Introduce tu búsqueda

Totem
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Sarajevo 2013 | Octava jornada

    Ali ha gli occhi azzurri

    DESGRACIADA JUVENTUD

    crónica del octavo día en Sarajevo 2013 | Críticas de Wolf, Alì tiene los ojos azules, El intervalo y The Broken Circle Breakdown.

    Tras la excelente jornada anterior, esta penúltima jornada ha sido una suerte de bajón, sobre todo por haber padecido en competición la insufrible Wolf (Bogdan Mustață). Con ésta cabe dar por concluido el contenido de la sección oficial de largometrajes de ficción de este año, y el nivel con el que nos hemos encontrado ha sido bastante flojo. Por lo demás el día ha estado dominado por la producción italiana al poder verse Alì tiene los ojos azules (Claudio Giovannesi, 2012) y El intervalo (Leonardo di Costanzo, 2012), dos interesantes propuestas que reflejan bastante bien un cine típico de su país. Y finalmente, el incidente de turno diario ha ocurrido esta vez por fuerza mayor, concretamente por la lluvia más o menos constante que ha caído en la segunda parte del día y que ha obligado a retrasar indecentemente algunas proyecciones nocturnas. Y digo indecentemente porque la que tenía prevista de The Broken Circle Breakdown (Felix Van Groeningen, 2012) ha empezado a las 23:15 en vez de a las 21:15. En cualquier caso esta vez sí he podido asistir a la misma y, como detallaré a continuación, ha valido la pena.

    Lupu

    WOLF

    Lupu
    de Bogdan Mustață
    Intérpretes| Mihai Vasilescu, Ada Condeescu, Costel Cascaval
    Rumanía
    Selección Oficial | Competición

    Esta película se parece bastante a With Mom (Faruk Lončarević) tanto en la forma y el fondo como en la calidad final, aunque en gran medida resulta incluso más desconcertante. La historia gira aquí en torno a los trastornos de un chico que debe confrontar la reciente muerte de su padre, sustituyendo en aquella otra película a la chica que confronta la inminente muerte de su madre, por lo que en cierto modo este enfoque juvenil aparece como tema recurrente en esta 19ª edición del certamen. En este caso el protagonista desempeña su misión nuevamente con escasos diálogos, casi nula expresividad y un comportamiento indeciso y frecuentemente inexplicable. Pero lo malo es que el actor que lo encarna no tiene la madurez en su formación ni la profundidad en la mirada que tenía Marija Pikić, e interpreta más bien a un adolescente un poco tontaina con el que no se sabe muy bien si se debe empatizar o no. En realidad la cinta tiene un comienzo intrigante y una composición en ocasiones sugerente, como la que nos muestra a los personajes que se mueven alrededor del protagonista detrás del vidrio de las puertas, acentuando el aislamiento y la desconexión de aquel con la realidad que lo rodea. Pero para encontrar estos detalles hay que rascar bastante en un metraje que decae progresivamente hacia un surrealismo cutre e ingenuo, alejado de las cualidades visualmente llamativas y estéticamente absorbentes que exige toda película surrealista que se precie. Aquí en cambio se suceden y reiteran acontecimientos extraños pero vanamente simbólicos entre las cuatro paredes de un edificio gris y anodino. Y de esta forma se va perdiendo el ya escaso interés que se podía tener en el oculto sufrimiento de este pobre chico, dando lugar al aburrimiento cada vez más exasperante e imperdonable. Pues si se sigue produciendo y exhibiendo aquí cine de este tipo, las reacciones negativas acaban siendo acumulativas y sobre la última película pueden recaer las descalificaciones más severas. ★★★★

    Ali ha gli occhi azzurri

    ALÌ TIENE LOS OJOS AZULES

    Ali ha gli occhi azzurri
    de Claudio Giovannesi
    Intérpretes| Nader Sarhan, Stefano Rabatti, Brigitte Apruzzesi, Marian Valenti Adrian
    Italia
    Sección Kinoscope

    El dúo italiano del día se ha iniciado con este sólido drama sobre la amistad de dos delincuentes en potencia: Nader y Stefano (los mismos nombres de los actores que los interpretan). El primero pertenece a una familia egipcia musulmán que ha emigrado al país transalpino, pero Nader ya ha nacido en él y se niega a compartir hasta el extremo las creencias religiosas de su madre, que desaprueba su relación con la bella Brigitte. Por su parte, Stefano es un rebelde chico italiano al que su novia ha dejado, y cuando ve a alguien bailar con ella en una discoteca, lo apuñala. Entonces ambos amigos se ven metidos en un lío porque compatriotas de la víctima van tras ellos y saben donde viven y van al colegio, por lo que gran parte de la trama a partir de ahí transcurre en la calle. Y es entonces cuando aparece el calado social más significativo de esta cinta, que casi sin pretenderlo nos está hablando de varios temas calientes del mediterráneo europeo como son su inmigración, su marginada pobreza o sus minorías religiosas. Para ello Giovannesi desarrolla la narrativa con paciencia y sentido común, confiando en la emoción que pueda emanar de sus jóvenes personajes y en la sutil intensidad que proporciona su retrato gris y perceptivo. Pero por lo demás la película tampoco resulta memorable ni desde un punto de vista estético ni desde uno narrativo, alargando quizás innecesariamente algunos segmentos y desviando un poco el rumbo del que se supone que es el mensaje que quiere transmitir. ★★★★★

    L'intervallo

    EL INTERVALO

    L'intervallo
    de Leonardo di Costanzo
    Intérpretes| Francesca Riso, Alessio Gallo, Carmine Paternoster, Salvatore Ruocco
    Italia, Suiza & Alemania
    Sección Kinoscope

    La segunda película italiana del día también tiene el foco puesto en la juventud, y en concreto en un chico y una chica reunidos en un edificio abandonado en el que el primero debe vigilar a la segunda durante un día, esperando la llegada de un jefe mafioso que debe resolver un asunto con ella. Pero hasta que no se nos dan más datos sobre dicho asunto, cosa que sucede en la segunda mitad del metraje, el mismo transcurre de una manera un poco errática y ambigua, con dos adolescentes temporalmente aislados del mundo exterior que conversan sobre temas triviales y se cuentan historias fantásticas. La intención puede ser que vayamos simpatizando con ellos y apostemos por que terminen juntos, aunque realmente no es esa la senda que toma este peculiar filme, donde los conflictos son poco claros y el ritmo en ocasiones se suspende. Otra interpretación puede ser entonces que veamos cómo la naturaleza algo salvaje y desagradable de dos jóvenes viene impuesta por la dura realidad a la que deben enfrentarse, por lo que cuando ésta desaparece surge su lado más sensible y despreocupado. Aunque tal visión es interesante y está adecuadamente desarrollada por su director, remarcando el contraste entre lo sucio y lo idílico del enclave ruinoso y también frondoso en el que sitúa a sus dos protagonistas, la misma podría haber dado más bien para un cortometraje, y por ello este largometraje parece a veces algo errante y repetitivo. ★★★★★

    The Broken Circle Breakdown

    THE BROKEN CIRCLE BREAKDOWN

    de Felix Van Groeningen
    Intérpretes| Veerle Baetens, Johan Heldenbergh, Nell Cattrysse, Geert Van Rampelberg
    Bélgica
    Sección Lasko Summer Nights

    Esta llamativa película belga ha pasado con éxito por festivales como el de Tribeca gracias a cualidades tan valiosas como la vitalidad, el dinamismo y la emoción. La película sigue la estela de otro excelente filme de hace un par de años, Declaración de guerra (Valérie Donzelli, 2011), para narrarnos la lucha de dos padres contra el cáncer de su hija. La comparación con la mencionada cinta francesa trae causa de los atributos ya mencionados, otorgando a la tragedia un componente antes luminoso y excitante que apagado y pesaroso. Con todo, este enfrentamiento contra el arbitrio genético y médico conforma aproximadamente solo la mitad del metraje, pues una segunda parte del mismo nos muestra las consecuencias que dicho trauma deja en la pareja. Además la historia cuenta con una insistente y atractiva musicalidad plasmada en las canciones bluegrass, género musical similar al country, que interpreta el hombre con su grupo al que enseguida se une también la mujer. Estas canciones se entonan incluso en momentos muy dramáticos, con el riesgo de caer en un ridículo mal gusto, pero siempre se consigue sortear este obstáculo con el resultado de otorgar una belleza auténtica y vulnerable a dichos momentos tristes. Otro acierto de Van Groeningen es el de dirigir a sus actores acentuando su expresividad más corporal, extrayendo agitados y vibrantes sentimientos de su parte, destacando particularmente el esfuerzo interpretativo de la actriz protagonista Veerle Baetens. Ello funciona nuevamente porque está en consonancia con la energía perseguida en la película, la cual además está estructurada de una manera no cronológica, con fragmentos temporales que van y vienen de forma similar a lo que pudo verse en 21 gramos (Alejandro González Iñárritu, 2003). Todo ello da lugar a un apasionante trabajo que sabe incorporar esquemas de películas anteriores para ofrecernos una historia de amor sincera y generosa. ★★★★

    La novena y última jornada de hoy finaliza supuestamente a lo grande, con la inclusión del indudable plato fuerte del certamen: la flamante ganadora de la Palma de Oro La vida de Adele (Abdellatif Kechiche, 2013). A ella le acompañarán otras dos películas coincidentemente presentadas en Cannes: por la mañana L’inconnu du lac (Alain Guiraudie, 2013) y por la noche Wakolda (Lucía Puenzo, 2013). Una buena muestra de la selección del mejor festival del mundo pondrá pues el broche de oro al festival de Sarajevo de este año. Se lo contaremos aquí, en El Antepenúltimo Mohicano.

    Ignacio Navarro.
    enviado especial a Bosnia y Herzegovina | crítico cinematográfico.

    Obala Art Centar | sff.ba
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania

    Estrenos

    Alemania

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    El deshielo

    Inéditas

    Rizoma