Introduce tu búsqueda

Totem
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Crítica | Al encuentro de Mr. Banks

    Al encuentro de Mr. Banks

    La extraña historia del señor Disney y Mrs. Travers

    crítica de Al encuentro de Mr. Banks | Saving Mr.Banks, de John Lee Hancock, 2013

    Debo reconocer que Mary Poppins no es una de mis películas Disney favoritas (que las tengo, y son varias). Sin embargo, como más o menos todo hijo de vecino desde los años '60, formó parte de mi infancia; muchas de sus canciones están en mi banda sonora sentimental particular, y, quieran que no, he aprendido a verla con otros ojos a medida que me he ido haciendo adulta. Digo esto porque es importante entender que Al encuentro de Mr. Banks (Saving Mr.Banks) no puede ser apreciada enteramente si no se ha visto Mary Poppins (algo que puede resultar extraño hoy día, pero de todo hay en este mundo): son tantísimas las referencias, directas o no, que acumula la cinta de John Lee Hancock, que un buen tercio de ella se pierde si no sabemos de qué nos están hablando. Recomiendo, por tanto, echarle un vistazo previo a la película protagonizada por Julie Andrews y Dick van Dyke antes de ir a ver la protagonizada por Emma Thompson y Tom Hanks.

    A diferencia de lo que se ha comentado, Al encuentro de Mr. Banks no se centra en el rodaje de Mary Poppins (crítica), sino en sucesos algo anteriores, y bastante más espinosos: las negociaciones que Walt Disney (Tom Hanks) en persona tuvo que llevar a cabo con la autora de la novela original, P.L. Travers (Emma Thompson), para que ésta le cediese los derechos sobre su creación. Durante más de veinte años, Travers se negó categóricamente a que nadie que no fuese ella pusiese las manos sobre su libro; cuando finalmente aceptó viajar a Los Angeles para negociar, movida esencialmente por la necesidad de dinero, sus reticencias y su difícil carácter convirtieron la negociación en un auténtico infierno para todos los que tuvieron que lidiar con ella: el guionista, Don DaGradi (Bradley Whitford), los compositores, Robert (B.J. Novak) y Richard Sherman (Jason Schwartzman), y hasta el mismísimo Disney sufrieron las iras de la autora, bien documentadas en las casi cuarenta horas de grabaciones que sirvieron de inspiración para las guionistas Kelly Marcel y Sue Smith. La ordalía de Disney y los suyos se alterna con los recuerdos de la infancia de Travers en Australia a principios de siglo, cuando se llamaba Helen Goff y vivía con una madre atribulada (Ruth Wilson, la Alice de Luther) y un padre borrachín y fracasado, pero cariñoso (Colin Farrell) que, andando el tiempo, serviría a la autora como inspiración para crear a Mr.Banks, el padre de la familia protagonista de Mary Poppins.

    Al encuentro de Mr. Banks

    No nos engañemos, Al encuentro de Mr. Banks es, ante todo, un crowdpleaser como una catedral. Pero ni que eso tuviese que ser malo. Todo lo contrario. Es prácticamente imposible salir de haberla visto sin llevar puesta una sonrisa de oreja a oreja, sin tararear una y otra vez las canciones de los Sherman (en especial “Let's go fly a kite”, quizá la más importante de todas a nivel argumental)... y sin unas ganas tremendas de volver a ver Mary Poppins. Porque esto es una historia Disney tal como al propio Disney le gustaba que fueran: emotivas, divertidas, y, no por previsibles, menos disfrutables. Todos los actores tienen momentos profundamente emocionantes, ya sea con palabras, con gestos (las reacciones de Emma Thompson/Travers mientras ve por primera vez Mary Poppins son simplemente maravillosas) o con acciones enteras. Y además, todos ellos están estupendos. Emma Thompson abraza su yo más británico, haciendo carne todos y cada uno de los tópicos que todos conocemos sobre los ingleses estirados, sólo para demolerlos después y dejarnos hechos un mar de lágrimas. Tom Hanks, quien a priori no parecía una elección demasiado acertada para interpretar a Walt Disney (al menos para quien esto escribe), está simplemente perfecto; no se me ocurre, después de haberlo visto, a nadie mejor para encarnar el lado más humano y amable del padre de Mickey Mouse (del otro lado, como podéis imaginar, ni palabra). Los secundarios están todos maravillosos, empezando por Paul Giamatti, que encarna al chófer de Travers y cuyas conversaciones con Emma Thompson son una gozada, y siguiendo con todos los actores que interpretan al personal de la Disney, que proporcionan algunos de los momentos más divertidos de una película que está repleto de ellos. No quiero dejarme en el tintero a Colin Farrell, un actor que, por decirlo finamente, nunca me ha resultado demasiado de mi agrado. Y, sin embargo, aquí no es que esté bien, es que está fantástico; sus escenas se cuentan entre las mejores de la película, y adoras a su personaje desde el mismo minuto en el que aparece. Sin que sirva de precedente mi defensa, Farrell demuestra aquí que, cuando quiere, es un auténtico actorazo.

    Todos sabemos cómo termina la historia, claro. Y, en el fondo, podemos llegar a sentir una punzada de tristeza al saber que la titánica lucha de Travers por preservar el espíritu de “su” Mary Poppins no llegará a buen puerto, aunque se nos ofrezca revestida de un poco (mucho) de azúcar. Pero a pesar de su tono melancólico, Al encuentro de Mr. Banks es una película eminentemente alegre, que celebra ese mundo de sueños maravillosos que Disney creó y en el que todos hemos vivido aunque sea un poco, que habla del poder curativo de la creatividad para sanar heridas emocionales, y que, al final, resulta un viaje emotivo y entrañable al corazón de la infancia de cada uno. Y eso, por mucho que se le critique, sigue siendo una de las cosas más maravillosas que Hollywood puede ofrecer. Que no todo va a ser arte y ensayo, demonios. ★★★★

    Judith Romero
    redacción Londres | enviada especial al BFI London Film Festival.

    Estados Unidos, 2013. Director: John Lee Hancock. Guión: Kelly Marcel y Sue Smith. Productora: Walt Disney Pictures / Ruby Films / Essential Media & Entertainment / BBC Films / Hopscotch Features. Presentación: Festival de Londres 2013. Fotografía: John Schwartzman. Montaje: Mark Livolsi. Intérpretes: Emma Thompson, Tom Hanks, Colin Farrell, Paul Giamatti, Bradley Whitford, Jason Schwartzman, B.J. Novak, Annie Rose Buckley, Ruth Wilson, Kathy Baker, Rachel Griffiths.

    Al encuentro de Mr. Banks póster
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania

    Estrenos

    Alemania

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    El deshielo

    Inéditas

    Rizoma