Introduce tu búsqueda

  • Un hombre bueno es difícil de encontrar.
    Tres anuncios en las afueras, de Martin McDonagh.

    Una carta de amor.
    «Loving Vincent», de Dorota Kobiela.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    'CACTUS RIVER', de Apichatpong Weerasethakul

    Cactus River, de Apichatpong Weerasethakul
    ¿Incomprendido o genio? Mimado por la crítica, Apichatpong Weerasethakul supone un nuevo estadio para el arte cinematográfico. Ese que reduce el celuloide a fetiche y nos muestra de maneras impensables diferentes ángulos de una misma historia. El cineasta tailandés, único en la conjunción de la mística con el compromiso social se ha ido ganando un hueco en el viejo continente desde que obtuvo el premio del Jurado de Cannes 2004 con ‘Tropical Malady’. ‘Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives’ (2010) supuso el espaldarazo definitivo con la obtención de la Palma de Oro y el premio de la crítica de Sitges en el año 2010. Weerasethakul renovaba la definición de ‘auteur’ con este alucinógeno lienzo sobre la familia y el pasado que se convirtió en uno de los hitos de aquel año. Algo que le otorgó al director de Khon Kaen el estatus de realizador de culto. Paradojas de la arte, es admirador del cine de Steven Spielberg y al igual que el Rey Midas la nostalgia es uno de los ejes de su filmografía. Viendo sus filmes quien diría que ‘E.T, el extraterrestre’ es el motor que impulsó su carrera. Una de las curiosidades de su obra es que todo largometraje viene concebido a partir de un corto. Un formato clave en su carrera como demuestra esta pieza en blanco y negro contrastado titulada ‘Cactus River’ (Khong lang nam, 2012) presentado este año.

    Cactus River (2012)


    Cactus River, de Apichatpong Weerasethakul
    Después de aparecer en mi película en 2009, Jenjira Pongpas ha cambiado su nombre. Como muchos tailandeses, está convencida de que su nuevo nombre le traerá buena suerte. Así que Jenjira se ha convertido en Nach, que significa agua. Algo después, estaba vagabundeando por internet y se encontró con un soldado retirado, Frank, de Cuba, Nuevo Mexico, USA. Unos pocos meses después se casaron y ella se convertido oficialmente en la Sra Nach Widner.

    Los recién casados encontraron una casa cerca del rio Mekong, donde Nach había crecido. Pasa la mayor parte del día tejiendo calcetines de bebé para venderlos, mientras que él disfruta de la jardinería y ve la televisión (A menudo sin sonido porque la mayoría de los programas son en Tailandés).

    Cactus River es un diario del tiempo en que visité a la pareja: de los varios temperamentos del agua y el viento. El fluir de los dos ríos, Nach y el Mekong, activa mis recuerdos del lugar donde rodé varias películas. A lo largo de los años, esta mujer cuyo nombre una vez fue Jenjira me ha presentado a este río, su vida, su historia y sus creencias sobre el futuro que le espera. Ella está segura de que pronto no habrá agua en el río debido a la construcción de presas corriente arriba, en China y Laos. Yo también me di cuenta de que Jenjira ya no existía”.

    Apichatpong Weerasethakul.

    Tierra de Dios

    1 comentarios:

    1. Esto qué es ¿cine mono asiático? Me faltan opiaceos en sangre para poder valorar con criterio. Supongo que es el 'otro cine'. Te aplaudo igual Luna por la iniciativa, eres un valiente.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Inéditas

    • Anuario 2017. Una recopilación de lo mejor del curso cinematográfico

      «El 2017 se nos ha hecho viejo y, como cada año, toca volver la vista atrás y echar un vistazo a todo lo que nos ha regalado desde un punto de vista cinematográfico. Es el momento de las siempre controvertidas listas de lo mejor del año. Controvertidas porque nunca llueve a gusto de todos, pero también porque, al fin y al cabo, estamos hablando de consideraciones que, aunque no lo parezcan, se hacen en caliente, bajo el influjo del calor cercano de la sala de cine y las sensaciones que nos ha producido...».
    • Mindhunter: Sympathy for the devil

      «Celebérrimo es el aforismo 149 que Frederich Nietzsche formuló en el capítulo IV de su libro Más allá del bien y del mal (1886): «El que lucha con monstruos debe ir con cuidado para no resultar él mismo un monstruo. Pues si miras mucho a un abismo, el abismo acabará por mirar dentro de ti». A buen seguro, los creadores de Mindhunter tuvieron muy presente esta idea del filósofo alemán a la hora de decidirse a adaptar el libro de John E. Douglas y Mark Olshaker, Cazador de mentes: Dentro de la unidad de élite de crímenes en serie del FBI (1995)...».
    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».

    Festivales

    Premios

    Extras

    [12][Trailers][slider3top]