Introduce tu búsqueda

La patria perdida
FICX Imatge Permanent
  • [8][Portada][slider3top]
    Cine Alemán Siglo XXI

    Crítica | Teresa

    || Críticas | 68 SEMINCI | ★★★★☆
    Teresa
    Paula Ortiz
    Delirios místicos


    Rubén Téllez Brotons
    Valladolid |

    ficha técnica:
    España, 2023. Título original: Teresa. Dirección: Paula Ortiz. Guion: Paula Ortiz, Javier García Arredondo. Obra: Juan Mayorga. Música: Juanma Latorre. Fotografía: Rafael García. Reparto: Blanca Portillo, Asier Etxeandia, Greta Fernández, Claudia Traisac, Luis Bermejo, Julia de Castro.

    Adaptar una obra teatral no es tarea fácil, puesto que el número limitado de personajes y localizaciones que suele caracterizar a las narraciones propias de esta disciplina puede devenir en un encorsetamiento de la acción y una carencia de ritmo que no haga sino denotar el carácter original de la historia cuando se traslada a la pantalla grande. Los cineastas corren el riesgo de no ser capaces de aunar dos lenguajes artísticos en apariencia opuestos y que el resultado final no sea tanto una película como una obra de teatro filmada. Paula Ortiz, en Teresa, libre adaptación de La lengua en pedazos, del multipremiado Juan Mayorga, ha conseguido sortear todas estas dificultades con bastante éxito, obteniendo, como resultado, una película tan crítica como sugerente.

    En la España del siglo XVI, un inquisidor (Asier Etxeandia) llega al convento en el que vive Santa Teresa de Jesús (Blanca Portillo) para juzgarla por haber promovido una visión del cristianismo menos apegada a los puntiagudos dogmas impuestos desde las altas esferas, por haber abogado por una religión que se acerque a las clases populares, que tenga un lenguaje que sea comprensible para todo el mundo, y en cuyo imaginario la mujer no sea vista como la materialización del pecado, la corrupción y la culpa. Se inicia entre ambos un duelo dialéctico en el que la monja hace un repaso de su vida —desde su infancia consumida entre libros de caballería y juegos con sus padres, pasando por su adolescencia, en la que tuvo que lidiar con el acoso constante de un sacerdote que desconocía el significado de la palabra celibato, y su primera juventud, iluminada por los cuerpos felices de sus amigas, hasta llegar a la aparición de sus brotes psicóticos, su lucha contra una enfermedad prácticamente mortal y su decisión definitiva de tomar hábitos y dedicar su vida a Dios—, describe sus visiones del Santo padre, argumenta en favor de su catolicismo en apariencia utópico y se defiende ante las acusaciones —de bruja, de satánica, de ególatra— que le profiere su inclemente juez.

    Fue Rafael Sánchez Ferlosio quien, en su artículo Cuando patriotismo rima con religión, publicado en El País en 2008, afirmaba que: «Por mi parte, siempre he comentado cómo se equivocaba aquel personaje de Dostoievski que decía: "Si Dios no existe, todo está permitido". Es cuando hay Dios cuando todo está permitido. Así que nadie tan ferozmente peligroso como el justo, cargado de razón». La Iglesia, durante el periodo de oscurantismo que se inició en España con el reinado de los Reyes Católicos, era esa institución ferozmente peligrosa por creerse en posesión de la verdad absoluta a la que hace referencia el autor de El Jarama. Todo aquel que cuestionase o se opusiese mínimamente a sus leyes rígidas como lanzas, a su código moral cerrado y lacerante, a su poder autoritario e irracional, era señalado automáticamente como aliado del «maligno» y, por tanto, cualquier humillación, cualquier tortura, cualquier forma de asesinato era poca cosa teniendo en cuanta que quien lo recibía era un enemigo del benevolente «creador». Santa Teresa de Jesús fue declarada como adversaria de Dios pese a llevar más de veinte años dedicando su vida a la oración, precisamente por haber intentado abrir las ventanas del convento para que entrase algo de aire fresco, por haber intentado traer el progreso a una religión que, precisamente, nació para oponerse a él.

    La idea en Teresa es enfrentar a un personaje que, víctima de una enfermedad clínica, sufre alucinaciones místicas con otro que es la clara representación de un delirio religioso impuesto a la fuerza sobre la sociedad, la divagación esquizofrénica de un grupo de pillos arribistas hecha carne, para que la fuerza del contraste deje en paños menores a la Iglesia católica en particular y a cualquier credo en general. La fuerza expansiva que surge del choque verbal entre monja e inquisidor destroza —metafóricamente— las paredes del convento y deja a la vista de todos las vergüenzas de una religión que ve a la mujer como un ser humano de segunda, pecaminoso y dependiente cuyo único propósito vital debe de ser el de tener hijos; que promueve el desapego material mientras acapara tierras y le cobra un diezmo a un pueblo cuya conciencia anula a través de la sugestión y el miedo; que, en su lucha proselitista, promueve el antisemitismo de forma descarnada. Blanca Portillo y Asier Etxeandia sostienen sobre su mirada toda la carga dramática de una película que se mueve entre la contención y el llanto, entre el primer plano y el tableau vivant. Paula Ortiz, por su parte, esquiva el tono teatral mencionado al principio, poniendo en imágenes las pesadillas de su protagonista, recurriendo a un montaje dinámico que evita, en gran medida, que la tensión narrativa decaiga en las casi dos horas de metraje. A pesar de eso, resulta paradójico que los diálogos, líricos y barrocos, sean más sugerentes que el apartado visual que propone la directora. Ferlosio cerraba su artículo así: «Hay un peligro particular en una guerra en la que es Dios el que tiene el mando. ¿Y si Dios llegase a perder? Esto es impensable para los evangélicos». El tiempo, encumbrando a Santa Teresa de Jesús, ha demostrado lo que sucede cuando Dios pierde.


    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Green Border
    German Film Fest
    Alternativa Pro
    Alternativa Oficiales
    Ex husbands
    El último verano
    Green border Alternativa Ofi

    Estrenos

    Alternativa Pro German Film Fest

    Streaming

    Alternativa OficialesEx husbands
    Ti Mangio
    De humanis El colibrí

    Inéditas