Introduce tu búsqueda

  • Cobertura de la 71ª edición del Festival de Cannes.
    Por Víctor Blanes, Alberto Sáez, Ignacio Navarro & Emilio Luna.

    Siluetas y contornos: intersticios vitales.
    Amante por un día, de Philippe Garrel.

    El acto y el gesto.
    Isla de Perros, de Wes Anderson.

    La paternidad de los fantasmas.
    El león duerme esta noche, de Nobuhiro Suwa.

    El eterno McQueen en Le Mans

    Steve McQueen en Le Mans

    Este fin de semana se ha celebrado una nueva edición de las 24 horas de Le Mans, el gran clásico del motor cuya fortaleza, como muchas tradiciones, ha sido engullida por la inmediatez televisiva y por unas nuevas generaciones que se muestran impasibles ante este desfile de automóviles imposibles que luchan contra los elementos y el tiempo. Echando un vistazo a las actuaciones de los mediáticos Nico Hulkenberg y Mark Webber, ambos ex pilotos de Fórmula 1, es inevitable recordar a Steve McQueen. Nacido piloto y formado mecánico, su lugar preferido era cualquier lugar que oliera a aceite o gasolina, donde un sinfín de piezas y herramientas no dejaran hueco posible –más información en PiezascochesOnline.es—. El destino le deparó la fama en una disciplina, la interpretación, que siempre fue secundaria para él. Para el intrépido actor de La gran evasión (The Great Escape, John Sturges, 1963) el rugido de un motor era una droga para la que no había rehabilitación posible. Prueba de todo ello fue, una vez que sus cuentas bancarias sobrepasaban con soltura las seis cifras, embarcarse en un proyecto que unía su pasión y su oficio en esta muestra de cine de autor llamada Las veinticuatro horas de Le Mans (Le Mans, 1972), una obra que, pese a que tenía como firmante a Lee H. Katzin en la dirección, suponía el debut encubierto tras la cámara del oriundo de Beech Grove. Un largo, cuyo metraje inicial superaba las cuatro horas, a la mayor gloria de un McQueen y los coches que nunca dejó de amar. Es así, que la narración del filme tenía como eje casi exclusivo la batalla competitiva en el Circuito de la Sarthe. ¿Podrían imaginar más de cuatro horas viendo, únicamente, a prototipos desgastando el asfalto galo? Pues los productores tampoco, por lo que las imposiciones y las tijeras en la sala de montaje no tardaron en aparecer. El resultado final, en unos livianos 110 minutos, fue un rotundo fracaso. No le importó al gran McQueen, el éxito ya lo había vivido en el set: destrozando coches, dando gas y batiendo al velocímetro. Un rodaje sin vehículos era un drama para uno de los grandes actores de las Historia. Con Le Mans se dio un homenaje a su altura. A los demás, solo nos queda Europcar.

    Publicidad

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Inéditas

    • Mindhunter: Sympathy for the devil

      «Celebérrimo es el aforismo 149 que Frederich Nietzsche formuló en el capítulo IV de su libro Más allá del bien y del mal (1886): «El que lucha con monstruos debe ir con cuidado para no resultar él mismo un monstruo. Pues si miras mucho a un abismo, el abismo acabará por mirar dentro de ti». A buen seguro, los creadores de Mindhunter tuvieron muy presente esta idea del filósofo alemán a la hora de decidirse a adaptar el libro de John E. Douglas y Mark Olshaker, Cazador de mentes: Dentro de la unidad de élite de crímenes en serie del FBI (1995)...».
    • Anuario 2017. Una recopilación de lo mejor del curso cinematográfico

      «El 2017 se nos ha hecho viejo y, como cada año, toca volver la vista atrás y echar un vistazo a todo lo que nos ha regalado desde un punto de vista cinematográfico. Es el momento de las siempre controvertidas listas de lo mejor del año. Controvertidas porque nunca llueve a gusto de todos, pero también porque, al fin y al cabo, estamos hablando de consideraciones que, aunque no lo parezcan, se hacen en caliente, bajo el influjo del calor cercano de la sala de cine y las sensaciones que nos ha producido...».
    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».

    Festivales

    Cineclub

    [12][Trailers][slider3top]