Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Crítica | Into the Woods

    Into the Woods

    Cosas que perdimos en el bosque

    crítica a Into the Woods (Rob Marshall, Estados Unidos, 2014) / ★★★

    La literatura infantil ha sufrido, a lo largo de los años, un proceso evolutivo tan importante como necesario teniendo en cuenta el cambio de los principios cívicos y la adaptación de los nuevos valores a los que la sociedad contemporánea ha estado sujeta. No debemos olvidar que este tipo de narraciones, a menudo confundidas con los libros didácticos, son escritas por una mente tan alienada como lo es la de cualquier adulto. Por este motivo, pese a que la inocencia infantil permite al niño entender estas historias de un modo ingenuo, es inevitable que, analizándolas detenidamente, encontremos en todas ellas componentes simbólicos, dobles morales o segundas intenciones indicadoras de que estamos ante un producto creado por adultos y destinado a adultos. El coreógrafo y director Rob Marshall ejecuta con Into the Woods una nueva y ampliada versión de algunos de los cuentos más conocidos, creados —o adaptados— por los hermanos Grimm. Marshall presenta un musical coral en el que las canciones funcionan como forma de añadir dinamismo a la construcción sintáctica clásica de los cuentos infantiles, donde la sencillez de las oraciones, predominantemente simples y cortas, prescindiendo del uso de las subordinadas o figuras retóricas que dificulten la comprensión inmediata del mensaje, se combina con la rapidez del diálogo y la rima consonante.

    Como podemos apreciar, la cinta alterna entre las estructuras sintácticas propias de la expresión oral, donde la simplicidad es la clave en el proceso de transmisión —en la literatura infantil predomina el lenguaje verbal (diálogo) sobre el escrito (narrador)—, con unos recursos fundamentalmente dramáticos y tenebrosos que buscan la participación activa del consumidor adulto. Pese a ello, seguimos observando una supremacía de la expresividad afectiva sobre la conceptual en lo que a imagen se refiere. Así mismo, el empleo de la jerga popular y el lenguaje coloquial característico de los diálogos destinados a un público mayoritariamente infantil, se ve en ocasiones complementado por el patrón lingüístico culto, que quedaría reservado a personajes de la aristocracia —príncipe encantador— de expresión pomposa. El resultado final podría describirse como un crossover entre algunos de los cuentos más representativos del folclore tradicional. Como elementos comunes y nexos entre historias encontramos a las figuras de la Bruja y el Panadero. Dos personajes originales del musical de Stephen Sondheim que adapta el presente filme. La historia comienza con la presentación de ambos, la bruja explica que yace sobre el panadero una maldición que le impide tener hijos, y que no será revertida hasta que cumpla una serie de encargos. De esta forma, tanto el mencionado panadero como su mujer, se adentran en el misterioso bosque en busca de los objetos que les han exigido en el improrrogable plazo de tres días. El primero de ellos es una capa roja como la sangre, que tratarán de obtener convenciendo a una resolutiva Caperucita Roja, quien se dirige, a través del mencionado bosque, a casa de su abuelita. El segundo es una vaca blanca como la leche, que consiguen canjear a un niño llamado Jack a cambio de unas habichuelas mágicas. El tercero es una muestra de un cabello amarillo como el maíz, obtenido de la joven Rapunzel. Y el cuarto y último objeto es un zapato dorado, que todos imaginamos a quién puede pertenecer.

    Into the Woods

    Una vez que los objetos han sido reunidos llegaremos al final de cada uno de los cuentos tal y como los conocíamos, Jack derrota al gigante cortando la planta mágica, Caperucita es rescatada por el ¿leñador?, y las princesas, Cenicienta y Rapunzel, se casan con sus respectivos príncipes encantadores. Esta primera parte, aunque se trata de la menos original, es por el contrario la más rápida y cómica de la película. Las presentaciones de cada personaje se hacen con gran dinamismo y con acertados números musicales liderados por una sensacional Meryl Streep. La segunda historia se presenta como una continuación pesimista que arremete contra el clásico “Final Feliz” del relato infantil. Cuando el simpático narrador está a punto de concluir la historia con el recurrente, “y fueron felices para siempre” un gran estruendo interrumpe la celebración del matrimonio y nos avisa de que las perdices tendrán que esperar. Al parecer un segundo gigante, la enfadada mujer del asesinado por Jack, ha bajado para vengar la muerte de su esposo. Ésta es la historia más prolongada, la mayoría de los gags se utilizaron en la primera parte, dejando a esta segunda con un avance más pausado y monótono. Ya estamos acostumbrados al reincidente tonillo melódico de las canciones, por lo que por momentos puede llegar a hacerse pesado. Sin embargo, en cuanto a contenido, es sin duda la parte que aporta toda la originalidad y la vuelta de tuerca que anunciábamos al principio. De repente nos damos cuenta de que en la sociedad actual el final feliz no existe, en su lugar, el príncipe encantador es un adúltero y engaña a Cenicienta, Caperucita queda huérfana y sola en el bosque a merced de su suerte, Jack es acusado por todo el pueblo como el autor del giganticidio y entregado a la gigante para que cumpla su venganza, y Rapunzel es enviada a un lugar aislado por culpa de una madrastra rencorosa.
    Al final de la primera parte, la bruja, que también resulta ser la madrastra de Rapunzel (hermana biológica del panadero y futura cuñada de Cenicienta), consigue reunir los objetos que romperán su maleficio, dejando de ser la bruja horrible que todos conocemos. La bruja es bruja y heroína al mismo tiempo, hace el mal tratando de ser buena, su inseguridad la lleva a una sobreprotección de su hijastra, con el único propósito de evitar que sufra ningún mal. También hace el bien, aunque de manera inconsciente o fingiendo que su objetivo era el contrario: causar daño. De este modo, una vez que la bruja recupera su deseada (y deseable) apariencia, su condición de madre protectora parece desvanecerse al igual que su necesidad de tener a su hijastra a su lado continuamente. Su físico le aporta la seguridad que necesita y reaviva viejas y olvidadas costumbres concupiscentes. Aquí se aprecia la maldad que hay asociada a la belleza en los relatos infantiles, donde aquellas que son mostradas como las más guapas, como la madrastra y hermanastras de Cenicienta, son al mismo tiempo las más mezquinas. Es el concepto de femme fatale asociado a la lógica que nos dice que el desarrollo tradicional de las figuras de la bruja y la madrastra es una manifestación de misoginia albergada en los relatos que atentan contra la actitud subversiva o emancipada de la mujer, y que, al mismo tiempo, representan la fragilidad, dependencia y desobediencia con las que se asocia tradicionalmente al sexo femenino —idea de sexo débil—. El final, que parece empieza a confundir historias con una panadera más “valiente” de lo normal y un Jack en tareas bíblicas honda en mano, se encargará de dar a entender, de forma dramática, que en la realidad no importa si se trata de un héroe o un villano, salvador o salvado, príncipe o panadero, todo hombre siempre dependerá de una mujer; ya sea por inmadurez, inseguridad o, por supuesto, por amor. | |

    Alberto Sáez Villarino
    Redacción Dublín (Irlanda)


    Estados Unidos. 2014. Título original: Into the Woods. Director: Rob Marshall. Guion: James Lapine (Musical: Stephen Sondheim, James Lapine). Duración: 124 minutos. Montaje: Wyatt Smith. Música: Stephen Sondheim. Fotografía: Dion Beebe. Productora: Walt Disney Pictures / Lucamar Productions. Intérpretes: Meryl Streep, Emily Blunt, James Corden, Anna Kendrick, Chris Pine, Johnny Depp, Lucy Punch, Christine Baranski, Tammy Blanchard, Daniel Huttlestone, Tracey Ullman, Mackenzie Mauzy, Billy Magnussen, Lilla Crawford, Richard Glover, Simon Russell Beale, Joanna Riding, Annette Crosbie.


    Póster: Into the Woods
    Feelmakers

    10 comentarios:

    1. Me gusta mucho este blog en general, pero esta "critica..." de Wild es realmente desechable. Es una buena película (la mayor parte de los especialistas lo han dicho). Conocer un poco del proceso de creación de la misma hubiera ayudado algo quien escribió el blog. Reese Witherspoon está soberbia en el papel de Cheryl Strayed (nominada a cuanto premio de actuación este año...y ganadora de algunos)...algunas descripciones que haces parecen hasta muy poco profesionales, lo siento pero así que en desacuerdo total con lo que escribiste

      ResponderEliminar
    2. es decir si tu pretendes que un personaje tome decisiones que a ti personalmente te agraden o al contrario es una mala película deja mucho que desear de un critico que demuestra su odio a hollywood que casi siempre es insoportable pero no siempre malo

      ResponderEliminar
    3. Gerardo Medina Pérez28 de enero de 2015, 17:00

      Coincido en que quizá la calidad de la crítica no es del todo acertada y profesional, pero tampoco creo que sea acertado decir que es una buena película porque la mayor parte de los especialistas lo han dicho. Boyhood también ha sido alabada hasta la saciedad, pero no por ello es la mejor del año, y para mí es de las más flojas, incluso más que la que nos ocupa. Sencillamente es cuestión de gustos. A Judith no le ha llegado una película sobre el descubrimiento personal, y en eso coincido con ella. Se entiende lo que Vallée pretende, está clarísimo y es muy obvio, pero el viaje de autodescubrimiento y redención que propone no llega a buen puerto, no consigue que ese viaje iniciático cale en el espectador, al menos en mí. Y según veo, tampoco en Judith. Porque lo importante en este tipo de filmes es que el público se identifique con su protagonista, que sea partícipe del viaje, cosa que aquí no ocurre.

      ResponderEliminar
    4. Vos viste Boyhood?...ummmm...raro lo que decis. Coincido, la crítica a Wild no me parece muy profesional. En general me parecio atractiva la película, así que tengo que darle la razón a Mylisten. Es cuestión de gustos. Lo que si no podes minimizar la actuación de Reese Witherspoon, con que criterio lo haces? Esta muy bien la mina

      ResponderEliminar
    5. Gerardo Medina Pérez28 de enero de 2015, 18:14

      Por supuesto que vi Boyhood, no opino jamás sobre una película sin haberla visto. Para mí Boyhood es el film más sobrevalorado de 2014. No es mala película, ojo, pero se le está dando demasiado bombo cuando hay filmes mucho más audaces, valientes y arriesgados que él, como Birdman o Foxcatcher. ¿Por qué esa tendencia a elogiar Boyhood? Pues porque Linklater ha tardado doce años en filmarla y la ha hecho rodando cada año con los mismos actores para ver el paso del tiempo. Únicamente por esa chispa de genio. Pero es que Linklater ya tenía algo similar anteriormente, pero con un mejor guión y actores. Su trilogía Antes de... ya exploraba esa idea, pero con una historia de amor y una pareja protagonista que sostienen la trilogía de manera soberbia. En Boyhood lo que tienes es a un director al que se le ha ocurrido coger a los mismos actores año por año, ha improvisado un guión cada año presentando una nueva trama y situación en la vida de la familia, y ya está. Ni siquiera ha rodado de manera audaz. Se limita a colocar su cámara y que hablen. Hasta la trilogía que he comentado estaba mejor dirigida a todos los niveles (música, fotografía, dirección de actores, uso de la cámara en sí...). Pero lo peor no es esto, lo más alarmante es que Boyhood está vacía de contenido. No hay conflicto, no hay enseñanza sobre el paso a la madurez (no, no todas las películas en las que se muestre el paso del tiempo para un niño y su crecimiento consiguen transmitir bien esta idea, y ésta no es de las que lo consiguen). Es como uno de esos vídeos del año en Facebook. Vacía e intranscendente. Si hago una peli de mi vida grabando doce años de ella, tendré lo mismo, doce momentos aislados que no sirven para nada y que no interesan en absoluto. Linklater podría presentar dentro de doce años la secuela, y seguiría estando vacía. Se podría haber alargado más años (y más en metraje, que sus 165 minutos pesan y mucho) y seguiríamos sin tener nada. No será ni recordada con los años más que como una anécdota que posiblemente gane el Oscar. De no habérsele dado tanto bombo le habría puesto más nota, pero para mí se queda en un 4.


      En cuanto a Wild, sólo salvo a Reese Witherspoon, lo hace muy bien, pero igualmente me pregunto si es una interpretación para nominar al Oscar. Lo que sí no admite discusión para mí es que Laura Dern no merece esa nominación, no se luce en absoluto, y su presencia en los Oscar deja fuera a actrices que lo merecían mucho más, como Jessica Chastain o Naomi Watts. Y volviendo a Boyhood, en relación a esta categoría en los Oscar, que Patricia Arquette está de Oscar es muy discutible. Seguramente se lo lleve, pero por ser la que más destaca en un reparto que no actúa, por ser la única que tiene algo de dramatismo en una peli tan vacía y plana a nivel actoral como Boyhood. ¿Queremos grandes interpretaciones? Ahí están Michael Keaton, Julianne Moore, J.K. Simmons, Edward Norton, Steve Carell, Jake Gyllenhaal y hasta Channing Tatum en Foxcatcher. Yo, particularmente, tras haber visto todas las nominadas, me quedo con Emma Stone. Ojalá se imponga una vez más en los Oscar lo de premiar a cintas correctas y académicas, para que no gane Boyhood. Por primera vez, que así sea.

      ResponderEliminar
    6. Bueno, a mi no me gustó Birdman, cuestión de gustos (y me ha gustado todo lo que anteriormente hizo Iñarritu) Julianne Moore no tiene discusión, incluso le venia una nominación por Maps to the stars que está divina. De Foxcatcher solo me gustó Mark Ruffalo y la música, pero esperaba más de la película....ahh y Laura Dern es una DIOSAAAA, haga lo que haga, por pequeño o grande sea el papel (enlightened)

      ResponderEliminar
    7. Gerardo Medina Pérez28 de enero de 2015, 21:05

      Coincidimos en dos cosas. La primera, que Dern es una diosa, pero en Wild no se luce nada. Habría puesto en su lugar a Jessica Chastain, que sí que se luce en A Most Violent Year. Hasta Rene Russo en la gran ninguneada este año por la Academia, Nightcrawler, se luce más que Dern. Y la segunda, que prefería ver a Moore nominada por Maps to the stars, se come la pantalla, aunque me da que iba a estar nominada como actriz de reparto, así que mejor que sea como actriz y se lo den de una vez. Lo demás, cuestión de gustos, Birdman me parece una maravilla y Foxcatcher una de las mejores pelis de los últimos años. Sostenida, contenida, pero muy maliciosa, un retrato crudo y salvaje de la América gris. Se me heló la sangre con esa peli.

      ResponderEliminar
    8. Coincido no me gustó Birdman. Boyhood es un trabajo de realización impresionante...y esta muy bien contada. Es conmovedora, sin golpes bajos. Patricia Arquette es lo más. Si me tocara repartir premios :
      Mejor Pelicula: Boyhood
      Mejor Actriz: Marion Cotillard (2 dias 1 noche)
      Mejor Actor: Benedict Cumberbatch (The imitation Game)
      Mejor Actriz secundaria: Julianne Moore (Maps of the stars)
      Mejor Actor secundario: Mark Ruffallo (Foxcatcher)
      Mejor Pelicual Extranjera: Relatos Salvajes (Argentina) (brutal esta película)

      ResponderEliminar
    9. Gerardo Medina Pérez29 de enero de 2015, 14:32

      Más quisiera Boyhood ser una película siquiera. La interpretación de Cumberbatch es la más floja de las nominadas. El Oscar es para Keaton, y si no preferiría Steve Carell que lo borda en Foxcatcher. Ruffalo también lo borda pero este año le toca a J.K.Simmons, que está soberbio en Whiplash. Patricia Arquette es de las más flojas de las nominadas pero se lo va a llevar si o si. Y actriz aunque me gustaría Cotillard lo ganará Moore. Son Oscar ya cantados desde hace meses. Igual que el de film extranjero, que será para Ida. Director será Linklater pero en película tengo mis dudas. Muy pequeña Boyhood para hacerse con el Oscar. Me da que será para Birdman, y yo privado. De las mejores de 2014

      ResponderEliminar
    10. Una critica muy estúpida, lo siento "los humanos" se equivocan y no por eso creo que deben estar desamparados? o tu madre o amigos te han dado la espalda cuando algo sale mal?, por favor abre tu mente, a parte es una película, no mamar, tu reseñas son basura. lo siento.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]