Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Cena infernal con un equipo de cine: tráiler de 'La noche que mi madre mató a mi padre', de Inés París

    La noche que mi madre mató a mi padre

    Casi diez años separan Miguel y William (2007) de La noche que mi madre mató a mi padre, nuevo trabajo de la cineasta Inés París, volcada desde entonces en la televisión o la escritura para otros (trabajó en la Rivales -2008- de Fernando Colomo, acreditado como colaborador a su vez en el guion de esta comedia). Su regreso se aventura cuanto menos curioso, en un registro de comedia negra que desde este avance de 82 segundos promete una gran interpretación de Belén Rueda y una historia de vodevil pasado de vueltas. El argumento nos lleva a la noche en que la actriz Isabel París, su marido Ángel (Eduard Fernández), guionista, y Susana (María Pujalte, actriz fetiche de la directora), la exmujer de Ángel, directora de cine, quieren convencer al actor argentino Diego Peretti de que protagonice una película que han escrito. En mitad de la velada se produce un acontecimiento inesperado que da un vuelco al transcurso de la cena, cuando entra en escena el ex de la anfitriona Carlos (Fele Martínez) con su nueva novia (Patricia Montero), y parece que éste último sufre un accidente mortal, quizá a manos de la propia Isabel. Producida entre Shangam Films, POST-ENG Producciones y las valencianas Rodaje Films y La Noche Movie AIE, La noche que mi madre mató a mi padre se presentará a concurso en el Festival de Málaga y se estrenará el 29 de abril en cines. Su rodaje –que transcurrió a principios de 2015– en una única localización nos recuerda al de las recientes Felices 140 (Gracia Querejeta) o El tiempo de los monstruos (Félix Sabroso, 2015) o la inminente Como la espuma (Roberto Pérez Toledo, 2016), y nos habla de la precaria situación del cine español hecho sin el apoyo de las televisiones privadas, y donde los directores se ven obligados a escribir historias así para acomodar los planes de producción. Una pena de entrada, pero si La noche que mi madre mató a mi padre logra mantener el equilibrio entre lo divertido y lo grotesco que una buena comedia negra necesita, podemos estar ante uno de los títulos más logrados de la temporada.

    Tráiler:

    El jardín

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]