Introduce tu búsqueda

  • Un hombre bueno es difícil de encontrar.
    Tres anuncios en las afueras, de Martin McDonagh.

    Una carta de amor.
    «Loving Vincent», de Dorota Kobiela.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Crítica | Muerte de una sombra, de Tom Van Avermaet

    Dood van een Schaduw, de Tom Van Avermaet

    Es la hora

    crítica de Muerte de una sombra | Dood van een Schaduw, de Tom Van Avermaet, 2013
    Mejor Cortometraje en los European Film Awards 2013

    La personificación de la muerte siempre ha estado rodeada de un inquietante atractivo que, por el terror al propósito primordial de su aparición, la ha llevado a ser asociada, y en ocasiones incluso confundida, con el oscuro averno. Lo cierto es que esta alegoría antropomórfica, vestida con toga negra, parece disfrutar del halo misterioso que la envuelve mientras pasea su guadaña ante los sumisos moribundos, que aceptan pesarosos sus incuestionables sentencias. Con Muerte de una sombra, el director Tom Van Avermaet presenta una Parca convertida en coleccionista de arte, tan elocuente como siempre, aunque puede que algo más acomodada, dedicada a la proliferación de su insólita colección, una galería de los horrores que bien podría haber salido de la pluma del sin par Edgar Allan Poe. Avermaet, que no deja de recoger premios a su paso por los diferentes festivales en los que ha presentado su cinta, entre ellos los prestigiosos Premios del Cine Europeo, fue nominado también al Oscar al mejor cortometraje en 2012. Gran parte de su éxito se debe al sensacional Matthias Schoenaerts, el protagonista de De óxido y hueso, que trenza otra estupenda actuación interpretando al marchante de este cliente tan particular.

    Nathan Rijckx es un soldado que ha quedado retenido en el purgatorio a la espera de cumplir con un pacto que va en contra de todas las leyes humanas y divinas. La muerte le ofrece una alternativa a su fatal destino, gracias a la cual podría regresar al mundo de los vivos, pero primero tendrá que capturar las sombras de 10.000 personas en el instante en el que exhalan su último aliento. Sin duda, nos encontramos en el momento histórico más apropiado para incrementar exponencialmente la funesta colección que el Ángel de la muerte atesora: la Primera Guerra Mundial, cuando las defunciones son tan numerosas como las diferentes causas que las provocan. Nathan no está dispuesto a pasar la eternidad atormentado por el recuerdo de un amor que surgió de improviso instantes antes de su fallecimiento, por lo que acepta el trabajo. El problema vendrá en el punto que alcanzado su objetivo y libre de su obsesión, el resultado no termine siendo tan satisfactorio como había soñado, llevando al protagonista a un examen de conciencia en el que tendrá que demostrar el sacrificio que está dispuesto a realizar en aras del amor y la redención. Aleksandr Nikoláyevich Afanásiev nos mostró con su cuento El soldado y la muerte, que posteriormente sirvió de inspiración para la genial novela de Saramago Las intermitencias de la muerte, que para que el mundo funcione correctamente, la vida es tan necesaria como la ausencia de la misma. Hipótesis que vuelve a reflejar este realizador y guionista de origen belga, que sorprende con esta historia visualmente deslumbrante al más puro estilo steampunk de engranajes ruidosos y maquinaria pesada, similar a la estética retro-futurística que Fritz Lang utilizó en Metropolis, 1927. Esas ruedas dentadas que funcionan milimétricamente durante los 20 minutos de metraje, originarán una simpática frivolidad final de nuestro oscuro protagonista, que cerrará el filme por medio de una licencia poética que certifica el buen gusto y la soberbia del coleccionista de sombras. | ★★★|

    Alberto Sáez Villarino
    Dublín (Irlanda)

    Bélgica. 2012. Título original: Dood van een Schaduw. Director: Tom Van Avermaet. Guion: Tom Van Avermaet. Productora: Serendipity Films / Perspective Films. Fotografía: Stijn Van der Veken. Música: Raf Keunen. Montaje: Dieter Diependaele. Intérpretes: Matthias Schoenaerts, Laura Verlinden, Peter van den Eede, Benjamin Ramon.

    Muerte de una sombra, Tom Van Avermaet

    )
    Tierra de Dios

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Inéditas

    • Mindhunter: Sympathy for the devil

      «Celebérrimo es el aforismo 149 que Frederich Nietzsche formuló en el capítulo IV de su libro Más allá del bien y del mal (1886): «El que lucha con monstruos debe ir con cuidado para no resultar él mismo un monstruo. Pues si miras mucho a un abismo, el abismo acabará por mirar dentro de ti». A buen seguro, los creadores de Mindhunter tuvieron muy presente esta idea del filósofo alemán a la hora de decidirse a adaptar el libro de John E. Douglas y Mark Olshaker, Cazador de mentes: Dentro de la unidad de élite de crímenes en serie del FBI (1995)...».
    • Anuario 2017. Una recopilación de lo mejor del curso cinematográfico

      «El 2017 se nos ha hecho viejo y, como cada año, toca volver la vista atrás y echar un vistazo a todo lo que nos ha regalado desde un punto de vista cinematográfico. Es el momento de las siempre controvertidas listas de lo mejor del año. Controvertidas porque nunca llueve a gusto de todos, pero también porque, al fin y al cabo, estamos hablando de consideraciones que, aunque no lo parezcan, se hacen en caliente, bajo el influjo del calor cercano de la sala de cine y las sensaciones que nos ha producido...».
    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».

    Festivales

    Premios

    Extras

    [12][Trailers][slider3top]