Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Especial Doctor Who | An Adventure in Space and Time

    An Adventure in Space and Time

    crítica de An Adventure in Space and Time, de Terry McDonough, 2013|
    50 aniversario de Doctor Who|

    Se han cumplido los 50 años de vida de la mítica serie británica Doctor Who, uno de los bastiones de la BBC que hoy día goza quizá de su mayor momento de gloria y popularidad. La celebración ha sido vindicada con una entrega especial del serial, The Day of the Doctor (Nick Hurran, 2013), y todo un surtido de productos que incluye un emocionante mini episodio (The Night of the Doctor, John Hayes, 2013), documentales, ediciones especiales de novelas dedicadas a su personaje principal… En fin, un auténtico festín para los aficionados. Aunque como es habitual para una serie de corazón tan británico, que los ingleses sienten tan suya que a veces ni se deben de creer que alguien la vea fuera de sus fronteras, poco ha llegado más allá de los límites de la isla. De manera oficial, se entiende. An Adventure in Space and Time (Terry McDonough, 2013) es una película para televisión que refleja el nacimiento de nuestra serie favorita con un marcado tono de homenaje. Quizá con un exceso de azúcar, sobre todo en lo que se refiere a la importancia que en verdad tuvo en su nacimiento: pareciera que desde el primer momento todos previeran el éxito tremebundo que llegaría a tener, cuando la verdad es que se presentó como un programa educativo más dirigido a los jóvenes de la casa. Terry Nation, el guionista de The Daleks (Richard Martin y Christopher Barry, 1963-64), el segundo arco del serial formado por siete episodios (en sus comienzos, las aventuras del Doctor se distribuían en arcos o historias completas divididas en diversos episodios de unos 24 minutos de duración), fue quien introdujo el carácter más fantástico, los componentes de ciencia ficción que a la postre serían los que acabarían por imponerse aunque sin abandonar jamás su tono didáctico, pero afrontó la escritura de su guion como un trabajo alimenticio más. Jamás pudo imaginar la trascendencia que tendrían sus criaturas extraterrestres, esos alienígenas encerrados en una terrorífica carcasa metálica cuyo único sentimiento es el odio y cuya voz es un grito irritante que se resume en ese Exterminate! que ya es todo un icono (sonoro) del género.

    An Adventure in Space and Time

    Pero la realidad es lo de menos. Aquí lo importante es rendir un emocionante homenaje al nacimiento de la serie, y en ese aspecto resulta modélica. El guionista Mark Gatiss (autor de varios episodios de la nueva etapa del Doctor, escritor también de algunos episodios de la serie Sherlock, en la cual interpreta el personaje de Mycroft Holmes, el estólido hermano del genial detective consultor, y componente del grupo de humoristas The League of Gentlemen) recrea esa Inglaterra de principios de los 60 y los primeros días de la BBC centrándose en las figuras de la productora Verity Lambert, el director Waris Hussein y el actor que interpretaría al primer Doctor cuando aún se desconocía que habría muchos más después, William Hartnell. Tres retratos que son mostrados con fuerza y precisión, también con algo de mitificación, pero sin renunciar a reflejar los problemas que la condición de cada uno de ellos les presentó a la hora de poner en pie la serie. Verity Lambert era una mujer trabajadora con un puesto de relevancia en un entorno dominado por hombres, y Doctor Who fue su primer trabajo importante. Interpretada por una fantástica Jessica Raine, a la cual pudimos ver ya en un episodio de la séptima temporada del moderno Doctor Who, Oculto (Hide, Jamie Payne, 2013), escrito por el excelente novelista Neil Cross, sabe soportar sobre sus hombros casi todo el peso de la película, acompañada en su viaje por un no menos sensacional David Bradley en el papel de William Hartnell, el primer Doctor.

    An Adventure in Space and Time

    De verdad que hay momentos en que pareciera que uno está viendo al auténtico Hartnell, con todo ese mal humor que incluso tenía su personaje en sus primeros tiempos, que si bien fue dulcificándose poco a poco sorprende sobremanera al descubrirlo en esos episodios iniciales. Hartnell era un actor de reparto que encontró aquí el papel de su vida. Su atravesado carácter, con algo de abuelo refunfuñón, que fue lo que terminó por imponerse en su papel de Doctor y que atrapó a todos los televidentes de la época, y sus problemas de salud que le hacían tener problemas para recordar los diálogos (sus equivocaciones a la hora de pronunciar el nombre de uno de sus acompañantes en la ficción, Chesterton, no están exagerados ni un ápice) nos traen a la mente de continuo a ese otro actor que adoramos, Bela Lugosi. Bradley realiza un trabajo en verdad emocionante y, quizá sea este el mayor logro de la película, sentimos que, aunque los hechos están sin duda embellecidos, estamos realmente espiando el nacimiento de un icono televisivo que permanece vivo con una fuerza sin igual. Sacha Dhawan interpreta a su vez al tercer personaje con más peso en la trama, el director hindú Waris Hussein, el cual tuvo que enfrentar no solo uno de sus primeros trabajos sino su condición de homosexual. Basta una mirada en un bar para que enseguida sepamos de sus gustos afectivos, un detalle que reafirma la solidez de la película, realizada con la sobriedad característica de la BBC pero también con la inteligencia de saber utilizar todos sus sencillos, que no fáciles, recursos para crear emoción y profundidad en sus personajes.

    An Adventure in Space and Time

    Un Brian Cox algo exagerado pero efectivo encarna al productor dramático de la BBC Sydney Newman, el impulsor inicial de Doctor Who y quién más énfasis puso en su condición de programa educativo. Y los actores Carole Ann Ford y William Russell, que en aquel lejano año de 1963 interpretaran respectivamente a Susan, la nieta del Doctor, y al companion (compañero de aventuras del Doctor) Ian Chesterton, el de apellido huidizo para Hartnell, aparecen en pequeños papeles. Quizá hay que lamentar, si bien a la vez se comprende pues apenas hay hora y media para contar la historia y no cabe todo, que se pase tan por encima y con tanta rapidez sobre el diseño de producción, las figuras de los guionistas y en especial sobre la música, el fascinante trabajo del creador de la sintonía, Ron Grainer, y su compañera Delia Derbyshire que la interpretó, ambos miembros del BBC Radiophonic Workshop, aunque esto ya de por sí sería tema para otra película distinta. Al final cuestiones menores que no empañan el objetivo de la película: homenajear el nacimiento y los primeros días de la serie. Y esto se logra con creces. Si has visto alguna vez algún episodio de esta época seminal, te conmoverá sin remedio, y la forma en que guionista y director nos muestran, en una breve escena, su conexión con el Doctor actual hará derramar más de una lágrima de emoción al seguidor entregado. En definitiva, una película realizada con el empaque habitual de la BBC, si bien quizá solo disfrutable en toda su valía por los conocedores del serial. Cuesta trabajo imaginar a alguien que lo desconozca todo sobre Doctor Who enterándose de qué va la historia. Para ello solo basta detenerse en la genial manera en que se introduce en escena a los daleks: con una progresión dramática admirable pero incomprensible si se desconoce qué demonios es un dalek.

    José Luis Forte
    redacción Extremadura

    Inglaterra, 2013. Título original: An Adventure in Space and Time. Productora: BBC. Productor: Matt Stevens. Estreno: 21 de noviembre de 2013. Director: Terry McDonough. Guion: Mark Gatiss. Fotografía: John Pardue. Música: Edmund Butt. Montaje: Philip Kloss. Dirección artística: Lucienne Suren. Intérpretes: David Bradley, Jessica Raine, Brian Cox, Sacha Dhawan, Jeff Rawle, Claudia Grant, Sarah Winter, Jemma Powell, Jamie Glover, Carole Ann Ford, Reece Shearsmith. 

    An Adventure in Space and Time
    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]