Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Cineclub | Incidente en el puente de Owl Creek (1962)

    Un incidente en el puente de Owl Creek

    La muerte pende sobre el Río del Buho

    La rivière du hibou – Incidente en el puente de Owl Creek (Robert Enrico, 1962).

    Un pálido amanecer apenas atravesado por tenues jirones de niebla. El rocío baña cada una de las hojas del cercano bosque. El rumor del agua es un susurro que acompaña el desperezar de la naturaleza. Sobre el río se alza un puente ferroviario que hoy tendrá un uso inusual. Un hombre con las manos atadas a la espalda y una soga al cuello espera su fin en unos tablones de madera dispuestos por encima de la vía. Soldados del ejército de la Unión preparan el ajusticiamiento mientras un pelotón hace guardia y observa desde una colina cercana. Peyton Farquhar sabe que está a punto de morir. Nos encontramos en un momento indeterminado de la Guerra de Secesión norteamericana. La ejecución se desarrolla en silencio con la formalidad de un rito religioso. Robert Enrico nos muestra todo esto de manera soberbia en el hipnótico inicio de su mediometraje La rivière du hibou (1962), con delectación en el detalle y un cuidado en la planificación y en el ritmo que provocan una fascinación casi mágica. Asistimos a los preparativos del ahorcamiento no como una representación, sino como si el frío de la mañana atenazara nuestros huesos y el sol matinal que empieza a filtrarse entre las ramas y por encima de las rocas molestara nuestros ojos como así hace con los ojos de los soldados. Enrico no sólo es el director, sino el autor del guión que adaptaba el relato de Ambrose Bierce An Occurrence at Owl Creek Bridge (1891) que daba cuerpo a este magistral trabajo.

    Ambrose Bierce fue un escritor y periodista, conocido tanto por sus cuentos de terror como por sus desoladores relatos centrados en la Guerra Civil Norteamericana. De entre los primeros, quedará por siempre en el recuerdo el extrañísimo La muerte de Halpin Frayser (The Death of Halpin Frayser, 1893) debido a su impresionante atmósfera de ensoñación alucinada, y entre los segundos el demoledor Chickamauga (1891) o el que aquí es objeto de una adaptación cinematográfica. Bierce también es recordado por su sarcasmo y su furibundo humor negro, los cuales podemos rastrear sin dificultad en muchos de sus cuentos o en esa otra obra maestra que es el celebérrimo Diccionario del diablo (The Devil’s Dictionary, 1911). Es impactante la labor de Robert Enrico en su adaptación manteniendo todo el misterio y la frialdad expositiva del original logrando con sus imágenes igualar a Bierce. No es tanto así en la parte central, cuando contemplamos como si fuéramos Farquhar cada hoja, rama, insecto, cada gota de rocío y todos los sonidos que lo rodean ampliados de manera sobrenatural. Se apoya para ello en una canción cuya letra explica quizá de forma algo reiterativa lo que ya estamos viendo. Pero resulta sobresaliente en su resultado final, absolutamente fiel al relato y con su misma fuerza visual. Una pequeña pieza maestra que pensamos no haría enfadar ni al propio Ambrose Bierce.

    Un incidente en el puente de Owl Creek

    El 28 de febrero de 1964 La rivière du hibou fue emitido en la televisión estadounidense como un episodio de la mítica serie La dimensión desconocida (The Twilight Zone, 1959-1964), el número 22 de la quinta y última temporada, el 142 del total. Rod Serling, el creador, presentador y guionista de muchos de sus capítulos, había quedado fascinado con el mediometraje de Enrico estrenado en el Festival de Cannes de 1962 y decidió incluirlo tal cual, sólo añadiendo tanto al principio como al final, como era de rigor en The Twilight Zone, una presentación del mismo. Serling aparece sin un cigarrillo entre sus dedos, algo bien raro, y sentado frente a las cámaras, mostrando un set vacío de personal dando a entender que esa semana no habría que utilizarlas pues, por primera y única vez, se emitiría un episodio que no era de producción propia. Por él muchos hemos llegado a conocer la que sin duda podemos contar como una de las mejores adaptaciones de la obra de Ambrose Bierce al cine.

    Ficha técnica
    Francia, 1962. Título original: La rivière du hibou. Director: Robert Enrico. Guión: Robert Enrico, basado en el relato de Ambrose Bierce. Productoras: Filmartic y Les films du centaure. Productores: Paul de Roubaix y Marcel Ichac. Estreno: mayo de 1962. Fotografía: Jean Boffety. Música: Kenny Clarke y Henri Lanoë. Montaje: Denise de Casabianca y Robert Enrico. Intérpretes: Robert Jacquet, Anne Cornaly, Anker Larsen, Stéphane Fey, Jean-François Zeller, Pierre Danny, Louis Adelin.




    José Luis Forte
    Redacción Cáceres
    El fulgor efímero

    2 comentarios:

    1. No interesa de principio a fin. Es más de lo mismo. Es de lo peor que hizo Allison Janney hasta hora ya que destila una sobreactuación antológica. Mala: 2 puntos.

      ResponderEliminar
    2. Ahora esta película ha cruzado el océano y la podremos disfrutar aquí en Argentina, en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Si ya estaba ansioso por verla, esta crítica me ha dejado desesperado.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]