Introduce tu búsqueda

El deshielo
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Crítica | La niña mártir

    || Críticas | Streaming | ★★★★☆
    La niña mártir
    María Pérez Sanz
    Cada vez jugamos mejor


    Miguel Martín Maestro
    Valladolid |

    ficha técnica:
    España. 2022. Título: La niña mártir. Dirección y guion: María Pérez Sanz. Producción: Garde, Esto no es poesía y María Pérez Sanz. Productores: Cristina Hergueta, Tasio y Carmen Bellas. Dirección de producción: Cristina Hergueta. Dirección de fotografía: Ion de Sosa. Dirección artística: Carmen Main. Montaje: Sergio Jiménez. Sonido: Jamaica Ruiz y Miguel Ángel Caprara. Edición de sonido: Alberto Carlassare. Música: Eddi Circa. 11 minutos. Reparto: Luna Pérez Peláez, Luzia Videla Timón, Bruno Díez Sánchez, Jara Pérez Peláez. Duración: 11 minutos.

    Inspirada en la obra Ultimas tardes con Teresa de Jesús de Cristina Morales, la directora María Pérez Sanz, rodeada de nombres reconocibles dentro del panorama del «otro cine español» como Carmen Bellas, Ion de Sosa o Cristina Hergueta, realiza una pequeña pieza de cámara. Una primorosa miniatura digna de un códice medieval, donde Teresa, con sus primos y hermana, juega a recrear su martirio y su santidad postrera bajo el nombre de Cristina, apostasía nominal de la futura santa que parte de querer renegar de su verdadero nombre por no aparecer en el santoral y estar, así, más alejada de Dios; mientras que Cristina, que sería su nombre elegido para un imposible segundo bautismo, no sólo aparece en el santoral sino en el martirologio y una sola letra la separa de la «cristiana» que es.

    Una película que parte de una negación: «soy Teresa de Jesús y aquí estoy, intentando no ser yo» y acaba con una afirmación: «cada vez jugamos mejor», dos frases sacadas de contexto pero de alta ironía y que, en el fondo se complementan; Teresa no quiere ser Teresa por lo dicho, y cuanto más juega mejor ejecutan ese cambio de nombre y ese martirio unido a la consecución de la santidad, propósito infantil con el que juega la directora para mostrar la claridad vital de su protagonista.

    Este cortometraje es un tesoro de calidad constante, todo fluye con ese homenaje a la puesta en escena hierática de los personajes de Vecchiali o Green al tiempo que pone reposo y pausa al exceso de Dumont ante otra preadolescente rebelde e inflamada por la fe como era Juana de Arco. El paralelismo compositivo de las dos pequeñas protagonistas de dos apuestas muy dispares en extensión, contrapone la quietud del campo castellano trasladado a la personalidad calmada de Teresa frente a la explosión de fervor irracional y visionario de la francesa, pero en ambas se aprecian similitudes que no merman la calidad de lo que hace Pérez Sanz con la ayuda de una fotografía especialmente inspirada de Ion de Sosa. Una imagen que parece difuminarse por efecto del calor del verano mientras quienes juegan, realmente, se limitan a seguir las órdenes de la líder del grupo; un juego tonto e infantil pero que proyecta su importancia pensando en la madurez y senectud de esa protagonista que temía no poder llegar a ser santa por culpa de su nombre, pero que ya daba muestras de la fuerza de su escritura. ♦


    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania
    Alemania

    Estrenos

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    En nombre de la tierra

    Inéditas

    Rizoma