Introduce tu búsqueda

German Film Fest
Eismayer Alma viva
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Entrevista | Mar Coll, directora de 'Todos queremos lo mejor para ella'

    Mar Coll

    fecha| domingo 20 de octubre, Valladolid. 
    entrevista| Álvaro Martín.

    Mar Coll es uno de esas personas que pueden considerarse atractivas, magnéticas, absorbentes. La joven catalana atrapa porque sus palabras salen de su boca con la misma pasión con la que rueda sus películas o escribe sus guiones. A pesar de su juventud y de su todavía escasa filmografía, tiene las ideas claras y una facilidad verbal digna de elogio. Una persona cercana y sonriente que cuenta historias sobre la búsqueda de la felicidad desde una óptica distinta, real y cotidiana. La entrevista es el día posterior al estreno de su película abriendo la Seminci. Se la nota feliz, emocionada y con ilusión ante el nuevo proceso en el que se está embarcando de nuevo.


    Yo no sé cuantas entrevistas llevas...

    (Ríe) Hoy tres, tranquilo, hoy ha sido mucho más relajado, ayer fue el momento de locura, de giro por las mesas y tal… pero bueno también es divertido porque estas muy nervioso ya que pasas la película por la noche y no sabes cómo va a ir. Esto es una forma de pasar el día sin pensar mucho, osea, pensando pero sin tener que ocupar tu tiempo, porque ya tienes la agenda llena y como que se te pasa volando… Ir a cambiarte, pum, y ya el pase. Está bien.

    Lo primero que quería comentarte es que más que preguntarte acerca de la película, que ya has dicho mucho de ella, quiero preguntarte acerca de Mar Coll y de cómo es el proceso de hacer películas que lleva. Tú eres uno de los emblemas de la ESCAC (Escuela de cine de Cataluña), aunque suene muy raro decirlo así (Mar ríe). Sin embargo, a la ESCAC se relaciona habitualmente con todo lo contrario de lo que tú haces, me explico, cuando se piensa en la ESCAC se piensa en Bayona, en efectos especiales, explosiones… cine comercial por así decirlo. Entonces ¿Cómo de determinante ha sido la ESCAC para darte esa creatividad a ti como directora, o si realmente es algo tuyo que te has querido apartar un poco de la línea general que llevan a nivel de ideas?

    No, yo creo que he aprendido mucho de toda esta filosofía de esta escuela que esta como tú dices mucho mas focalizada sobre el oficio del cine y todo lo técnico que tiene. Y no solamente lo técnico a nivel de iluminación, sonido y todo esto, sino también lo técnico a nivel de narrar una historia, de escribir un guión. Y eso no está para nada reñido con tener una sensibilidad que vaya hacia un lado o hacia el otro y que te guste una manera u otra de contar una historia. Lo que te da la ESCAC son herramientas y no te determina para nada. Yo lo sé porque ahora soy profesora de la ESCAC y los alumnos pueden proponer el proyecto que les dé la gana siempre, nosotros simplemente sí que insistimos mucho en que sean rigurosos a la hora de contar las historias.

    Pero en festivales, los cortos que se ven de la ESCAC, los de fin de grado por ejemplo, no se parecen en nada al que hiciste en su día. La mayoría no son para nada de ese rollo, no son tan de autor… entonces, ¿por qué crees que se tiende más hacia ese lado del cine, no ya en la ESCAC sino en general, de la gente que empieza que tiende a hacer algo comercial?

    Yo creo que mas que comercial lo que quieren los alumnos es aprovechar esta carta de presentación para hacer algo espectacular, que llame la atención. Y para ellos pues, por ejemplo, poner caracoles gigantes bajan por las ramblas, que no lo he visto ese corto (ríe), es una forma de llamar la atención. Quizás es verdad que en el mundo del cortometraje, o en el del largometraje también, tener algo que destaque en la película, un hecho diferencial es útil para empezar. Y yo creo que lo ven así, quieren hacer algo espectacular, que llame la atención, que les abra las puertas, es como que tienen que aprovechar la plataforma.

    Todos queremos lo mejor para ella, apertura de la Seminci

    Que directamente es ir a buscar público…

    Bueno, es ir a buscar repercusión. Porque el mundo del cortometraje tampoco es ir a buscar público ¿no? Es ir a llamar la atención. Además los referentes que tienen los alumnos en la ESCAC son referentes muy relacionados con el cine americano. Y también es verdad que dentro de los cien alumnos que hay, directores hay doce. Es decir, hay otras ochenta y ocho personas que también empujan para hacer proyectos donde puedan lucirse.

    ¿Te ves haciendo un cine más grande, de mayor presupuesto, más comercial? ¿O prefieres seguir centrada como has estado hasta ahora en estas dos películas?

    [Medita]

    Osea, ¿hacia dónde quieres enfocar tu carrera?

    Eso es un tema muy interesante porque yo de entrada estoy abierta a cualquier cosa, estoy abierta a hacer lo que quiera hacer. No me limito a: “siempre voy a hacer este tipo de cine” o “no quiero tener mucho dinero para hacer una película”. Eso sería raro decirlo (ríe). O nunca voy a adaptar un texto de otro, nunca voy a hacer un proyecto de encargo… Yo no sé donde me va a llevar la vida, no sé si quiera si voy a seguir haciendo películas para toda la vida. No sé ni si voy a querer, ni si voy a tener la oportunidad. Y tampoco me gusta pensar en mi carrera de cara a tener una estrategia de qué paso quiero dar. Lo que pienso que es tóxico es intentar intentar encaminar tu carrera como para satisfacer unas expectativas o como para tener una llegada más X o Y. Al menos en mi caso yo no lo veo así, para mí el cine es otra cosa. Y el cine que me gusta, además, también tiene que ver con esto, cuando disfruto de una película es cuando veo que está hecha con una implicación por parte de la persona que la hace y eso no tiene que ver con el tamaño. "Lo imposible" yo creo que es una película que está hecha con una implicación por parte de la persona que la hace. Se nota que él (Bayona) se cree lo que está contando. Son películas que están hechas con el corazón, no las que están hechas con una estrategia de: me voy a hacer cine de autor, por ejemplo, voy a hacer una película de autor y no va a pasar absolutamente nada, y no voy a mover la cámara y va a ser la hostia de rara. Cuando haces esto me parece que es impostar, lo peor que te puede pasar. Yo me dejo llevar más por las emociones de lo que me apetece hacer que por la cabeza. Y creo que es más sano.

    En tu filmografía tienen mucha importancia los papeles femeninos y la familia. Yo no sé si esto te viene de alguna influencia, de algún director, si es lo que tú sientes que quieres hacer por lo que hayas leído, por lo que hayas vivido… ¿De dónde viene tu interés por estos temas? 

    Es verdad. Quizás el tema de los personajes femeninos no se ve mucho porque no hay mucha representación femenina. Obviamente si hubiera una situación más equiparada se vería más. Y me sale de una forma completamente natural, no tiene nada de reivindicativo. Simplemente cuando escribo me proyecto en el personaje, en la protagonista, de alguna u otra manera, pues claro, obviamente me es más fácil proyectarme en una mujer que en un hombre. Pero me interesa también… (Ríe) Ahora quizás me interesaría meterme en la piel de un tío porque si me parece también un mundo interesante.

    Todos queremos lo mejor para ella

    ¿El tema de la familia?

    Yo pienso que las relaciones afectivas tienen mucho peso en nuestra cotidianeidad, son determinantes en nuestra felicidad. Y que nos gusta mucho, al menos a las mujeres, entenderlo, para entender porque reaccionamos de una u otra manera, por qué somos como somos, porque estamos bien o mal. Yo creo que muchas lo relacionamos con la pareja, amigos, familia, con todas las relaciones.

    Como que la mujer es más sensible a esos temas ¿no?

    Puede ser que la mujer sea más lúcida...


    Más inteligente emocionalmente

    Exacto. Entender cómo se manejan las emociones, tiene más lucidez, y quizás aborda el tema mejor. Pero bueno, igual es un tópico, yo también la mayor parte de las cosas que he aprendido sobre las relaciones en los libros y en el cine probablemente las he aprendido de los hombres. Quiero decir que también hay hombres sensibles.

    ¿No son todos caza ballenas y toreros?

    No. (Ríe)

    Pregunta del millón: ¿Cuál es tu opinión sobre la situación cine español, sobre todo para películas de autor?

    Pues yo creo que es un mal momento para este tipo de películas, me parece que estamos viviendo un momento de cambio, de reestructuración del sector. Es un momento traumático porque cuando ocurre algo así siempre es traumático. Concretamente se han dado muchas bajas en la distribución y en la exhibición. Pero por otro lado pienso también que se consume mucho cine.

    Todos queremos lo mejor para ella

    Más que nunca de hecho.

    Exacto. Entonces pienso que en ese sentido hay que ser optimistas, se van a seguir haciendo películas, se van a seguir viendo, de otras maneras, con otros formatos, otro tipo de películas, más cortas, más largas, en series… Que son películas igual. Yo no veo que el cine tenga que limitarse exclusivamente a un formato de noventa minutos proyectado en una sala de cine, me parece que es muchísimo más amplio y que vamos hacia algo mucho más enriquecedor, si tienes tiempo y paciencia de ponerte a ver las cosas. En ese sentido sí que soy optimista. Lo que pasa es que ahora justamente hay que ver la manera de que sea rentable, de que se pueda hacer… Creo que la gente va a terminar entendiendo que lo que le interesa, lo que quiere consumir, ¿lo tiene que comprar no? (Ríe) Para que haya más. Y creo que la gente lo entiende. Yo conozco muchísima gente que se baja cine por internet que en el momento en que han salido las páginas como Filmin u otras de este estilo se han abonado rápidamente porque ofrecen además un servicio que no te ofrece estar tu navegando, buscando al espanto. Estás en una página de la que te fías, que tiene un sello, que confías en lo que te dice, que además tiene más contenidos… Y lo mismo las salas de cine, me parece que tienen que ser otra cosa, tienen que ofrecer algo más que lo que te ofrece la tele de tu casa.

    Para poder competir.

    Así es. Algo más completo: que lo relacionen con otros contenidos, que sea más transversal, que se relacione con otros sectores de la cultura, que inviten a los directores… La sala de cine tiene que ser un espacio mucho más completo.

    ¿Público?

    Exacto. Hay que fidelizar al espectador, que tenga una programación, que tenga un sentido, que se vea una persona detrás de la programación. Y hay algunos experimentos que se están haciendo ahora en este sentido muy interesantes, mucho más interesantes que los cines de siempre, como es una sala en Barcelona que se ha abierto ahora, el Zumzeig, que hace una programación especial, tiene un bistró dentro del cine…

    Todos queremos lo mejor para ella

    ¿Cosas nuevas?

    Sí, cosas nuevas. Y luego lo que sí que es verdad es que si bien soy como optimista de cara al futuro respecto a esto, si que soy un poco más pesimista respecto a la crisis…(piensa), a la decadencia de los valores promovidos; o no sé si promovidos pero que se reflejan en la actitud del gobierno respecto a la cultura. Me parece muy grave que finalmente se vea por las declaraciones que hacen, que ellos ven la cultura como algo accesorio, como entretenimiento y no como un pilar de la sociedad, algo que nos hace mejores personas, más felices, más libres, que nos hace más dinámicos, y mas dinámicos me refiero no solamente a mas dinámicos a nivel cultural, sino que la gente que consume cultura puede ser más dinámica a nivel empresarial, de ciencia… Creo que una sociedad sana es aquella que culturalmente lo refleja y si no lo refleja es que tiene un problema, se está estropeando, se está pudriendo, se está corrompiendo y se está yendo a pique. Y me preocupa que el gobierno no lo vea como algo fundamental, y no lo maneje como un asunto propio, cuando ves las declaraciones del ministro de Hacienda, como que el cine es de mala calidad, como si no fuera su problema. Como si no formara parte de su trabajo que fuera de buena calidad. Si es de mala calidad es tu responsabilidad.

    También es que muchas películas de estas pequeñas son las películas que realmente habría que apoyar en vez de basarte únicamente en el éxito popular de una película. Realmente las cintas que tienen éxito no necesitan tanto apoyo, las películas con una o varias estrellas… ¿No crees que habría que centrarse en apoyar eso, películas más pequeñitas, mas de autor, menos rentables económicamente?

    Sí. Yo pienso que hay una parte del cine que el estado tiene que cuidar, que forma parte de la voz de un país. El éxito es muy relativo, el éxito no depende solo de la taquilla. Una película como la que puede hacer por ejemplo Isaki Lacuesta, "Los pasos dobles", quizás la recaudación es casi nula, muy floja, pero sin embargo gana un gran festival (San Sebastián), se pasea por el mundo, se proyecta en Nueva York o en Londres… y eso es promoción de nuestro país, el cine es nuestra carta de presentación. Si no tienes cinematografía no eres nadie, no saben quién eres. Almodóvar ayuda a que la gente sepa qué es España, de una manera o de otra, que existe en el mundo, te sitúa. Todo estos artistas, esta gente que hace este tipo de cine, que quizás no es el más comercial pero sí el que tiene más prestigio, el que gana premios, que se pasea por aquí por allá, pues esto se tiene que apoyar. Y también, no solamente este cine, también entiendo que tiene que haber una industria, no solamente por la gente que vive de la industria, que es muchísima, sino también porque el cine no tiene que ser algo exclusivo.

    Dices elitista.

    Sí. No tiene que ser algo elitista como lamentablemente se han convertido otras expresiones artísticas. Esta catarsis del cine, o del teatro, tiene que ser algo popular, tiene que ser algo que la gente pueda acceder. Creo que todos nos merecemos un cine español.

    Todos queremos lo mejor para ella

    ¿Y no crees que es elitista no solo desde el punto de vista de público, sino también del creador? ¿No te parece incluso ahí más elitista?

    No yo creo que el cine es un abanico en el que cabe todo. Lo único que digo es que se tiene que proteger el cine de prestigio que, quizás, no está pensado para interesar a mucha gente pero que es de calidad. Y también me parece que tiene que haber una industria de calidad para todo el mundo. Y ayudar al espectador a que le llegue. El espectador se ha alejado del cine porque no le han dejado. Yo sé que hay un montón de películas que tienen un público potencial mucho mayor que el que realmente termina yendo a la sala. Yo cuando les digo a mis padres que van al cine de tanto en tanto, “tendríais que ver esta película”, ni se han enterado de que existe y ya la han quitado cuando se lo digo. Y sé perfectamente que les gustaría, entonces me pregunto: ¿esto es un boicot a este cine? Me parece que hay que ayudar al espectador a que vaya porque si lo vas alejando de este producto y lo vas dirigiendo solamente a ver otras cosas, que vienen de fuera además, es que eso no es inteligente como política. Todo lo que ha pasado con la exhibición en general ha sido dramático, no hemos sido eficaces en las políticas. Los distribuidores siempre han optado además por la opción más conservadora que es subir el precio. Los últimos quince años todo ha ido encaminado hacia el fatal. Yo creo que hay un público potencial para un tipo de cine mucho más amplio del que realmente termina yendo a la sala, porque no tiene tiempo, porque no se entera, porque no hay repercusión mediática…

    Repercusión mediática sobretodo. Yo lo comentaba esta mañana con alguien de la organización de Seminci, y es que el mismo festival tiene cada año menos repercusión mediática. El año pasado al menos la gala innagural la retransmitió televisión española, ayer ni eso. Y si ya un festival importante tiene cada vez menos, entonces las películas…

    ¡Claro! Y además forma parte de una política orquestada. No es casualidad que nos encontremos en esta situación. No interesa para nada dar voz a todas estas ideas. Vamos hacia la catetización del público, ya no se le facilita el acceso al cine quizás más interesante, o una cosa media, tampoco te hablo de un cine especial…

    Sí, a un cine variado, a un cine distinto.

    Exacto. Un cine lo que dices, heterogéneo. Que realmente puedas competir un poco con un cine más comercial, que te den chance de decir hola, porque es que no cabes.

    Esta revista la lee mucha gente que está empezando a hacer cortos, que está dando sus primeros pasitos en el mundo del cine. ¿Algún consejo que puedas dar que no sea el típico cliché de hacer cortos y hacer más cortos?

    (Ríe) Es que está todo más dicho… Voy a ser cliché pero es que creo que es así: Hacer las cosas con pasión, con implicación, haz algo que te importe, porque si no llega a ninguna parte como mínimo te lo habrás pasado bien, además esto se nota en una película. Trabaja y diviértete. Son los consejos que te puedo dar. Trabaja mucho y se súper exigente porque es muy difícil. Si dando el máximo muchas veces no llegas sino das el máximo ya imagínate. Si das el máximo como mínimo tienes una oportunidad. Trabaja mucho y hazlo con pasión, y diviértete. Que se note: es una fiesta aunque estés rodando un drama.

    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Ti mangio
    De humanis
    El colibrí

    #Cannes2023

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí

    Estrenos

    Las ocho montañas

    Streaming

    Contadores