Introduce tu búsqueda

  • Malas calles.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Down by Earth.
    «Song to Song», de Terrence Malick.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Loyal to the nightmare of my choice.
    «Dunkerque», de Christopher Nolan.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino (Próximamente).

    Sensualidad praxiteliana: bello tráiler de «Call me by your name» de Luca Guadagnino


    Llámame por tu nombre, Luca Guadagnino.

    «La apuesta de Guadagnino es el impresionismo en todas sus vertientes. Aparte de la captura perfecta de un pedazo de luz y tiempo, Call me by your name es una película liberada de cualquier tipo de atadura ficcional. Liberada de un conflicto narrativo demasiado definido, de un discurso temático, o de cualquier atisbo de metáfora. No hay nada en ella que pueda darnos pie al análisis interpretativo concluyente, ni a la etiqueta, y eso es uno de los mayores elogios que podemos regalarle. Todos y cada uno de los elementos que configuran su cuidadísima composición están dispuestos con una ligereza que no puede ser más acertada. Desde el magnético Oliver (sensacional Armie Hammer, en cierto modo correspondiente con el Ralph Fiennes de Cegados por el sol) hasta las amplias capas de pasados que mencionábamos, sus aspectos más sugerentes lo son precisamente porque encajan con naturalidad en el cuadro sin necesidad de ser explotados con fines narrativos. Guadagnino parece incluso introducir una intervención propia a través del personaje del padre de Elio, que remata la composición con un pequeño alegato a favor del disfrute, de la entrega total al esplendor del amor estival, y a su recuerdo para reclamar su compañía en los futuros inviernos». Desde la Berlinale, y de esta maravillosa manera, hablaba nuestro compañero Miguel Muñoz Garnica de Call me by your name (Llámame por tu nombre), una de las mejores películas en lo que llevamos de semestre. Un filme sensible y elegante que narra el primer amor de Elio, el hijo adolescente de un profesor de humanidades, en la campiña italiana. Un amor madurado por el sol que arriba tras la aparición de un estudiante algo más mayor invitado por el cabeza de familia. Unos soberbios Armie Hammer, Timothée Chalamet (es la gran revelación del curso) y Michael Stuhlbarg dan cuerpo y vida a unos personajes delineados por un Luca Guadagnino en estado de gracia. Call me by your name, traslación (firmada por James Ivory) de la novela homónima de André Aciman, ha sido adquirida por Sony Pictures Classics de cara a la próxima temporada de premios. Como ocurre con A Ghost Story, otra de las cintas estrella de 2017, dudamos que su temática y tratamiento encajen en el corsé del circuito de galardones. Pero, ¿a quién diablos le importan los premios? Call me by your name supone ser todo un triunfo. Su estreno está fijado en las salas británicas el 27 de octubre y en las norteamericanas el 24 de noviembre. Apunten su título.




    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Esto no es una crítica. Convenimos en llamarlo cuaderno de viaje por darle algún nombre a un texto que, en los esquemas que habitualmente manejamos al escribir sobre cine/TV, no encaja en ninguna categoría definida. Evitaremos cualquier sentencia evaluativa escudándonos en que estamos hablando de una obra que no hemos visto en su totalidad, si bien esta excusa oculta también un acto de pura comodidad...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos...».

    Classics

    Trailers

    [12][Trailers][slider3top]