Introduce tu búsqueda

Blondi
FICX Imatge Permanent
  • [8][Portada][slider3top]
    Cine Alemán Siglo XXI

    Entrevista | Xavier Bermúdez, director de 'O ouro do tempo'

    Xavier Bermúdez en el KVIFF
    entrevista| Ignacio Navarro.
    imágenes| Film Servis Festival Karlovy Vary.
    lugar| Karlovy Vary (República Checa), 1 de julio.

    'O ouro do tempo' ha sido la representante española en la Sección Oficial de la edición número 48 del KVIFF. Entrevistamos a su realizador, Xavier Bermúdez,  creador, también, de la notable 'León y Olvido'.


    Xavier Bermúdez (Ourense, 1951) es un hombre sereno y afable, con la suficiente experiencia a sus espaldas como para afrontar la presentación de su última película con confianza y tranquilidad. Tal acontecimiento promovió su llegada la semana pasada al recién clausurado festival de Karlovy Vary, acompañado de su productora y colaboradora habitual Manane Rodríguez, así como de Ernesto Chao y Nerea Barros, los dos protagonistas de una historia que competía en la selección oficial del certamen. Se titula O ouro do tempo, y gira en torno a la esperanza de un viudo por resucitar a su esposa fallecida hace tiempo, cuyo cuerpo conserva mediante criogenización en el sótano de su casa de campo. Chao interpreta a este admirable pero taciturno personaje, mientras que Barros, con la que Bermúdez ha trabajado en casi toda su filmografía, encarna a la enfermera que lo cuida.

    Los cuatro estaban presentes en la conferencia de prensa que sucedió al pase matutino del filme, un acto en el que hubo ocasión de aclarar muchos de sus aspectos. Su director se refirió así a su mezcla de romanticismo y realismo, pretendiendo mostrar el flujo de la vida cotidiana. En ella los silencios son muy significativos, por lo que durante el montaje optó por excluir toda música extradiegética. Más tarde, respondiendo a la pregunta de otro periodista, Bermúdez admitía la influencia que en él ha ejercido Buñuel, de quién ha aprendido mucho e incluso escrito un libro. Aunque también quiso asegurar que ese aprendizaje no determina directamente su forma de hacer las cosas. Además, la productora que ha fundado con Manane Rodríguez les ha permitido trabajar con más tiempo y libertad, y ha funcionado bien pues hasta ahora sus películas no han tenido pérdidas y han cumplido sus expectativas. Volviendo a O ouro do tempo, se comentó que tardaron dos años en encontrar su localización, aunque querían desde el principio que fuese en Galicia: al final se decantaron por un hermoso lugar próximo a la vivienda del propio Ernesto Chao. Éste por su parte destacó la molestia que supuso rodar con un perro, el cual finalmente fue el de un vecino, pues nos les convencían aquellos que estaban amaestrados. Nerea Barros ahondó en la manera de dirigir que tiene Bermúdez, dando poca información y haciendo pocos ensayos. La interpretación se vuelve así más espontánea y el actor debe rellenar los huecos biográficos de su personaje. Así, ella imaginó que el suyo tenía poca relación con sus padres y que era una persona solitaria, en una conexión simbiótica (y posteriormente de amor paternal) con el de Chao; mientras que éste entendía por edad la problemática del protagonista, aunque ha supuesto un reto para él al estar sobre todo acostumbrado a rodar comedias en televisión.

    Xavier Bermúdez en el KVIFF

    Se notaba por lo demás que todos ellos estaban encantados de estar en Karlovy Vary, aunque la apretada agenda que tenían por delante nos les dejaría mucho tiempo para visitar la ciudad. Unas horas más tarde se presentaba la película en el Grand Hall, la sala de mayor aforo del festival y aquella a la que acudía cada día el jurado. Y al día siguiente tenían otra proyección en el magnífico hotel Pupp, tras el cual me pude sentar en su terraza con Xavier Bermúdez y charlar un poco más sobre la película y su visión del cine, entrevista cuyo contenido sustantivo transcribimos a continuación|

    Esta película tiene prácticamente solo un escenario, está rodada en gallego, basada en un hecho real, con un estilo natural e intimista a la vez. ¿Tiene algo de autobiográfico o de experiencias propias que haya volcado en esta historia?

    Bueno, eso nunca lo sabes bien del todo, porque cuando vas inventando cosas, están ligadas a experiencias que has tenido… La verdad es que no me gusta relacionar la película con la vida privada, con la biografía. Yo creo que tiene que sostenerse por sí misma. Entonces la cuestión es si los personajes y su relación con el medio en el que viven funcionan bien o no. A partir de ahí, te intentas poner en la situación de cada personaje, e intentas darle lo que te parece que va necesitando de acuerdo al conflicto que estás planteando. Luego en el rodaje, por supuesto, también utilizas las aportaciones de los actores, y ya finalmente tomas las últimas decisiones en montaje, a veces cambiando cosas importantes del guión e incluso cosas que funcionaron en el rodaje.

    Xavier Bermúdez en el KVIFF
    ¿Entonces se parte de una idea previa, aquí el caso de aquel médico francés, y luego se desarrolla, inconscientemente o no, con elementos que parten de uno mismo?

    Sí, normalmente, según vas inventando personajes, trasladas deseos y temores que puedas haber tenido o tengas, pero no tiene importancia el grado en que reflejen la realidad privada de nadie. Y la historia del médico francés simplemente sirvió de impulso, aunque luego al conocer más de su historia, descubrí que había algunas coincidencias. Por ejemplo, la especie de congelador/ataúd donde está el cadáver de la mujer lo copiamos directamente del que él tenía: el hecho de que tenga una cadena, cerrada… Ese detalle está sacado de fotos que pude ver del que usaba ese hombre.

    ¿Y ese detalle de la cadena cerrada, tiene algo que ver con la resurrección de la mujer, para que quede todo contenido en ese congelador?

    No, pues para conseguir esa resurrección, debe haber unos tratamientos. La cadena simplemente es un elemento de seguridad, para que nadie lo abra. Es con todo algo más simbólico que real porque es más fácil romper una cadena que otro tipo de cierre. Pero probablemente, en aquel momento, para evitar algún accidente, al limpiar o lo que sea, prefirió atarlo con una cadena. A mí me gustó ver la cadena ahí.

    Xavier Bermúdez en el KVIFF
    Por otro lado, la película tiene una mezcla interesante entre acciones prolongadas, casi en tiempo real, con muchas pausas y silencios; y elipsis muy amplias, pasando de repente de una estación a otra. ¿Ese ritmo lo encontró sobre todo en montaje o ya lo tenía muy pensado al rodar? ¿Descartó mucho de lo que rodó?

    Ese ritmo en parte fue surgiendo en el guión, pero se acabó de completar en montaje. En montaje tienes la ventaja de que estás viendo las imágenes, con el ritmo que tienen, y te puedes dejar llevar por ellas. Y me alegra que señales ese contraste, esa diferencia de tratamiento, porque creo que son las dos armas principales que ofrece el cine. Por un lado, está la posibilidad de registrar las cosas en el tiempo en el que van ocurriendo; y por otro lado está la elipsis, que es uno de los elementos principales del montaje. Tengo una cierta preocupación por conseguir contar lo que solo el cine puede contar, y esos dos recursos son de los más importantes para lograrlo.

    En cualquier caso se trata de un proyecto difícil, porque se ha rodado en gallego, con poco presupuesto y tendrá una carrera comercial con bastantes obstáculos. ¿Usted cree que el camino que puede tomar el cine es hacia este tipo de proyectos más personales y aislados, o necesariamente debe haber una reconversión de la industria?

    Es difícil decirlo ahora, estamos en una situación muy crítica. Pero no solo estas películas tienen problemas para su comercialización en salas: ahora lo mismo los están teniendo cualquier película, por lo menos en España. Al parecer hay otras taquillas que están respondiendo mejor, como en Francia, Dinamarca o los países escandinavos, pero desde luego en España existe un momento muy crítico. Tanto el IVA que se ha impuesto a las entradas como la falta de una política de difusión; o la falta también de flexibilidad de la programación, pues hay una programación desde hace muchos años muy monocorde; así como una política de precios incongruente… Todo eso está sumando a la consecuencia del mal funcionamiento de nuestro cine.

    Nerea Barros en el KVIFF
    Aunque, por otro lado, usted vino aquí en 2004, con ‘León y olvido’, que ganó los premios al mejor director y a la mejor actriz, y ello impulsó un recorrido exitoso, a través de varios festivales…

    Sí, le vino muy bien a la película, porque creo que no hay país europeo donde no se haya proyectado, al menos una vez. Y también en toda América, incluidos Canadá, Estados Unidos, Chile… Se estrenó en salas en Francia o Suiza, y se ha visto en muchas televisiones. El lanzamiento que tiene este tipo de películas es conseguir entrar en un festival de categoría A, ese es el primer paso. Y esta vez nos ha salido bien: estar aquí promueve muchísimo la película internacionalmente.

    Me imagino por tanto que se siente muy satisfecho de volver aquí, en competición, en un festival como éste. ¿Qué expectativas tiene entonces con ‘O ouro do tempo’? ¿Piensa que puede tener una recepción parecida a la que tuvo ‘León y olvido’?

    Es una película muy distinta. León y olvido tenía un gancho más inmediato con el público, por razón de sus personajes. Pero sí pienso que puede ser útil, aunque no tenga exactamente el mismo eco, para una promoción o difusión internacional. Y también para la difusión en España, esperemos que sí. Están las cosas complicadas, pero digamos que en un programa ideal sobre lo que podíamos conseguir con la película, el primer y más difícil paso nos ha salido bien.

    Ernesto Chao en el KVIFF
    Porque me imagino que todavía no tiene ningún distribuidor en España, ¿o sí?

    Se está hablando, pero las condiciones para la distribución en España suponen prácticamente que el productor arrastre con todos los gastos o con casi todos. Eso lo dificulta mucho. Pero estamos en conversaciones con una distribuidora y confiamos en que pueda salir bien.

    Un par de preguntas más simplemente. Tenía curiosidad sobre su formación y experiencia previa. Realizó su primer cortometraje en 1980, pasaron diez años hasta que rodó el siguiente en 1990, y unos cuantos más hasta que fundó la productora Xamalú Filmes…

    Sí, y entre medias dirigí otra película, en 1992, pero no era para una productora propia sino para otra. Y a raíz de esa experiencia decidí montar una productora propia.

    Y antes, durante esa década de los ochenta, ¿qué hizo?

    Trabajaba sobre todo en radio, y también en prensa. Hice diversas cosas, entre ellas crítica de cine y crítica literaria.

    ¿Y tiene ya un siguiente proyecto en mente?

    El siguiente no va a ser un proyecto que vaya a dirigir yo, sino que será Manane la directora, y estamos empezando a trabajar en él. Nos vamos alternando. Y en este caso por ejemplo hicimos los dos el montaje.

    Tráiler de O ouro do tempo|

    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    La patria perdida
    Green Border
    German Film Fest
    Alternativa Pro
    Alternativa Oficiales
    Green border Alternativa Ofi

    Estrenos

    Alternativa Pro Descansa en paz

    Streaming

    Alternativa OficialesLa patria perdida
    Ti Mangio
    De humanis El colibrí

    Inéditas