Introduce tu búsqueda

El deshielo
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Crítica | The Invisible War

    The Invisible War
    crítica de The Invisible War | Kirby Dick, 2012.
    Sundance 2012 (premio del público) | nominada a los premios Oscar 2012 en la categoría de mejor documental.

    Hay guerras que se libran en silencio en el interior de las fronteras de un país. Batallas a las que los medios mainstream no prestan atención por razones de agenda política o porque tocan una fibra demasiado sensible de la población. The Invisible War habla de una guerra y unas víctimas en la sombra de la opinión pública americana. El tema reúne ambos males: no interesa políticamente y la fibra es (nada más y nada menos) el ejército de los Estados Unidos. El documental pone caras y números a una epidemia: los abusos sexuales en el ejército. Y destaca la impunidad con los que se cometen. La película rebate la premisa de que las violaciones son algo así como un “riesgo ocupacional”, es decir, un peligro asociado con el trabajo que uno desarrolla. De esta forma, las (y los) soldados víctimas de abusos ven como en la vida civil las denuncias son juzgadas de forma imparcial por la justicia, mientras en el ejército se silencian y, en peor de los casos, se reprenden.

    Este documental le ha explotado en las manos al Departamento de Defensa sacando a la luz datos estremecedores. Desde 2006, más de 95.000 militares han sufrido delitos sexuales violentos, de los cuales solo el cinco por ciento han sido juzgados, y menos de un tercio han resultado en prisión. Su poder incendiario reside en los testimonios de las víctimas. Mujeres ex militares como Kori Cioca, violada por su supervisor en la Guarda Costera; Ariana Klay, una marine que sirvió en Irak antes de ser abusada sexualmente por un oficial y su amigo que más tarde le amenazaron de muerte; o Trina McDonald, drogada y violada repetidamente por un militar policía mientras ambos servían en Alaska. Desde el punto de vista del estilo estamos ante una obra conservadora, hecha casi toda a base de entrevistas o talking heads, pero ahí reside su genio. Kori, Ariana y Trina, entre otras, recuerdan emocionadas a cámara su peor pesadilla. Y el espectador lo vive con ellas. La película nos lleva también a su cotidianeidad. Las escenas familiares de Kori, con su hija y su marido, son la prueba de que se puede ser víctima y llevar una vida normal. Y, como suele pasar, la dureza de estos testimonios choca con las respuestas evasivas de los responsables políticos, que quedan retratados como una partida de negligentes. Especialmente en el caso de Kaye Whitley, ex directora de la Oficina de Respuesta y Prevención de los Abusos Sexuales, que aparece como un robot burócrata programado para repetir consignas de campañas tan lamentables como “No te arriesgues. Propónselo cuando esté sobria”.

    The Invisible War es el último de los documentales de investigación del director Kirby Dick, un experto en descubrir verdades incómodas. En Outrage, Dick sacó del armario a políticos republicanos homosexuales dedicados hipócritamente a promover legislación anti-gay. This Film is not yet Rated destapaba los secretos de la súper poderosa Motion Picture Association of America (Asociación Cinematográfica de Estados Unidos) y su pacato y oscuro sistema de clasificación de películas. La valentía de este David para enfrentar a gigantes todopoderosos y su habilidad consiguiendo testimonios, le han dado frutos en forma de premios en festivales, incluyendo Sundance y Los Angeles Film Festival. The Invisible War consiguió una nominación en la categoría de mejor documental en los Oscar, que al final se llevó Searching for Sugar Man, y otra en Sundance, que sí consiguió. El filme ha tenido además un efecto revulsivo social y político. Dos días antes de que se estrenara en Sundance en 2012, el Secretario de Defensa de EEUU León Panetta convocó una rueda de prensa para hablar sobre los esfuerzos del Gobierno en ayudar a las víctimas de abusos sexuales. En abril de ese mismo año, Panetta aprobó una directiva según la cual los casos de violación solo serían tratados por oficiales de alto rango, evitando así que siguieran cayendo en manos de compañeros, que encubrían al violador. El mérito de The Invisible War reside en arrojar luz y abrir un debate social sobre un asunto del que nadie hablaba hasta que se estrenó la película. Un asunto, el de los abusos sexuales en el ejército, que se silencia, me atrevo a decir, no sólo en la sociedad americana. ★★★

    Inés Esteban.
    periodista en Estados Unidos.

    Estados Unidos, 2012, The Invisible War. Dirección y guión: Kirby Dick. Productora: Chain Camera Pictures / Rise Films. Presentación: Sundance 2012. Música: Mary J. Blige. Fotografía: Thaddeus Wadleigh, Kirsten Johnson. Presupuesto: 850.000 dólares.

    The Invisible War poster
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania
    Alemania

    Estrenos

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    En nombre de la tierra

    Inéditas

    Rizoma