Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    El drama de la joven burguesía. Tráiler de The Riot Club, de Lone Scherfig

    Riot Club, de Lone Scherfig

    La (falsa) biografía de los chicos de Bullingdon.


    Lone Scherfig regresa a la dirección, después de su fallida One Day (2011), con una nueva cinta sobre los problemas con los excesos y la soberbia en jóvenes burgueses (temática similar a la que tan buenos resultados le dio con An Education, 2009). The Riot Club es la adaptación del drama de Laura Wade: Posh —título que, en un principio, también había sido dado a esta película—. La trama nos traslada a Oxford, donde encontraremos a un grupo elitista de jóvenes que organiza reuniones secretas en salas privadas de suntuosos bares. En concreto, el guion se centra en las esperanzas y la determinación de dos jóvenes por ser aceptados en tan exclusiva logia. Lo que en un principio parecía un gran entretenimiento lleno de lujos, extravagancias y una posición social envidiable, pronto se tornará una pesadilla al comprobar que la violencia desmedida y la crueldad son la verdadera diversión de sus infames miembros. El ficticio The Riot Club, está claramente inspirado en el real Bullingdon Club de la universidad de Oxford y, pese a que la directora se ha apresurado a desmentir cualquier relación con el mismo, que tacha de mera coincidencia, el comportamiento, vestimenta, afición por los banquetes y rituales de sus miembros resultan tan similares que las excusas de Scherfig parecen únicamente destinadas a evitar cualquier conflicto legal dado el poder de algunos de sus afiliados (el primer ministro británico, David Cameron, es un antiguo socio). Entre el reparto encontramos a Douglas Booth (Noé), Natalie Dormer (Rush), Sam Claflin (The Quiet Ones), Jessica Brown Findlay (Albatross), Max Irons (La huésped) y Holliday Grainger (Grandes esperanzas, 2012). Su estreno llegará el 19 de septiembre en Reino Unido e Irlanda. | Alberto Sáez Villarino (Dublín, Irlanda) |




    The Riot Club póster
    El jardín

    1 comentarios:

    1. Esa nota 'cinéfila' que alude a "Rashomon" de Kurosawa está fuera de lugar: porque ese asunto del subjetivismo/relativismo en plan Ramón de Campoamor no viene a cuento en este caso; y, sobre todo, porque La película japonesa a cuyo pase asisten los protagonistas de "Los Ojos Amrillos..." es en realidad "Cuentos de la Luna Pálida" de Mizoguchi.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]