Introduce tu búsqueda

  • Especial 64 Festival de San Sebastián.

    El tiempo lo destruye todo / El porvenir, de Mia Hansen-Løve.

    In sanguis veritas / The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    Especial 73 Mostra de Venecia.

    Explorando paisajes / Boi neon, de Gabriel Mascaro.

    PARADISE LOST: PURGATORY (JOE BERLINGER, 2011)

    Paradise Lost: Purgatory
    El purgatorio es un estado intermedio entre el paraíso y el infierno, un lugar en el que el alma se purifica a través del sufrimiento. Muchos afirman que el infierno y el cielo son lugares en la Tierra, más específicamente momentos en la vida de un hombre de gran placer o sufrimiento; pues también parece existir un purgatorio en la tierra. Damien Echols, Jason Baldwin y Jessie Misskelley lo conocen, han vivido en él durante 18 años, un purgatorio en forma de prisión.

    Paradise Lost 3: Purgatory (Joe Berlinger, Bruce Sinofsky, 2011) es el último film de la trilogía que relata la historia de estos tres jóvenes y como fueron acusados injustamente de asesinar a tres niños en West Memphis (Arkansas, USA) en 1993. La película se divide en tres partes: un prologo que nos da un resumen de todo lo que nos perdimos si no vimos las dos primeras entregas, una segunda parte que representa el purgatorio y un epilogo que narra el desenlace. El inicio es lo más interesante, lo que debió ser una investigación criminal se convertiría en un autentica cacería de brujas del siglo XX, con pentagramas y sacrificios a Satanás incluidos; sólo faltó la hoguera. Es una muestra de a pesar de todos lo que ha cambiado en los últimos años nunca falta la persona con pensamientos retrógrados y el poder suficiente para enviarte a la cárcel si te vistes de negro y escuchas heavy metal. Después el documental se vuelve engorroso, narrando el presente de una manera casi clínica con muchas escenas de los juicios y de los abogados hablando de las nuevas evidencias. El desenlace es una victoria que no te deja un buen sabor en la boca: Damien, Jason y Jessie salen libres solo después de declararse culpables, pero reconociendo que son inocentes y que solo lo hacen para evitarse otro juicio.

    La verdad es que la tercera parte de esta historia me pareció aburrida, es un documental meramente informativo sin ninguna intención de ser entretenido. Esperaba sentir algo: simpatía por “los tres de West Memphis”, indignación por la crueldad del crimen contra los pequeños, rabia por lo injusto de la situación, algo… Pero nada. Los protagonistas son como un lienzo en blanco, sin profundidad ni emoción. Christopher Byers, Michael Moore y Stevie Branch son solo nombres, solo cuerpos encontrados en un río y sus padres son solo unos ciegos que no quieren aceptar los hechos; los hacen ver como unos lunáticos con sed de venganza sin importar las consecuencias. Paradise Lost: Purgatory es un documental de justicia a medias. Si bien Damien, Jason y Jessie obtuvieron su merecida libertad, nunca se encontró al verdadero asesino. Tres películas para narrar el paraíso perdido de “los tres de West Memphis” y ninguno para narrar el infierno de Christopher, Michael y Stevie.

    Jensie Castillo.

    Ficha técnica:

    Estados Unidos, 2011. Título original: ‘Paradise Lost: Purgatory’. Director: Joe Berlinger, Bruce Sinofsky. Guión: Joe Berlinger, Bruce Sinofsky. Productora: Radical Media. Fotografía: Robert Richman. Música: Wendy Blackstone. Nominado al Oscar 2012.

    Paradise Lost: Purgatory poster
    La reconquista
    Feelmakers
    El fulgor efímero

    1 comentarios:

    1. Muy buen comentario, Alexandra. Es cierto que muchos documentales se ciñen a lo meramente detallado e informativo, sacrificando la emoción y haciendo que el espectador no logre la empatía necesaria con lo que cuenta. Parece uno de esos casos. Un besote!

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    Magazine

    • Próximamente: Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».

    Classics

    Televisión

    [12][Trailers][slider3top]