• Culpa y riesgo / Julieta, de Pedro Almodóvar.

    Especial 69º Festival de Cannes / Cobertura completa.

    El álbum familiar de Koreeda / Nuestra hermana pequeña.

    Filmogramas / El cine social de Jeff Nichols

    Un ejercicio cinematográfico inmaculado / Cemetery of Splendour.

    PARADISE LOST: PURGATORY (JOE BERLINGER, 2011)

    Paradise Lost: Purgatory
    El purgatorio es un estado intermedio entre el paraíso y el infierno, un lugar en el que el alma se purifica a través del sufrimiento. Muchos afirman que el infierno y el cielo son lugares en la Tierra, más específicamente momentos en la vida de un hombre de gran placer o sufrimiento; pues también parece existir un purgatorio en la tierra. Damien Echols, Jason Baldwin y Jessie Misskelley lo conocen, han vivido en él durante 18 años, un purgatorio en forma de prisión.

    Paradise Lost 3: Purgatory (Joe Berlinger, Bruce Sinofsky, 2011) es el último film de la trilogía que relata la historia de estos tres jóvenes y como fueron acusados injustamente de asesinar a tres niños en West Memphis (Arkansas, USA) en 1993. La película se divide en tres partes: un prologo que nos da un resumen de todo lo que nos perdimos si no vimos las dos primeras entregas, una segunda parte que representa el purgatorio y un epilogo que narra el desenlace. El inicio es lo más interesante, lo que debió ser una investigación criminal se convertiría en un autentica cacería de brujas del siglo XX, con pentagramas y sacrificios a Satanás incluidos; sólo faltó la hoguera. Es una muestra de a pesar de todos lo que ha cambiado en los últimos años nunca falta la persona con pensamientos retrógrados y el poder suficiente para enviarte a la cárcel si te vistes de negro y escuchas heavy metal. Después el documental se vuelve engorroso, narrando el presente de una manera casi clínica con muchas escenas de los juicios y de los abogados hablando de las nuevas evidencias. El desenlace es una victoria que no te deja un buen sabor en la boca: Damien, Jason y Jessie salen libres solo después de declararse culpables, pero reconociendo que son inocentes y que solo lo hacen para evitarse otro juicio.

    La verdad es que la tercera parte de esta historia me pareció aburrida, es un documental meramente informativo sin ninguna intención de ser entretenido. Esperaba sentir algo: simpatía por “los tres de West Memphis”, indignación por la crueldad del crimen contra los pequeños, rabia por lo injusto de la situación, algo… Pero nada. Los protagonistas son como un lienzo en blanco, sin profundidad ni emoción. Christopher Byers, Michael Moore y Stevie Branch son solo nombres, solo cuerpos encontrados en un río y sus padres son solo unos ciegos que no quieren aceptar los hechos; los hacen ver como unos lunáticos con sed de venganza sin importar las consecuencias. Paradise Lost: Purgatory es un documental de justicia a medias. Si bien Damien, Jason y Jessie obtuvieron su merecida libertad, nunca se encontró al verdadero asesino. Tres películas para narrar el paraíso perdido de “los tres de West Memphis” y ninguno para narrar el infierno de Christopher, Michael y Stevie.

    Jensie Castillo.

    Ficha técnica:

    Estados Unidos, 2011. Título original: ‘Paradise Lost: Purgatory’. Director: Joe Berlinger, Bruce Sinofsky. Guión: Joe Berlinger, Bruce Sinofsky. Productora: Radical Media. Fotografía: Robert Richman. Música: Wendy Blackstone. Nominado al Oscar 2012.

    Paradise Lost: Purgatory poster

    1 comentarios:

    1. Muy buen comentario, Alexandra. Es cierto que muchos documentales se ciñen a lo meramente detallado e informativo, sacrificando la emoción y haciendo que el espectador no logre la empatía necesaria con lo que cuenta. Parece uno de esos casos. Un besote!

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    Magazine

    • ¿Quién demonios es Hong Sang-soo?

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Porque responder a esa pregunta implica responder a la misma pregunta incesante que vertebra su cine. Y que consiste, si se trascienden los tres monosílabos que forman dicho nombre, en responder a la pregunta de quién demonios somos nosotros mismos, hombres y mujeres, y qué pintamos en este mundo».
    • Escenas: «El caballo de Turín», de Béla Tarr

      Por Luis Enrique Forero desde Berlín / «A menudo, provoca una fascinación oscura la contemplación de la renuncia. Arthur Rimbaud, uno de los poetas más influyentes en el cambio de paradigma y el paso a la modernidad, decidió abandonar la literatura a sus 19 años, con una contundencia tan inquietante como —por qué no decirlo— admirable, y durante el resto de su corta vida anduvo dedicado a otros asuntos presumiblemente más importantes».
    • «Siento al cine como un ser vivo con alma».

      Entrevista con el director tailandés Apichatpong Weerasethakul / por Miguel Muñoz Garnica desde el Festival de Gijón / «Creo que mis películas no suelen dejar a nadie indiferente. Hay quien me dice que le han hecho sentir una gran conexión, y quien me dice que no ha conseguido entrar en ellas en absoluto», advierte Apichatpong Weerasethakul. El tailandés, elevado a los grandes altares del cine contemporáneo por la crítica...».

    Festivales

    Oscar Race

    [12][Trailers][slider3top]

    Televisión