Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    A cambio de nada, el triunfo de lo profano

    A cambio de nada
    «… A Cambio de Nada funciona y convence en gran medida porque es capaz de recuperar un personaje de gran tradición española y lo adereza con varios elementos castizos. La figura del pícaro, protagonista de toda una corriente literaria, se adapta aquí al siglo XXI. El pícaro del Siglo de Oro de las letras españolas, entendido como personaje que proviene de un estamento social bajo y de familia poco respetable, encuentra su reflejo en la España actual en Darío, un joven de extrarradio marcado por el inminente juicio de divorcio de sus padres. Aun así, sus cualidades no han cambiado: su astucia, desvergüenza e ingenio le hacen sortear todo tipo de tretas y peligros. Además, Daniel Guzmán recupera la figura del fiel escudero en el personaje de Luismi, un compañero que será capaz de seguir ciegamente a su amigo, cual Sancho Panza tras Don Quijote. Este inteligente apunte a los clásicos viene acompañado de algunos toques muy genuinos, como las canciones de Julio Iglesias o el rastro madrileño, que aportan los toques de humor necesarios para desdramatizar la historia y conseguir arrancar alguna risa en el patio de butacas. Porque, al fin y al cabo, esa es el objetivo de Guzmán en su debut: minimizar cualquier rasgo de estilo que pueda aportar subrayados dramáticos para mostrar a unos personajes pegados a una realidad que le es cercana. Queda ahora preguntarse por los siguientes pasos de Guzmán, Herrán y Bachiller. El primero, deseamos que tenga la oportunidad de arriesgar en un segundo largometraje. Los segundos, esperamos que puedan reponerse de unos papeles con un carácter tan marcado como Darío y Luismi. El tiempo dirá».

    Si se trata simplemente de soñar despierto, la imaginación no guarda límites, no entiende de economía ni de emociones tópicas. Es probable que Daniel Guzmán, actor conocido por su participación en el serial de éxito Aquí no hay quién viva, hubiera soñado que su debut se convertiría en una película apreciada por la crítica y el público, que visitaría los mejores festivales del mundo y obtendría todos los premios posibles. También es probable que, tras esas primeras imágenes forzadas en su mente, abriera, una vez más, el guion de su primera película, A cambio de nada, y se sintiera orgulloso que sus miedos, sus ilusiones y experiencias tendrían una extensión más allá de su memoria, en forma de celuloide. Es por ello que A cambio de nada deja a un lado la parafernalia técnico-mediática para contar con sencillez las aventuras y desventuras de un joven de extrarradio. Una mirada tan agridulce como profana que sabe cómo llegar al público sin tener que apelar a la magia. Solo sueños reales.




    Post Patrocinado
    En cuerpo y alma

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]