es único momento de denuncia. Los borregos y el rebaño. El fruto de los nacionalismos. | ★★★★★ |

    The Dark Valley

    DAS FINSTERE TAL

    The Dark Valley
    Dirigida por Andreas Prochaska
    Reparto: Sam Riley, Paula Beer, Tobias Moretti
    Austria, Alemania | 2014
    Midnight Screening

    En el infame Kinosál B –incómodo a más no poder— se proyectó para la prensa uno de esos productos que se agradecen en un festival de esta categoría. Si el año pasado la Berlinale nos trasladaba a la fiebre del oro con la ponderada Gold, de Thomas Arslan, este curso Karlovy Vary apuesta por el western más clásico. The Dark Valley porta todo el estilo de este género rodado en Europa como ya hiciera la danesa The Salvation. Ejercicio prototípico que no da tregua en ningún momento. El austríaco Andreas Prochaska nos presenta una historia de venganza excelentemente ambientada que tiene como principal valor su falta de pretensiones. El británico Sam Riley da vida a Greider, un joven fotógrafo que aparece en un oscuro pueblo de un valle de los Alpes. Allí la ley la marca una familia de asesinos que hace y deshace a su antojo, imponiendo su fuerza (y exclusivas armas) entre sus pasivos habitantes. Por supuesto, el protagonista no aparece en esta lúgubre zona por casualidad y, tras su llegada, comenzará una bacanal de muertes. Prochaska se apoya en un incomparable marco, que hace protagonista gracias al excelente uso de las lentes de Thomas W. Kiennast, para acercarnos a esta espiral de violencia. Pese a su fría narrativa, el filme contiene toda su tensión hasta el fundido a negro. Nada se sale de la estandarización –villanos (donde resalta la presencia de un ya avejentado Tobias Moretti, el eterno protagonista de Rex) y antihéroes de manual— pero no importa, The Dark Valley cumple el trato que se firmó al comienzo. Pasar un buen rato, la contraprogramación perfecta. | ★★★★★ |

    Emilio Luna
    enviado especial a la 49ª edición de Karlovy Vary

    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]