Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    El drama de la joven burguesía. Tráiler de The Riot Club, de Lone Scherfig

    Riot Club, de Lone Scherfig

    La (falsa) biografía de los chicos de Bullingdon.


    Lone Scherfig regresa a la dirección, después de su fallida One Day (2011), con una nueva cinta sobre los problemas con los excesos y la soberbia en jóvenes burgueses (temática similar a la que tan buenos resultados le dio con An Education, 2009). The Riot Club es la adaptación del drama de Laura Wade: Posh —título que, en un principio, también había sido dado a esta película—. La trama nos traslada a Oxford, donde encontraremos a un grupo elitista de jóvenes que organiza reuniones secretas en salas privadas de suntuosos bares. En concreto, el guion se centra en las esperanzas y la determinación de dos jóvenes por ser aceptados en tan exclusiva logia. Lo que en un principio parecía un gran entretenimiento lleno de lujos, extravagancias y una posición social envidiable, pronto se tornará una pesadilla al comprobar que la violencia desmedida y la crueldad son la verdadera diversión de sus infames miembros. El ficticio The Riot Club, está claramente inspirado en el real Bullingdon Club de la universidad de Oxford y, pese a que la directora se ha apresurado a desmentir cualquier relación con el mismo, que tacha de mera coincidencia, el comportamiento, vestimenta, afición por los banquetes y rituales de sus miembros resultan tan similares que las excusas de Scherfig parecen únicamente destinadas a evitar cualquier conflicto legal dado el poder de algunos de sus afiliados (el primer ministro británico, David Cameron, es un antiguo socio). Entre el reparto encontramos a Douglas Booth (Noé), Natalie Dormer (Rush), Sam Claflin (The Quiet Ones), Jessica Brown Findlay (Albatross), Max Irons (La huésped) y Holliday Grainger (Grandes esperanzas, 2012). Su estreno llegará el 19 de septiembre en Reino Unido e Irlanda. | Alberto Sáez Villarino (Dublín, Irlanda) |




    The Riot Club póster
    Feelmakers

    1 comentarios:

    1. Esa nota 'cinéfila' que alude a "Rashomon" de Kurosawa está fuera de lugar: porque ese asunto del subjetivismo/relativismo en plan Ramón de Campoamor no viene a cuento en este caso; y, sobre todo, porque La película japonesa a cuyo pase asisten los protagonistas de "Los Ojos Amrillos..." es en realidad "Cuentos de la Luna Pálida" de Mizoguchi.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]