Introduce tu búsqueda

El último verano
FICX Imatge Permanent
  • [8][Portada][slider3top]
    Cine Alemán Siglo XXI

    MADRES E HIJAS (MOTHER AND CHILD)

    CROSSED SOULS

    "Intenso drama sobre la maternidad y la adopción de tópica estructura que rasga sentimientos gracias a la colosal interpretación de Annette Bening."

    En pleno Festival de San Sebastián, con una de las programaciones más pobres de los últimos años, se echa en falta algún título diferente entre tanta monótona pretenciosidad artística. El curso pasado se proyectaron en el Kursaal títulos cómo El Secreto de sus Ojos (posterior ganadora al Óscar), Un Profeta (Ganadora del César) y la cinta que nos ocupa hoy, Madre e Hijas (Mother and Child, 2009). Un largometraje que gustó bastante, pero que después no ha tenido la distribución y repercusión esperada. Fue estrenada para el gran público en Marzo, abriendo la temporada cinematográfica y cómo posible aspirante a algún tipo de premio, en especial los interpretativos. Seis meses después, el olvido se ha hecho con ella. Veremos si los académicos americanos deciden sacar a flote a una cinta que contiene a dos de las mejores actrices de la actualidad.

    Rodrigo García, discípulo de la dupla Iñárritu-Arriaga, debutó Con Cosas Que Diría con Sólo Mirarla (Things You Can Tell Just by Looking at Her, 2000), un modesto film que tuvo una buena acogida llamando la atención de los estudios. Tras su ópera prima, Cortés se refugió en el nuevo arte, las series televisivas, con producciones cómo A Dos Metros Bajo Tierra, Carnivale, Dime Que Me Quieres o En Terapia. Entre capítulo televisivo rodó una de sus cintas más conocidas, Nueve Vidas (Nine Lives, 2005). Nueve historias de nueve mujeres (donde el segmento interpretado por Robin Wrigh-Penn era estupendo) que se ganaron a la crítica y tuvo éxito en diversos festivales minoritarios. Con su tercer largo Passengers (2008), sin embargo, no tuvo tanta suerte y fue defenestrado pese a su buena elaboración. A pesar de este ligero traspiés, García retoma la senda de su cine habitual con Madres e Hijas.

    Si hablamos de que el autor de género Neil Marshall, daba el protagonismo a las mujeres, cómo féminas guerreras; Rodrigo García en todos sus filmes cede el testigo a la mujer espiritual y reflexiva, a la mujer cómo fuente de sentimientos y vida: madre, hija, abuela y nieta. En Mother and Child se rodea de dos actrices de primera categoría: Annette Bening y Naomi Watts, para estructurar una trama heredada de Iñárritu sobre vidas cruzadas, paralelas, casi tangentes que algún momento se tocan y colisionan. Mother and Child son tres relatos: una mujer de mediana edad con el remordimiento eterno que haber dejado a su hija marchar en adopción; una agresiva abogada sin rumbo fijo, y una madre que busca desesperadamente un hijo que la naturaleza no le permite dar. La sombra de Alejandro Iñárritu es poderosa con su tríptico sobre la soledad y la desesperanza (Amores Perros-21 Gramos-Babel). García compone una cinta con el mismo estilo y ritmo que el genio mexicano. De hecho, Madres e Hijas esta producida por el propio Iñárritu.

    Mother and Child tiene en su virtud, su defecto. Estructurada con la tópica negatividad extrema que acaba afluyendo en un positivismo moderado. Resultan duras e indigestas las vidas de las tres protagonistas, profundizadas de manera ejemplar por sus intérpretes. Ante tanto dolor, el público sabe que debe haber un descanso para la esperanza y a medida que avanza el metraje lo idóneo es que llegue a su final. Las actrices que caracterizan a estas mujeres: Annette Bening, Naomi Watts y Kerry Washington, soberbias y creíbles desgarran con sus incompletas vidas. Ellas separan Mother & Child de la factura de cualquier producto televisivo de temática similar. Rodrigo García sabe moverse bien en un terreno pantanoso y consigue captar la esencia de la historia con una buena dirección. Los papeles masculinos, son minoritarios pero ejercen de eje en el film: Samuel L. Jackson, Jimmy Smits y David Ramsey. Destacar la presencia de Amy Brenneman, protagonista de una de las mejores secuencias del filme (en el ascensor con Naomi Watts).

    Madres e Hijas es el vehículo de lucimiento de una Annette Bening inconmensurable, con un papel muy duro y difícil. Bening, una de las mejores actrices de las últimas dos décadas merece todos los elogios y premios por sus interpretaciones. El premio, sin embargo, es para el espectador por poder hacernos sentir el dolor y la esperanza desde sus ojos. García e Iñárritu, quizás han pecado de falta de originalidad, pero no se puede negar su buena factura (gran fotografía de Xavier Pérez Grobet) y su dirección actoral. Madres e Hijas una pequeña perla que vaga sin rumbo por este inmenso océano cinematográfico.

    Lo Mejor: Annette Bening encabezando un gran casting.

    Lo Peor: Estereotipos del género y un guión algo trillado.

    Puntuación: 7/10

    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Montessori
    Hate songs
    Rosalie
    La chica que sanaba

    Estrenos

    Amouras neves
    Rosalie

    Streaming

    Amour fou
    Ti Mangio
    De humanis El colibrí

    Inéditas

    Bulle Ogier