Introduce tu búsqueda

  • Cómo hilvanar la conexión y la desconexión.
    El hilo invisible, de Paul Thomas Anderson.

    We need to talk about Thelma.
    Thelma, de Joachim Trier.

    Nada dorado puede permanecer.
    Heartstone, de Guðmundur Arnar Guðmundsson.

    El fulgor del melocotón.
    Call me by your name, de Luca Guadagnino.

    Ennio Morricone: En busca de aquel sonido. Mi música, mi vida (Malpaso Ed.)

    Malpaso Ediciones. Encuadernación: tapa dura. Número de páginas: 544. Precio: 26 euros. ISBN: 9788416665471.

    Lo que ha hecho patente el joven compositor milanés Alessandro De Rosa en el completísimo y sugerente libro En busca de aquel sonido: Mi música, mi vida, no es solo acercarnos a la figura inaccesible de Ennio Morricone, sino servir de altavoz para deleitarnos con una exploración fiel y profundamente emotiva del músico. No estamos ante una simple biografía o ni siquiera cerca del terreno siempre resbaladizo de las memorias; las más de quinientas páginas del libro suponen una hermosa concatenación de ideas, anécdotas o apuntes interesantes, dándonos la información necesaria para conocer mejor los intereses y motivaciones de un Morricone autocritico, que repasa de forma exhaustiva los pormenores de una carrera extensa en la que ha participado con éxito tanto de la música absoluta como de la música aplicada para cine o televisión. El libro se estructura en un sencillo formato de entrevista, pero no son más que simples entradillas o apoyos para que Morricone dé enseguida rienda suelta a sus recuerdos. Aquí el compositor romano despliega de manera persuasiva los mecanismos inherentes al oficio del músico, al compromiso que este mantiene consigo mismo y, sobre todo, haciendo hincapié en dos palabras repetidas muchas veces: investigación y experimentación. La música como medio de vida no le hizo nunca perder la integridad y el deseo de acercarse al riesgo. Por eso relata que siempre ha estado muy interesado en el trabajo de los jóvenes, en la valentía con la que estos acometían sus películas. Al tirar de ese hilo podemos entender como sus colaboraciones con algunos de los más grandes directores de nuestro tiempo tuvieron una simiente importante en la predisposición del artista por el compromiso. Bajo esta perspectiva, Morricone cuenta sus primeros trabajos como arreglista en la discográfica RCA, en la que también compuso para cantantes famosos de la época, su llegada al cine de forma (casi) accidental, la llamada de Sergio Leone para que compusiera su famosa trilogía del dólar, la enorme amistad que se fue fraguando entre ambos, y su especial relación personal con las imágenes de directores como Gilio Pontecorvo, Mauro Bolognini, Giuliano Montaldo, Bernardo Bertolucci, Pier Paolo Pasolini, Alberto Lattuada, Elio Petri, Oliver Stone, Brian de Palma, Darío Argento o Giuseppe Tornatore. Enumeramos solo algunos nombres propios aislados de una lista completísima de autores con los que trabajó y de los que se hace hueco el libro de una forma más o menos profunda. En el libro cada repaso musical puede verse como el resultado de un diálogo, destinado a vincular la emoción con la técnica. La mirada concienzuda del maestro nunca cedió terreno a las imposiciones caprichosas de muchos realizadores empeñados en teledirigir el arco musical de sus películas. Su firmeza y constancia sirve de ejemplo para otros compositores que por razones diversas no han podido dirimirse de esa etiqueta de meros apéndices acústicos. Morricone maneja debido al paso del tiempo y la experiencia en el medio una desbordante reflexión de lo que debe significar la música aplicada al cine. En definitiva, En busca de aquel sonido presenta un debate interesante acerca de la dimensión sonora en el relato, sobre el valor plástico y psicológico de una composición que va mucho más lejos del disco, o del fenómeno popular. Morricone nos abre las puertas a una filosofía creativa ahora mismo impensable en el abordaje de las partituras audiovisuales, un viaje a su corazón y sin duda uno de los estudios más fecundos e ilustrativos que se han escrito hasta ahora de un compositor cinematográfico. Una lectura imprescindible.

    David Tejero
    © Revista EAM / Badajoz
    Invitación

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Inéditas

    • Anuario 2017. Una recopilación de lo mejor del curso cinematográfico

      «El 2017 se nos ha hecho viejo y, como cada año, toca volver la vista atrás y echar un vistazo a todo lo que nos ha regalado desde un punto de vista cinematográfico. Es el momento de las siempre controvertidas listas de lo mejor del año. Controvertidas porque nunca llueve a gusto de todos, pero también porque, al fin y al cabo, estamos hablando de consideraciones que, aunque no lo parezcan, se hacen en caliente, bajo el influjo del calor cercano de la sala de cine y las sensaciones que nos ha producido...».
    • Mindhunter: Sympathy for the devil

      «Celebérrimo es el aforismo 149 que Frederich Nietzsche formuló en el capítulo IV de su libro Más allá del bien y del mal (1886): «El que lucha con monstruos debe ir con cuidado para no resultar él mismo un monstruo. Pues si miras mucho a un abismo, el abismo acabará por mirar dentro de ti». A buen seguro, los creadores de Mindhunter tuvieron muy presente esta idea del filósofo alemán a la hora de decidirse a adaptar el libro de John E. Douglas y Mark Olshaker, Cazador de mentes: Dentro de la unidad de élite de crímenes en serie del FBI (1995)...».
    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]