Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Recap | True Detective (1x05)

    True Detective (1x05)

    Que le den a Nietzsche

    crítica de The Secret Fate of All Life (1x05) | True Detective (Temporada 1)
    Este artículo contiene spoilers*

    HBO | EEUU, 2014. Director: Cary Joji Fukunaga. Creador: Nic Pizzolatto. Guión: Nic Pizzolatto. Reparto: Woody Harrelson, Matthew McConaughey, Michelle Monaghan, Michael Potts, Tory Kittles, Kevin Dunn, Charles Halford, Elizabeth Reaser. Fotografía: Adam Arkapaw. Música: T Bone Burnett.

    Tras la imponente demostración de músculo fílmico que cerró la última entrega, este nuevo capítulo de True Detective retoma la acción poco después, con Rust todavía metido en personaje, y en busca de Reggie Ledoux. El monstruo de la máscara de gas, cuya imagen puso fin a The locked room (1.3), será por fin abatido en este capítulo. Pero las cosas no salieron como la pareja protagonista deseaba. La quinta entrega de este enérgico policiaco tiene la difícil tarea de concentrar bastantes años de la acción y darle un giro inesperado a la trama, de manera que hay mucho que hacer. La buena noticia es que el capítulo fluye igual de bien que los demás. Resuelve la incógnita de cómo iban a mostrar Pizzolatto y Fukunaga los 17 años pasados entre los dos tiempos centrales de la serie: 1995 y 2012. Que más allá del ecuador de la temporada el caso siguiera sin resolver en la historia del 95 daba la idea de lo que han acabado haciendo: un salto directo. Cerrada la investigación, nos vamos (casi) directamente a 2002, año en que Rust volvió a conectar con el caso y poner de nuevo su vida al revés.

    La narración del 2012 se revela por fin plenamente tramposa en el relato que ambos detectives hacen de su enfrentamiento con Ledoux y su compañero. Fueron temerarios, imbuidos por el ansia de capturar al asesino y resolver el misterio. Lo que cuentan es que actuaron en defensa propia. Y lo que sucedió es que Marty perdió la cabeza ante una imagen de esas que no se olvidan: ¿Ledoux? tenía a dos niños –uno muerto y la otra casi– encerrados en pésimas condiciones. El padre ve a sus hijas proyectadas en esas criaturas y explota. Como la cabeza del villano, en toda su sangrienta fisicidad. La duda que esto siembra en el espectador es que Ledoux no queda claramente establecido como culpable del crimen de Lange y las otras. Sonríe ante la pregunta de Rust, pero no admite nada. Divaga con estos diálogos profundos, densos y siempre al límite del ridículo que a Pizzolatto le gusta escribir para sus personajes. Hay un momento esencial de sus divagaciones, una frase que Rust pondrá 17 años más tarde un su boca, citando a la fuente casi como un amigo.

    True Detective (1x05)

    Con Ledoux y su compañero muertos, Rust y Marty preparan su historia, arreglan la escena del crimen a su conveniencia y sellan sin decirlo un pacto de sangre. El secreto hasta la tumba, el asesino es Ledoux. Tiene que serlo. Y con una espléndida transición al seguir la cámara una cometa que se pierde en los árboles, pasa el tiempo. La vida familiar de cada uno es una ilusión. Una pátina de cristal esperando a ser rota en cualquier momento. La relación con Maggie (qué desaprovechada está Michelle Monaghan) se sostiene por una fina línea, y una de sus hijas está creciendo para mal. Rust parece haber sentado la cabeza, pero solo era cuestión de tiempo que algo le hiciera volver. Durante un tenso interrogatorio, una mención al pasado activa su carácter obsesivo. Además de servir de base para que el creador plantee de cara al resto de personajes que el personaje de Matthew McConaughey puede tener algo de culpa, la posible nueva pista pone en fuego otros factores. ¿Los asesinatos forman parte de algo más grande? ¿Hay gente poderosa implicada? ¿Quizá es ese el motivo de las charlas de 2012?

    En el futuro, ¿o presente?, sabremos que se han cometido más crímenes con indicios suficientes para pensar que Ledoux no era el asesino. La pareja de detective que habla en 2012 con Rust y Marty quiere saber dónde estuvo Rust de 2002 a 2010, un gran hueco de tiempo en el desapareció. De él no están obteniendo respuestas, solo palabrería. Prueba de la calidad del trabajo de McConaughey es que pueda vender monólogos como el que hace en este capítulo con la linealidad del tiempo y cómo todo se repite. Usando una lata de cerveza aplastada como ayuda visual, nada menos. El desenlace rompe otra expectativa, y es que la acción de 2012 parece que va a tener más continuidad que esas salas de entrevistas. Quedan tres episodios y 10 años que cubrir. Muchas preguntas. Y recordemos que esto es una historia cerrada. En tres semanas nuestro tiempo con estos verdaderos detectives se habrá terminado. Veremos qué ha pensado Nic Pizzolatto para encarar estas últimas entregas. | ★★★ |

    Adrián González Viña
    redacción Sevilla

    The Secret Fate of All Life|

    Feelmakers

    3 comentarios:

    1. Sin duda magnífica serie, que calidad, lo mejor de la serie es el trato que se les da a sus dos protagonistas, más importantes que el propio caso, McConaughey esta increible, su mejor papel que he visto a falta de verle en Dallas Buyers Club, darles esa intensidad e interés a esos monólogos tan filosóficos tiene mucho mérito.
      Una pena que solo sea una temporada, esperemos que Pizzolatto continue en este mundillo, pues la historia típica de detectives que nos esta contando es de todo menos predecible o conformista.
      Gran blog, os sigo desde la genial crítica de Drive (otra maravilla).
      Un saludo

      ResponderEliminar
    2. creo que deberian hacer una reseña de la temporada entera, no capitulo por capitulo.

      ResponderEliminar
    3. cierto, para reseñar 3 capitulos y dejar el resto mejor no hacer nada. reviews de temporada es lo suyo.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]