Introduce tu búsqueda

  • Malas calles.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Down by Earth.
    «Song to Song», de Terrence Malick.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Loyal to the nightmare of my choice.
    «Dunkerque», de Christopher Nolan.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino (Próximamente).

    Preselección española para la II edición de Premios Platino

    El Niño

    El Hotel Ritz de Madrid acogió la pasada semana la presentación de la segunda edición de los Premios Platino del Cine Iberoamericano, cuya gala se celebrará el próximo 18 de julio en Marbella (Málaga), en el auditorio natural de la cantera de Nagüeles. Los jóvenes intérpretes Adriana Ugarte y Juan Diego Botto fueron los encargados de leer las candidaturas españolas. 10.000 Km, El niño, La isla mínima, Magical Girl y Ocho apellidos vascos ya se encuentran entre las 57 preseleccionadas al premio principal, entre las que también figuran Escobar. Paraíso perdido, La distancia más larga, Libertador, Mr. Kaplan y Relatos salvajes, coproducciones entre España y otros países latinos. Precisamente la importancia de la coproducción se puso de manifiesto en un evento repleto de discursos repetitivos que, en resumidas cuentas, destacaron lo fantásticos y necesarios que son estos premios. No es esto del todo exagerado, ya que la primera edición, celebrada en Panamá, fue todo un éxito, como prueba el hecho de que sus dos presentadores, la actriz y cantante Alessandra Rosaldo y el periodista Juan Carlos Arciniegas, repetirán este año. Quizá valga la pena dejarse pasar por Marbella en julio, ya que pasarán años hasta volver a tener la ceremonia tan cerca.

    Volviendo a los preseleccionados españoles, las actrices Bárbara Lennie (Magical girl), Elena Anaya (Todos están muertos) y Natalia Tena (10.000 km) y los actores Dani Rovira (Ocho apellidos vascos), Javier Gutiérrez (La isla mínima) y José Sacristán (Magical girl) nos representarán en las categorías interpretativas, mientras que Daniel Monzón (El Niño), Alberto Rodríguez (La isla mínima) y Vicente Peñarrocha (por la cinta dominicana María Montez) lo harán en una categoría directoral donde se echará en falta a Carlos Vermut, quien sí está preseleccionado como guionista junto a Alberto Rodríguez y Rafael Cobos, autores del libreto de La isla mínima. Esta última, triunfadora de los pasados premios Goya, parte como favorita al contar con cinco posibilidades de colarse entre las nominadas (la quinta en discordia es la música de Julio de la Rosa, quien se verá las caras con Roque Baños, preseleccionado tanto por El Niño como por la mexicana Cantinflas, y Mikel Salas, candidato por la uruguaya Mr. Kaplan). Por otro lado, Dixie y la rebelión zombie, La tropa de trapo en la selva del arcoíris y Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo (precisamente, las tres candidatas al pasado Goya) están preseleccionadas en la categoría animada, teniendo la cinta de Javier Fesser grandes posibilidades de alzarse como vencedora. La coproducción cubano-española Meñique estará entre sus competidoras. Por su parte, 2014, nacido en Gaza, Basilio Martín Patino. La décima carta, Sobre la marxa y Paco de Lucía. La búsqueda nos representarán en la categoría documental.

    Además, este año se añadirán cuatro nuevas categorías: fotografía, montaje, dirección artística y sonido, cuyos ganadores se elegirán a partir de las candidatas a mejor película, sin nominaciones previas. Sobra decir que tal normativa se debe más a la vagancia y juventud de los premios que a las ganas de laurear los trabajos más meritorios, ya que los mejores directores de sonido, por ejemplo, no se encuentran necesariamente entre las mejores películas. De todos modos, pese a las loables intenciones, estos galardones aún tienen mucho que mejorar para convertirse en los “Oscars latinos” que buscan ser. Que entre las preseleccionadas españolas no haya ni rastro de Carmina y amén o Loreak es muestra de ello. ¿De verdad se busca galardonar a los mejores films o simplemente ensalzar el glamur latino? De todos modos, recordemos que los famosos premios de Hollywood dieron comienzo premiando a la ya olvidada Alas (1927) en un breve acto al que ni asistieron los nominados, mientras que los pasados Premios Platino encumbraron a la excelente cinta chilena Gloria en una espectacular ceremonia. Aún hay mucho por hacer, sí, pero también esperanza e ilusión por dar al cine iberoamericano el prestigio que merece. Y eso es encomiable | Juan Roures (Madrid).
    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».
    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».

    Classics

    Trailers

    [12][Trailers][slider3top]