Introduce tu búsqueda

Preparativos
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Crítica | Annette

    Ha nacido otra estrella

    Crítica ★★★★★ de «Annette», de Leos Carax.

    Francia, Alemania, Bélgica, Japón, México, 2021. Título original: Annette. Dirección: Leos Carax. Guion: Ron Mael, Russell Mael. Compañías productoras: CG Cinema, Tribus P Films, Scope Pictures, Detailfilm GMBH, Piano, Eurospace Inc., Garidi Films, Theo Films, Arte France Cinéma, Wrong Men, UGC, RTBF. Música: Ron Mael, Russell Mael. Fotografía: Caroline Champetier. Montaje: Nelly Quettier. Diseño de producción: Florian Sanson. Producción: Charles Gillibert, Paul-Dominique Win Vacharasinthu. Reparto: Adam Driver, Marion Cotillard, Simon Helberg, Dominique Dauwe, Kait Tenison, Latoya Rafaela, Rebecca Dyson-Smith, Timur Gabriel, Kevin Van Doorslaer, Devyn McDowell, Ornella Perl, Christian Skibinski, Marina Bohlen, Nino Porzio, James Reade Venable, Charlotte Brand, Colin Lainchbury-Brown, Kristel Goddevriendt, Filippo Parisi, Michele Rocco Smeets, Elke Shari Van Den Broeck. Duración: 140 minutos.

    Es complicado olvidar aquella suerte de intermezzo de Holy Motors en el que Denis Lavant, pertrechado de un acordeón, iniciaba una tonada a la que se iban sumando nuevos músicos que asaltaban el encuadre hasta formar todo un desfile, siempre en movimiento correspondido por un intrincado travelling frontal. Para la escena de apertura de su musical Annette, Leos Carax retoma la jugada. El mismo cineasta aparece dirigiendo una sesión de grabación, hasta que la frase «So may we start?» inicia un número musical en el que intervienen él, los hermanos Mael —los miembros del grupo Sparks, compositores de la ópera rock que moldea la película— y el elenco actoral con Adam Driver y Marion Cotillard a la cabeza. Enseguida, toman las calles de Los Ángeles seguidos por otro complejo travelling y nos sugieren la noción expansiva y contagiosa del espectáculo que comienza a ponerse en escena. Desde estos primeros compases, Carax despliega un maximalismo audiovisual que busca la adhesión al desfile, una onda expansiva que toma la platea con los espectadores por un territorio conquistable —por eso mismo, puede ser una obra muy polarizadora—. En una época de enorme resistencia por parte de las salas, qué mejor que un proyecto que abraza sin ambages el carácter espectacular del cine.

    Porque Annette, antes de todas las lecturas subtextuales que puede suscitar, es una exploración de dos de las posibilidades más mágicas del cine como medio artístico. Por un lado su artificialidad al aire sin miedo al ridículo, la manera de dejar más o menos visible el espacio de la producción —decorados o efectos visuales que se muestran como tales, por ejemplo— sin perder con ello ningún sentido del espectáculo. Por otro lado, el entender las enormes diferencias que existen entre el ritmo cinematográfico y el ritmo musical y el saber combinarlas. Sin desvelar nada del argumento —les recomendamos encarecidamente dos cosas: no lean nada sobre su historia, y véanla en el mejor cine que tengan a mano—, nos remitimos a una de sus secuencias cumbre, rodada en un barco bajo una tempestad que aprovecha la zozobra del escenario, las incursiones del agua y el empleo de decorados irrealistas y transparencias de fondo para levantar un prodigio de la puesta en escena. Si bien cabe añadir que, siendo Annete un espectáculo cinematográfico de magnetismo innegable, es a la par, y sin perjuicio de lo anterior, una película dispuesta a negar continuamente sus propias imágenes. Lo sórdido y lo triste se cuelan en la mayoría de sus escenas, a veces de forma subterránea, a veces dentro de la propia dinámica de los números. La mirada eufórica y la melancólica se vuelven indisolubles. O, si se quiere, lo crítico y lo ideológico contrapesan y a la vez complementan el placer espectatorial.

    Annette, Leos Carax.
    Película inaugural de Cannes 2021.

    «Con Annette, las imágenes de Leos Carax y las palabras y la música de Sparks se han unido en perfecta armonía para entregarnos la verdadera reimaginación de Ha nacido una estrella que merecían estos tiempos».


    En este sentido, Annette se sitúa en la tradición metatextual de las mejores óperas rock para erigirse como espectáculo en sí misma a la par que habla del creador del espectáculo y su desencanto o caída en los infiernos. Carax se arroja sin paracaídas tanto al imaginario más naif del amor romántico —ese «We love each other so much» a dúo entre la pareja protagonista es irresistible— como a los abismos más oscuros de la psique humana —al abismo, precisamente, dedica el protagonista masculino una canción—. Se trata de una dualidad que va a la par con otra entre la alta y la baja cultura, y que el guion confronta entre la condición de cantante de ópera de Ann, la protagonista encarnada por Cotillard, y la de afilado monologuista de Henry, el personaje de Driver. No parece casual que, implícitamente, la película se muestre más próxima a la primera, con la que comparte un amor por el formalismo y el exceso, mientras que Henry termina por encarnar problemáticas muy vigentes sobre los límites del humor, la fugacidad de la fama y los caprichos del juicio público… sin que eso derive en algún tipo de complacencia con el personaje. En el fondo, lo que tenemos es un filme que nos habla de temáticas adyacentes a las artes escénicas propias del siglo XXI con un lenguaje más cercano —pese a que pueda no parecerlo— a los grandes logros del cine clásico del siglo XX, a su trabajo con la artificialidad, la suspensión del realismo y la musicalidad de la imagen. Es decir, que con Annette, las imágenes de Carax y las palabras y la música de Sparks se han unido en perfecta armonía para entregarnos la verdadera reimaginación de Ha nacido una estrella que merecían estos tiempos.


    Miguel Muñoz Garnica |
    © Revista EAM / 74º festival de Cannes


    Quién lo impide
    Pearl Metamorfosis

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Quién lo impide

    Inéditas

    Pearl

    Streaming

    Metamorfosis de los pájaros