Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Spoiler Alert! | What if you're right and they're wrong?

    Fargo, por Lorenzo Montatore | Copyright

    ilustración| Lorenzo Montatore
    viernes, 04 de abril de 2014

    Puede que termine el año y no figure en muchos rankings. Puede que la gloria sea solo el dictamen del mainstream. O puede, directamente, que tengamos mal sintonizada nuestra antena, o nuestro gusto. Las consecuencias del impacto del estreno de True Detective y los habituales shocks que acompañan a Juego de tronos son éstas, pasar a la segunda hoja de google, a eterna alternativa de Tuesday Night. Fargo, la serie de FX creada a partir del largometraje –muy cercano a obra maestra— de los hermanos Coen, es, sin dudar un solo momento, uno de los acontecimientos televisivos del año. Por ambientación, por personajes, por guion y por ese manto de ligereza que oculta una producción minimalista. Lástima que Rust y Marty pasaran un poco antes en ese Dodge de segunda mano; Lorne Malvo, Lester Nygaard y Molly Solverson merecen, cuando menos, un hueco a su lado. Ni siquiera competirán en los Emmy. Es la (in)justicia de lo marcado por la mayoría. Un juicio que, incluso, se podría interpolar en la misma miniserie. Todos los focos apuntan a la exhibición del recuperado Billy Bob Thorton, capaz de hacer reír como de asustar con un golpe ceja. Pero, ¿qué pasa con Martin Freeman? ¿qué ocurre con ese Bilbo de Minnesota? Suyos deberían ser todos los premios. No recibirá ninguno ¿Y si yo tengo razón y todos los demás están equivocados? 

    Emilio Luna
    redacción Cáceres
    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]