Introduce tu búsqueda

  • [8][Portada][slider3top]

    Homesick (De Nærmeste), de Anne Sewitsky

    Homesick (De Nærmeste)

    Romance incasto


    Tras el buen sabor de boca que dejó el año pasado en la World Cinema Competition de Sundance Eskil Vogt con Blind, todas las miradas este año iban hacia la representante noruega de esta entrega: Anne Sewitsky. La joven directora oslense retorna a Utah tras la buena acogida de su ópera prima, Siempre feliz (Happy Happy, 2010), ganadora del Gran Premio del Jurado de la nombrada categoría foránea. Lo hace con De Nærmeste (Homesick), un psicodrama sobre el encuentro y posterior romance entre dos hermanos que llevan toda su vida separados. Amor, lujuria e incesto para una propuesta que no ha sido del todo bien recibida en Park City. Principalmente, porque a la prensa norteamericana no le ha hecho gracia que una historia de tanto potencial se centre en su lado más tierno y no en el más oscuro. Lo que sí se ha alabado es la excelente interpretación de su actriz protagonista, la casi debutante Ine Marie Willmann –con cierto parecido a Kate Hudson—. Junto a ella, Simon J. Berger (Hotell), Anneke von der Lippe (Aguas turbulentas), Silje Storstein (El mundo de Sofía), Oddgeir Thune y Kari Onstad (I Belong). Nordisk Film Distribution estrenará la cinta en Noruega el 27 de marzo. TrustNordisk posee sus derechos internacionales. Les dejamos con un par de extractos de prensa y el excelente primer tráiler. Fuente: Cineuropa / Emilio Luna.

    Sus personajes un poco sosos y desdibujados carecen de vidas internas y externas interesantes, por lo que su situación parece en última instancia, extrañamente intrascendente. Se deja ver pero es poco probable que despierte el entusiasmo de la crítica. Variety.

    Sensual aunque algo torpe, sufre de un guion excesivamente sesgado pero cuenta con una estupenda interpretación central. The Hollywood Reporter.

    Publicidad

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Inéditas

    Panorama

    Clásicos