Introduce tu búsqueda

  • Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Down by Earth.
    «Song to Song», de Terrence Malick.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Crítica en Serie | Sherlock (Temporada 3)

    Sherlock - The Sign of Three (3x02)

    ¿Y ahora qué?

    crítica de Sherlock (2010-) [BBC One] | Temporada 3

    Con esta pregunta arranca, dos años después, la nueva temporada del fenómeno Sherlock. Sabiendo que Holmes fingió su propia muerte, tenemos tres nuevos capítulos de casi 90 minutos y que sus protagonistas han rodado entre película y película. La serie es, y se nota en pantalla, como volver al hogar para todos los implicados. No puede ser casualidad que la pareja de Martin Freeman y los progenitores de Benedict Cumberbatch interpreten personajes en esta tanda de episodios. Es ya como una empresa familiar. Las nuevas historias, adaptaciones de nuevo del trabajo de Conan Doyle, ponen a nuestros protagonistas en diversos apuros. Pero en esta ocasión los casos están algo desdibujados en detrimento de perfilar mejor la nueva dinámica personal de la pareja central de la serie. Watson se casa y veremos como esto influye en Sherlock.

    La temporada es muy divertida y contiene más de una bienvenida sorpresa, como el retorno de Moriarty en más de una forma, una breve relación de Sherlock con una dama de honor de Mary Watson o el vistazo a un club de fans del detective que cavilan sobre qué pasó con él. John Watson será sometido indirectamente a un pequeño psicoanálisis y Sherlock va a buscar pistas bajo los efectos del alcohol. Tras establecer unas negras circunstancias, la pregunta que titula este escrito también vale para el cierre, pues un enigmático ¿regreso? se materializa en los últimos segundos de la serie.

    Sherlock - The Empty Hearse (3x01)

    The Empty Hearse (3x01)


    Reino Unido, 2014. Director: Jeremy Lovering. Guión: Mark Gatiss. Creadores: Steven Moffat & Mark Gatiss, basado en las obras de Arthur Conan Doyle. Reparto: Benedict Cumberbatch, Martin Freeman, Rupert Graves, Una Stubbs, Louise Brealey, Mark Gatiss, Andrew Scott, Amanda Abbington, Jonathan Aris, Timothy Carlton, Wanda Ventham.

    Sherlock regresa con un capítulo enérgico y ambicioso. Hay mucho que decir en estos 86 minutos de metraje, así que es justificable que la trama misteriosa del episodio esté un poco descuidada. Importa más lo otro, la respuesta a la gran pregunta: “¿Cómo fingió Sherlock Holmes su propia muerte?” Y, en un giro muy inteligente, el capítulo termina sin proporcionar esa respuesta. Veremos varias reconstrucciones de lo sucedido, la mayoría basadas en las morbosas teorías de un club de fans del detective, pero nada definitivo. Andrew Scott regresa para dar vida a Moriarty y entra en escena un nuevo y delicioso personaje: Mary, futura señora Watson. Interpretada por Amanda Abbington, Mary está escrita con la cantidad exacta de humor y seriedad que los creadores saben imprimir a sus criaturas. Pero no acaba ahí la presencia familiar de esta nueva temporada, porque la gran sorpresa del episodio –conocer a los padres de Sherlock y Mycroft– adquiere otra dimensión al ver que están interpretados por los de Benedict Cumberbatch. Prueba del palpable gozo que se respira detrás de las cámaras de la mediática serie.

    El reencuentro entre la pareja protagonista está hilarantemente dilatado a lo largo de varias horas y más de un establecimiento de comidas. Puntuado por comprensibles arranques de violencia por parte de Watson, las explicaciones se dan con cuentagotas. Cumberbatch y Freeman siguen estando estupendos en la piel del detective y su inseparable escudero. Aunque solo estemos en el 7º episodio de la serie, la apuesta por temporadas cortas de largos capítulos hace que la graduación temporal esté lograda en este arranque. Nos importa lo que les pase a los personajes. Mientras Sherlock hace visitas a su pequeño círculo de amigos, Molly tiene un prometido y John cavila sobre el perdón a su mejor amigo. Un perdón que llega tras ver su vida en peligro –otra vez se cae en el error de crear un suspense aburrido– en dos ocasiones. Como sucediera en el primer episodio, el nuevo malvado de la serie es presentado al final y sin que su aparición aclare mucho sobre quién es. Sólo que tiene un especial interés en nuestro protagonista. | ★★★

    Sherlock - The Sign of Three (3x02)

    The Sign of Three (3x02)


    Reino Unido, 2014. Director: Colm McCarthy. Guión: Steve Thompson, Steven Moffat, Mark Gatiss. Creadores: Steven Moffat & Mark Gatiss. Reparto: Benedict Cumberbatch, Martin Freeman, Rupert Graves, Una Stubbs, Louise Brealey, Mark Gatiss, Amanda Abbington, Vinette Robinson, Yasmine Akram, Alistair Petrie, Alice Lowe, Alfred Enoch, Lara Pulver.

    En esta segunda entrega, sin duda el episodio más divertido de la serie, los tres guionistas firman una historia de narrativa fragmentada (quizá cada uno escribió un segmento). La boda de John y Mary ha llegado, y durante su discurso de padrino, Sherlock cuenta varias historias que acabarán formando el caso del episodio. Las circunstancias son algo forzadas, pero el aluvión de diversión que Thompson, Moffat y Gatiss garantizan en esta casi hora y media de televisión es estupendo. El momento cumbre es la despedida de soltero del doctor, que incluye una borrachera y posterior investigación de un caso –genial el detalle de las deducciones de Sherlock en pantalla adaptadas a su cogorza– y que va a terminar en el calabozo. El gozo de los protagonistas a la hora de interpretar esas escenas es palpable, y se contagia a un espectador entregado a la lúdica propuesta.

    Existe su ración de gravedad –el final es muy triste y conecta con algo dicho por la señora Hudson en una conversación con Watson– y de emoción, pero es ante todo una fiesta. Una fiesta para el fan y para los personajes. Desde el juguetón arranque hasta las dotes deductivas de Sherlock usadas para calibrar a los invitados o la revelación final. Se plantea la pregunta de cómo afectará la boda de John y Mary a la amistad entre el detective y el doctor, y como es habitual en la serie, el tiempo pasa más rápido de lo que parece. Varias referencias dan la impresión de que la boda lleva meses planeándose y que la sociedad Holmes/Watson lleva años en pie. Una gradación no del todo lograda, porque cuesta sostener la credibilidad del asunto. Sherlock lleva tres años y medio en antena, pero la acción de la serie parece haber transcurrido en menos tiempo. Vuelta a la pregunta, se discute varias veces a lo largo del capítulo, pero solo el futuro lo dirá. | ★★★

    Sherlock - His last vow (3x03)

    His Last Vow (3x03)


    Reino Unido, 2014. Director: Nick Hurran. Guión: Steven Moffat. Creadores: Steven Moffat & Mark Gatiss. Reparto: Benedict Cumberbatch, Martin Freeman, Rupert Graves, Una Stubbs, Louise Brealey, Mark Gatiss, Andrew Scott, Amanda Abbington, Lars Mikkelsen, Jonathan Aris, Lindsay Duncan, Yasmine Akram, Tom Brooke, Timothy Carlton, Wanda Ventham.

    Cada uno de los capítulos de esta tercera temporada de Sherlock ha sido distinto al anterior. Es mérito de Moffat y Gatiss el haber logrado sacar adelante tres historias tan diferentes pero sabiamente conectadas. El misterioso hombre que secuestró a Watson en el primer episodio resulta ser un magnate de los medios con trapos sucios sobre toda Inglaterra y parte del extranjero. Lars Mikkelsen interpreta a Magnussen con la aplastante seguridad del que se cree invencible. Los eventos del episodio corroboran hasta cierto punto esta afirmación, pero las sorpresas nos esperan por otro lado. Acercándonos al ecuador del capítulo, Moffat decide darle la vuelta a la serie con una revelación sorprendente: Mary Watson no es Mary Watson. Es una mujer de turbio pasado y más de un cadáver a sus espaldas. Amanda Abbington modula su encarnación de Mary a esta nueva identidad con talento, conjurando la inquietud sin grandes aspavientos.

    Lo más inesperado, sin embargo, está por llegar. Mary dispara a Sherlock cuando éste la descubre amenazando a Magnussen y el detective logra salvarse a sí mismo de la muerte con su inteligencia superior. Se refugia en su palacio mental y razona su herida para controlar el daño lo más posible. Hay que suspender la credibilidad hasta cierto grado para tragarse las hazañas del detective, pero uno transgrede porque así la diversión continúa. El entretenimiento está asegurado en un último tramo que tiene lugar en Navidad y donde Watson mantiene su amor por Mary, aun sabiendo la verdad, y la familia Holmes vuelve a hacer aparición. Sherlok tiene un retorcido plan para proteger a su mejor amigo, que pasa por robar a Mycroft y que requiere algo de improvisación. La tercera temporada ha servido para remarcar el amor que existe entre los dos protagonistas. Y el exilio autoimpuesto lo confirma. Hasta que los últimos dos minutos del capítulo crean, como suele pasar en Sherlock, un cliffhanger de peso. | ★★★

    Crítica de la 1ª y 2ª temporada de Sherlock|

    Tema de la cabecera de Sherlock|

    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]