Introduce tu búsqueda

Olga
El acusado Plumas
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    ¿Qué es un showrunner?

    || FORMACIÓN
    ¿Qué es un showrunner?
    Columna TAI - abril




    En las dos últimas semanas nos hemos sumergido en las noches de neón tokiota con Tokyo Vice, nuevo producto HBO que ha devuelto a la primera línea a uno de los directores clave del panorama cinematográfico contemporáneo para esta cabecera y del que pronto presentaremos una serie de artículos muy especial: Michael Mann. El director de Thief (1981), Corrupción en Miami (1985-1989), El último mohicano (1992), Heat (1995), The Insider (1999), Collateral (2004), Enemigos públicos (2009) o Blackhat (2015), es uno de los productores ejecutivos y, además, se reservó ser el director del primer capítulo de la tanda de ocho que componen esta miniserie. Un episodio que contiene todas las señas de identidad de uno de los estandartes del cine digital; también del noir cosmopolita que ha estructurado gran parte de su filmografía. Ver a Mann en los créditos, por la labor que sea, en realidad, es el gran reclamo de un serial con rostros reconocibles –Ansel Elgort, Ken Watanabe, Rinko Kikuchi, Rachel Keller— y una factura técnica de excelente nivel como basamento de esta mirada introspectiva al universo de la Yakuza en los 90, personificada por el periodista Jake Adelstein y basada en su propia investigación en los primeros años de su carrera.

    Aun con todos estos datos, el último nombre que emerge en los créditos de apertura –y el primero en los de cierre— es el de J.T. Rogers. Este galardonado escritor y productor, cuya carrera tiene como principal pilar su enorme éxito en Broadway –hablamos de un ganador del Tony—, es el showrunner de Tokyo Vice –también de otro de los últimos hitos de la plataforma, Oslo (2021), traslación de la obra de teatro que le otorgó el máximo galardón del formato. El/la showrunner es una figura de enorme relevancia en el audiovisual anglosajón y es cada vez más importante en la ficción española. Pero, ¿quién diablos es un showrunner? Una pregunta que resulta pertinente dentro de una cultura que suele cerrar el foco sobre los agentes concernientes a la dirección, la escritura, la interpretación e incluso la dirección fotográfica, y deja a un lado al resto de departamentos. En las series norteamericanas y británicas siempre lo encontraremos acompañado del sobretítulo «created by» (creador por). Digamos, en puridad, que es la figura sobre la que se edifica una producción televisiva y que une todas las teselas que conforman este gran mosaico. Es el motor que aporta la idea, las editoriales estéticas y narrativas, y, a partir de ahí, confecciona el listado de profesionales que darán cuerpo y vida a esa historia en ciernes. El showrunner es alguien más que una entidad directiva, es también el alma creativa de ese proyecto.

    Hace unos días, dentro de la agenda la Escuela de Cine de la Escuela Universitaria de Artes TAI, se celebró un encuentro entre el alumnado y Dani de la Torre, uno de los grandes directores de nuestro país –que, todo hay que decirlo, le ha otorgado un nuevo y valioso enfoque al cine de género patrio— que además ejerce de showrunner de una de las series estrella de este 2022, La unidad, que acaba de estrenar su segunda temporada y ha sido renovada para una tercera por su plataforma base, Movistar+. De la Torre, entre otras muchas cosas, se mostró muy optimista ante el panorama actual para la ficción televisiva española, ya que las plataformas, tanto nacionales como internacionales, creen en la industria española y sus posibilidades de crecimiento. Parte fundamental de todo esto es la formación de profesionales –en Escuela Universitaria de Artes TAI a propósito de ello se cursa el Máster de Producción Ejecutiva—, ya que existe una alta (una enorme) demanda. Una circunstancia que ha permitido que la primera experiencia laboral del becarios y meritorios sea, contra pronóstico, dentro de las dinámicas de las cada vez más grandes producciones televisivas nacionales. Este dato es una muestra más importancia de la cultura dentro de la economía global de un país, ya que aparte de crear contenidos de calidad, genera empleo y réditos directos e indirectos. Algo que no existiría sin la presencia de ese mecenas, económico, ideológico (e idealista) y artístico que coloca la primera piedra para que la magia emerja. ⁜


    * | Artículo que pertenece a una serie de textos creados por EAM en colaboración y coordinación con la Escuela Universitaria de Artes TAI, institución de referencia en la formación en disciplinas artísticas en España con sede en el centro de Madrid y con el mayor campus de artes de España. |

    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Flixolé

    Estrenos

    Flixolé

    #70SSIFF

    Benediction

    Streaming

    Memoria