Introduce tu búsqueda

El caso Villa Caprice
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Películas deportivas no solo emocionantes, también exitosas

    Deportes y emoción

    La competición a través del séptimo arte.

    De las cincuenta mejores películas de deportes en el ránking de IMDb, veintisiete se centran en deportes individuales por los trece que se practican en equipo. Un análisis que deja al boxeo como el deporte estelar, seguido del béisbol y del fútbol americano. Dicho con otras palabras, Hollywood, principalmente, rinde culto a los héroes de los deportes favoritos de los estadounidenses. Dentro del perfil de una gran película deportiva, según IMDb, la mayoría, veinsiete de las cincuenta están basadas en jugadores individuales, de ellas, diecisiete están centradas en deportes profesionales, nueve en eventos de la vida real y ocho de ellas tiene un final triunfal, tal y como recoge la infografía elaborada por el casino online Betway.

    Con el deporte es especialmente importante una historia cautivadora. Sin ella, cualquier intento de película va a parecer solo una compilación de momentos destacados. Esa condición seguramente la reúnen clásicos del deporte a la gran pantalla como Cinderella Man, Invictus, Rocky a lo largo de toda su saga, Million Dollar Baby, Seabiscuit: Más allá de la leyenda y la mismísima Secretariat; estas dos últimas narran las historias de los dos ídolos más importantes de la historia hípica americana. En el caso de Million Dollar Baby, está considerada por muchos una de las mejores producciones del siglo XXI. Y así lo ratificaron sus reconocimientos: cuatro Oscar, incluyendo el de Mejor Película y Mejor Director. Es, por tanto, una cinta imprescindible por su forma de llegar al público y, ante todo, inspirarle y emocionarle. En el de Cinderella Man, basada en una historia real, Russell Crowe interpreta magistralmente a J. Braddock quien, habiéndose retirado ya del mundo del boxeo, vuelve al cuadrilátero para conseguir dinero rápido y poder así sacar adelante a su familia. Una película que destacó y consiguió hasta tres nominaciones a los Oscars, ganó doce premios internacionales y tuvo otras veintidós candidaturas.

    Invictus, traslada el libro de John Carlin «El factor humano» (Playing the Enemy: Nelson Mandela and the Game That Changed the World) y nos ubica tras el excarcelamento de Nelson Mandela y su elección como presidente de Sudáfrica. En el caso de Seabiscuit: Más allá de la leyenda, la historia del mejor caballo estadounidense en tiempos de la Gran Depresión, esta cinta estuvo nominada a site premios Óscar, dos Globos de Oro, dos nominaciones a los Premios del Sindicato de Actores: Mejor Actor de Reparto (Chris Cooper) y Mejor reparto.(Elizabeth Banks, Jeff Bridges, Chris Cooper, William H. Macy, Tobey Maguire y Gary Stevens) y varios reconocimientos más entre los que destacamos la nominación al Grammy por su banda sonora y el premio de la American Society of Cinematographers a la Mejor Fotografía, al Mejor Guion por la USC Scripter Award, a la Mejor Película Extranjera por los Hochi Film Awards y un ASCAP Film and TV Music Award por su Banda sonora.

    En términos generales, estos filmes terminan con el protagonista o equipo ganando el evento que dio sentido a la historia que se narra en el filme. No es posible imaginar ninguna versión de estas cintas en la que no se narren las dificultades que se tuvieron que superar sus protagonistas o lo difícil que ha sido su vida para llegar al estrellato. Eso haría que un clásico de todos los tiempos se convierta en algo mucho menos relevante. No hay dudas de que el deporte puede resultar la base de cualquier gran película deportiva, pero no se trata sólo de eso; también se necesita una historia y personajes carismáticos que cautiven. Sin ellos, sin la agonía ni la épica, solo nos queda eso, simplemente deporte.

    Francisca
    Qué vemos
    Pearl Metamorfosis

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Francisca

    Streaming

    Qué vemos

    Inéditas