Introduce tu búsqueda

  • Malas calles.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Down by Earth.
    «Song to Song», de Terrence Malick.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Loyal to the nightmare of my choice.
    «Dunkerque», de Christopher Nolan.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino (Próximamente).

    Sorteamos 4 entradas para la excelente '2 otoños 3 inviernos'

    2 otoños 3 inviernos
    «Un maravilloso y encantador homenaje al romance y a la cinefilia propias de la Nouvelle vague». Crítica a 2 otoños 3 inviernos de Ignacio Navarro en el Festival de Sarajevo 2013.

    El próximo viernes llega la estupenda 2 otoños 3 inviernos (2 automnes 3 hivers) y para celebrarlo sorteamos cuatro entradas dobles —dos en Madrid (en los Renoir Princesa) y dos en Barcelona (Zumzeig Cinema)— para asistir a su estreno. Para participar sólo tienen que enviarnos un mail contándonos cuál es su película francesa favorita. El plazo de inscripción finaliza el próximo jueves día 12. Un sorteo por cortesía de la distribuidora Cine Binario.

    Correos a redaccion@elantepenultimomohicano.com

    Sinopsis| Con 33 años Arman decide que es el momento de cambiar su vida. Para empezar, los sábados va a correr al parque, va a dejar de fumar y va a encontrar un buen trabajo. En sus nuevos propósitos se cruza con Amélie, su primer encuentro es de impacto; el segundo, como una puñalada en el corazón. Durante dos otoños y tres inviernos, las vidas de Amélie, Arman y su amigo Benjamin se entemezclan, llenas de encuentros, accidentes, historias de amor y recuerdos. Dossier de prensa.

    «Este es el objetivo que en cierta medida se marcó la Nouvelle vague, cuando un puñado de jóvenes cineastas francófonos quisieron desvincularse de la ortodoxia, salir a las calles y rodar (aunque el verbo idóneo sería recrear) sus pasiones. Y ésta es la intención que alienta, además de a otros muchos artistas, a ciertos directores actuales de su misma cultura. El problema es que el panorama hoy en día es más complejo y diversificado que el de los años 50 y 60, y para distinguirse y alcanzar una voz propia, se hace necesario acudir a recursos estilísticos o narrativos llamativos. La excelente y estimulante Declaración de guerra (La guerre est déclarée, Valérie Donzelli, 2011) ha marcado esta tendencia en los últimos años, a la que se han apuntado entre otras 2 otoños 3 inviernos y La chica del 14 de julio. Presentadas ambas en el festival de Cannes de 2013, son películas repletas de nostalgia y desenfado gracias a esa indudable herencia de la Nouvelle vague. La misma se plasma en el existencialismo familiar y la aparente improvisación de sus historias, en el uso de actores y decorados naturales o en el dinamismo de su técnica. Y al respecto llaman la atención ciertos efectos, como el encuadre de 1.37:1 y la voz en off de 2 otoños 3 inviernos; o la cámara rápida y la engañosa cronología de La chica del 14 de julio. Los primeros se mueven en la dirección de la nostalgia y el existencialismo; los dos segundos, en la del desenfado y la improvisación. Pero también se encuentran estas últimas sensaciones en el carácter coloquial y entrecortado del discurso de Betbeder; como tampoco faltan las dos anteriores en la visión evocadora de Peretjatko». Comparativa entre 2 otoños 3 inviernos y La chica de julio». Por Ignacio Navarro.

    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Esto no es una crítica. Convenimos en llamarlo cuaderno de viaje por darle algún nombre a un texto que, en los esquemas que habitualmente manejamos al escribir sobre cine/TV, no encaja en ninguna categoría definida. Evitaremos cualquier sentencia evaluativa escudándonos en que estamos hablando de una obra que no hemos visto en su totalidad, si bien esta excusa oculta también un acto de pura comodidad...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos...».

    Classics

    Trailers

    [12][Trailers][slider3top]