Introduce tu búsqueda

  • Cobertura de la 71ª edición del Festival de Cannes.
    Por Víctor Blanes, Alberto Sáez, Ignacio Navarro & Emilio Luna.

    Siluetas y contornos: intersticios vitales.
    Amante por un día, de Philippe Garrel.

    El acto y el gesto.
    Isla de Perros, de Wes Anderson.

    La paternidad de los fantasmas.
    El león duerme esta noche, de Nobuhiro Suwa.

    Soundtrack: Gold

    Gold Soundtrack

    He de reconocer que tengo especial debilidad por la música de Daniel Pemberton. Desde sus, no muy lejanos, comienzos el compositor británico ha mostrado una enorme capacidad de adaptación al lenguaje musical del cine alejándose de muchos de sus coetáneos gracias a una virtuosa energía que ilustra con entusiasmo en cada nueva partitura. Pemberton imita modelos de músicas anteriormente definidas dentro de un contexto contemporáneo condenado a la prescripción y a la industrialización sonora. Por eso mismo, y dado su especial talento para el revivalismo, constata una de las vías más plausibles dentro del panorama actual de la banda sonora. Su último trabajo, Gold, emerge como eficaz amalgama de estilos en paralelo con su debilidad por los sonidos pop y un alto grado de posmodernidad en el uso de la música sintética. El score abre con una solemne melodía de tejido turbio (“I dream of gold”), para ambientar lo que después será una gran variedad de temas albergando numerosos matices de una composición fresca, ágil y dinámica de ritmo trepidante y de impecable factura técnica. Destacar el soberbio track “At the sound of the bell”, en el cual sorprende con una curiosa aproximación al “funky sound” de las películas de artes marciales compuestas, entre otros, por el veterano Lalo Schiffrin (la mítica Operación dragón). Guarda una colorista conexión con ese cine popular de género que va desde los orientalismos exóticos de los años 70, hasta el spaghetti western, o lo “morriconiano” (el uso de la batería y guitarra recuerda a la notable The Man from U.N.C.L.E), pasando por las texturas urbanas y atmósferas típicas del noir (las piezas “The New York jungle”, o la vibrante “Minecraft”). Estimulante soundtrack que escapa de convencionalismos recreando una extensa y ambivalente colección de matices aportando, no solo cierta sofisticación, sino un delicado e intenso aire melancólico (mandolina para el triste “The disappearance of Michael Acosta”). Una partitura compleja que corre el riesgo de pasar desapercibida dada su escasa repercusión en las taquillas norteamericanas y la importancia, más o menos destacada, de canciones comerciales en la película (Iggy Pop, New Order, Joy Division, etc.…). La banda sonora de Gold es motivo suficiente para seguir confiando en el desarrollo de Pemberton (la inminente King Arthur, de nuevo junto al realizador Guy Ritchie, es una de las más esperadas del año), y en su familiaridad con una música capaz de perpetuar hoy una impronta personal, entusiasta, apasionada, nada que ver con el aburrido y desolador paisaje que sufre la música del audiovisual. (★★★★★)

    Tracklist

    1. Dream of Gold (1:32)
    2. Economy, Turned (1:55)
    3. The Ring of Fire I – The Prospector (2:12)
    4. At the Sound of the Bell (3:59)
    5. Upstream, Days Kensana (1:38)
    6. Minecraft (2:50)
    7. Indo (1:48)
    8. Vintage Visa (1:27)
    9. Dream House (1:18)
    10. The New York Jungle (2:47)
    11. Hey, It’s Me (2:25)
    12. Sickness (1:35)
    13. You’ve Never Felt It (0:58)
    14. The Golden Pickaxe (2:56)
    15. The Ring of Fire II – The Partner (1:14)
    16. This is the F.B.I. (2:24)
    17. It’s Gone (2:18)
    18. Taped Questioning (2:14)
    19. The Disappearance of Michael Acosta (3:43)
    20. The Ring of Fire III – The Reveal (3:21)
    21. Blue Skies (2:31)
    22. Keep Digging (2:20)


    Invitación

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Inéditas

    • Anuario 2017. Una recopilación de lo mejor del curso cinematográfico

      «El 2017 se nos ha hecho viejo y, como cada año, toca volver la vista atrás y echar un vistazo a todo lo que nos ha regalado desde un punto de vista cinematográfico. Es el momento de las siempre controvertidas listas de lo mejor del año. Controvertidas porque nunca llueve a gusto de todos, pero también porque, al fin y al cabo, estamos hablando de consideraciones que, aunque no lo parezcan, se hacen en caliente, bajo el influjo del calor cercano de la sala de cine y las sensaciones que nos ha producido...».
    • Mindhunter: Sympathy for the devil

      «Celebérrimo es el aforismo 149 que Frederich Nietzsche formuló en el capítulo IV de su libro Más allá del bien y del mal (1886): «El que lucha con monstruos debe ir con cuidado para no resultar él mismo un monstruo. Pues si miras mucho a un abismo, el abismo acabará por mirar dentro de ti». A buen seguro, los creadores de Mindhunter tuvieron muy presente esta idea del filósofo alemán a la hora de decidirse a adaptar el libro de John E. Douglas y Mark Olshaker, Cazador de mentes: Dentro de la unidad de élite de crímenes en serie del FBI (1995)...».
    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]