Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Crítica | The Dinner (I nostri ragazzi)

    I nostri ragazzi

    I nostri ragazzi, Ivano de Matteo (Italia, 2014)
    Mostra de Cine Italiano de Barcelona (MCIB) 2014 / ★★★

    En 2009 Herman Koch escribió uno de los best sellers más discutidos de los últimos años. Su novela La cena se basaba en el asesinato de una anciana indigente que cometieron dos menores de edad en el interior de un cajero de Barcelona. El año pasado la obra de Herman Koch volvió a estar en boca de todos cuando Cate Blanchett anunció que iba a debutar como directora adaptando el texto del autor holandés. Sin embargo, otra adaptación cinematográfica se adelantó al de la actriz australiana. Fue el caso de The dinner, el cuarto largometraje de Ivano de Matteo. The dinner fue proyectado el quinto día de la Mostra de Cine Italiano de Barcelona, conmoviendo a los espectadores que percibieron en la trama ecos del trágico suceso que tuvo lugar en la ciudad condal hace más de una década. El largometraje arranca con otro crimen que recuerda al macabro episodio protagonizado por Leonardo Sbaraglia en Relatos salvajes (2014). En el preludio del film italiano un padre de familia ignora los consejos de su hijo y sale de su vehículo para agredir al conductor del al lado. El otro individuo mata al padre en defensa propia e hiere al hijo de bala por accidente mientras grita que todo está bajo control porque él es policía.

    El terrorífica introducción de The dinner sitúa al público en el influjo de la cultura de la violencia en la sociedad contemporánea. Como en Relatos salvajes, dicho planteamiento es el motor que acciona ambas tramas, no obstante la italiana no cuenta con el tono sarcástico y surreal de la película de Damián Szifrón. Su propósito es proporcionar una reflexión incómoda sobre la normalización de la agresión al prójimo. El film de Ivano de Matteo gira entorno al falso equilibrio entre dos familias éticamente opuestas. Massimo (Alessandro Gassnan) es un rico y prestigioso abogado que vive en su casa de lujo con su segunda mujer (Barbora Bobulova) y su hija adolescente del primer matrimonio Benedetta (Rosabell Laurenti Sellers). Por otro lado, su hermano Paolo (Luigi Lo Cascio) es un cirujano especializado en pediatría, que pasa más tiempo en el hospital operando de urgencias que con su esposa Clara (Giovanna Mezzogiorno) y su misántropo hijo Michele (Jacopo Olmo Antinoti). Asimismo, es interesante tener en cuenta el rol que interpreta Antinoti, puesto que la sociópata caracterización de su personaje es exacta a la de su debut como actor protagonista en Tú y yo (2012), el último largometraje de Bernardo Bertolucci. El conflicto de The dinner se inicia en el momento en que la introversión de Michele y la dejadez moral de Benedetta les llevan a asesinar a una vagabunda a sangre fría. Cuando los padres descubren el crimen que han cometido sus hijos reaccionan al modo inversamente proporcional a las creencias éticas que sostenían antes del incidente.

    I nostri ragazzi

    La película de Ivano de Matteo empieza pareciendo una crítica a la hipócrita sociedad burguesa, representada a través de dos parejas acomodadas que aunque se detesten se reúnen una vez al mes en una restaurante de lujo. Las cenas en sí poseen un elemento simbólico. Hacen referencia al pacto de no agresión que ambos matrimonios mantienen hasta que la situación se hace insostenible. Pues en la última cena, a nadie le interesa comenzar las triviales conversaciones sobre vinos y cine francés que hacían menos tensa la primera velada de The dinner. Empero, la falsedad burguesa no es el tema principal de la obra, hecho que se evidencia en el título original. Si bien en la versión internacional su título ha conservado el nombre de la novela de Koch, en italiano es distinto. “I nostri ragazzi” cuya traducción sería “nuestros chicos”, está marcado por un destacado posesivo que indica la perspectiva paterna sobre el infortunio. Dos puntos de vista que, aunque sean opuestos, convergen en dos aspectos: la responsabilidad y la culpabilidad al haber fallado como progenitores. Massimo y Paolo eran dos individuos que jugaban a ser Dios a través de sus profesiones: uno salvando vidas y el otro perdonándolas. Pero su complejo de Dios ególatra se ve humillado al tener que decidir forzosamente sobre el destino de sus chicos.

    En este sentido es necesario comentar el cambio de roles que los paterfamilias experimentan tras la tragedia. El pediatra que en su momento le recriminó a su hermano defender al monstruo que había matado al padre del hijo que él estaba reanimando en cuidados intensivos, quiere encubrir a Michele. Mientras que el abogado del diablo, aquel que en su día a día saca de la cárcel a los seres más despreciables del planeta, se plantea entregar a su hija a la policía. Éste último, en vez de preguntarse cuál ha sido la imagen de sí mismo que le ha enseñado a Benedetta —es decir, mostrarse como un hombre capaz de probar la inocencia de cualquier asesino— pretende castigar la conducta de la adolescente denunciándola. Igual que en sus anteriores películas, Ivano de Matteo compone otro drama familiar que es el espejo de una sociedad cada vez más tóxica. Como dijo el propio director en el coloquio después de la proyección de su film en la Mostra, el cineasta ha querido elaborar una pieza sobre la incomunicación humana, la cual está a merced la una virtualización de los sentimientos del amor, el sufrimiento, la sexualidad y la muerte. Parafraseando a Ivano de Matteo, los adolescentes de The dinner no viven en el extrarradio o en un país donde la guerra y la muerte estén al orden del día. Michele y Benedetta son hijos de la sociedad del bienestar y víctimas de una asimilada cultura de la violencia como los agresores de la indigente asesinada en Barcelona. | |

    Carlota Moseguí
    Enviada especial a la Mostra de Cine Italiano de Barcelona


    Ficha técnica
    Italia, 2014, I nostri ragazzi. Director: Ivano De Matteo. Guion: Valentina Ferlan, Ivano De Matteo (Novela: Herman Koch). Productoras: Rodeo Drive / Rai Cinema / Ministero per i Beni e le Attività Culturali (MiBAC). Fotografía: Vittorio Omodei Zorini. Música: Francesco Cerasi. Montaje: Consuelo Catucci. Presentación oficial: Mostra de Venecia 2014. Reparto: Alessandro Gassman, Giovanna Mezzogiorno, Luigi Lo Cascio, Barbora Bobulova, Rosabell Laurenti Sellers, Jacopo Olmo Antinori, Lidia Vitale.


    Póster: I nostri ragazzi
    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]