Introduce tu búsqueda

  • [8][Portada][slider3top]

    Podcast | 02. Yo anduve con un zombie (1943)

    2. Yo anduve con un zombie (1943)

    Podcast La última flecha


    Quizá la primera obra de cierto éxito en mostrar los ritos y secretos de la práctica del vudú fuera Hayti: or, The Black Republic (1884), del explorador y diplomático Spencer St. John, en la cual se entremezclaba con absoluto desparpajo el canibalismo con la práctica del antiguo culto religioso antillano. El libro que de manera definitiva lo daría a conocer al público mayoritario con todos los tópicos más exagerados y terroríficos que cupiera concebir fue La isla mágica (The Magic Island, 1929), de William Seabrook. Era esta una literatura amarillista, cargada de historias truculentas y bulos enumerados sin pudor, cuyo objetivo primordial consistía en vender ejemplares y, más de fondo, desacreditar el vudú y demostrar la superioridad del hombre blanco. La escritora Inez Wallace incidiría en esta visión con su artículo Yo anduve con un zombie (I Walked with a Zombie, 1943), en el que relata tres casos en los que se confirmaría la existencia de estos muertos vivientes, mano de obra esclava barata para las plantaciones de azúcar en algunos casos, objeto de impías venganzas en otros. Tal vez nadie la recordaría si no fuera porque, justo un año después, la productora RKO decidió hacer una adaptación de una de las breves historias contenidas en él, dejándola en manos del joven y brillante productor Val Lewton.

    Lewton acababa de realizar, junto al director Jacques Tourneur, una barata película de terror que había resultado un gran éxito de taquilla: La mujer pantera (Cat People, 1942). Para su siguiente proyecto, tomó parte del artículo de Inez Wallace y, combinándolo con la idea principal del clásico Jane Eyre (1847) de Charlotte Brontë, volvió a confiar en el elegante buen hacer del director de origen francés. Y juntos nos legaron una de las más fascinantes y sugerentes películas de terror de la historia del cine. A lo largo de su carrera Tourneur dejaría muestras de su magistral hacer en otros títulos, mientras que la breve vida de Lewton no permitiría que se extendiera más allá de catorce películas. Con su magnífico uso de las sombras y la luz, la atmósfera envolvente que se apodera de cada plano con palabras apenas susurradas en la oscuridad, o el sonido lastimero del viento meciendo las cañas de azúcar alrededor de dos jóvenes que avanzan hacia el corazón de lo extraño y lo desconocido, por ende lo aterrador, Yo anduve con un zombie nos sigue estremeciendo por la profunda belleza que emana de cada uno de sus planos y la melancolía que alimenta su conjunto, una película protagonizada por unos muertos vivientes entre los que no todos resultan ser zombies.

    En el segundo capítulo de La última flecha, el podcast quincenal de El antepenúltimo mohicano presentado por Daniel M. Lourtau, Miguel Muñoz Garnica, Emilio M. Luna y José Luis Forte comentarán con rigor jamás exento de pasión esta maravillosa película, compendio de una manera única de entender el cine fantástico y ejemplo de cómo una producción de serie B podía superar a sus hermanas mayores con inteligencia e imaginación.

    Además de en Ivoox, podrán escucharlo en Soundcloud y Spotify.


    Casanova, su último amor

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Inéditas

    Festivales