Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Sarajevo 2014 | Selección oficial

    Sarajevo 2014

    La fiesta del cine balcánico

    Programación de la 20ª edición del Festival de Sarajevo

    Este año, por avatares vacacionales, EAM no estará en el Festival de Internacional de Sarajevo, un evento coqueto y con mucho encanto que cada año presenta en competición lo más granado del cine balcánico y de Europa del Este. Puede que el SFF no tenga la repercusión de otros certámenes veraniegos como Karlovy Vary o Locarno, pero cada año se va superando acercando al público filmografías no demasiado conocidas y ofertando las cintas más destacadas del circuito europeo en sus secciones paralelas. Es por ello, que queremos abrir un par de pequeños vanos para hacer mención a una celebración que tiene todos los ingredientes para convertirse en un clásico estival.

    Desde ayer día 15, con la proyección de la multidirectoral The Bridges of Sarajevo, hasta el 23 de agosto, se podrán ver en la capital bosnia los nuevos trabajos de Andrea Staka, Iván Szabó, Sudabeh Mortezai y Lasha Tskvitinidze. Autores sin demasiado cartel, aún, que lucharán por el máximo galardón: el Corazón de Sarajevo. Un premio que el año pasado fue a parar a la excelente película georgiana In Bloom –que posteriormente pudo verse en el Festival de Sevilla—. En los apartados paralelos, llegarán los platos fuertes con la exhibición de largometrajes como Boyhood, Concerning Violence, Still the Water, Le meraviglie, Tourist, Violet, Leviathan o la ganadora de la Palma de Oro Winter Sleep. In Focus y Kinoscope, como ocurriera en la pasada edición, suponen el golpetazo mediático que ayuda a la promoción de una sección oficial huérfana de nombres importantes. Algo que no ocurrirá en los homenajes ya que Gael García Bernal y Agnès B estarán presentes en Sarajevo para recibir el Corazón Honorífico por su carrera. A continuación, la programación. Volveremos a los aledaños sarajevitas para informar sobre el palmarés y lo más destacado de la vigésima entrega del SFF el próximo día 23.

    COMPETICIÓN


    I am Beso (Me var Beso), de Lasha Tskvitinidze (Georgia)
    Song of my Mother (Klama Dayika Min), de Erol Mintas (Turquía)
    Three Windows and a hanging (Tri dritare dhe një varje), de Isa Qosja (Kosovo)
    Cure – Zivot Druge, de Andrea Štaka (Suiza, Croacia)
    A Blast, de Syllas Tzoumerkas (Grecia)
    Brides (Patardzlebi), de Tinatin Kajrishvili (Georgia)
    The Lamb (Kuzu), de Kutluğ Ataman (Turquía)
    Land of Storms (Viharsarok), de Ádám Császi (Hungría)
    Macondo, de Sudabeh Mortezai (Austria)

    Fuera de competición

    Equals, de Milos Petričić, Mladen Đorđević, Dejan Karaklajić, Ivica Vidanović, Igor Stoimenov (Serbia)
    A quintet, de Sanela Salketić, Ariel Shaban, Roberto Cuzzillo, Elie Lamah, Mauro Mueller (Alemania, Bosnia)

    Galas

    Bridges of Sarajevo, de Aida Begić, Leonardo di Costanzo, Jean-Luc Godard, Kamen Kalev, Isild Le Besco, Sergey Loznitsa, Vincenzo Marra, Ursula Meier, Vladimir Perišić, Cristi Puiu, Marc Recha, Angela Schanelec, Teresa Villaverde. (Bosnia) | APERTURA
    White God, de Kornel Mundruczó (Hungría) | CLAUSURA

    IN FOCUS


    Winter Sleep, de Nuri Bilge Ceylan (Turquía)
    Miss Violence, de Alexandros Avranas (Grecia)
    I’m not him, de Tayfun Pirselimoglu (Turquía)
    The Disobedient, de Mina Đukić (Serbia)
    The Blind Dates, de Levan Koguashvili (Georgia)
    Amour Fou, de Jessica Hausner (Austria)
    Alienation, de Milko Lazarov (Bulgaria)

    KINOSCOPE


    Boyhood, de Richard Linklater (Estados Unidos)
    Güeros, de Alonso Ruizpalacios (México)
    Concerning Violence, de Göran Hugo Olsson (Suecia)
    Ida, de Pawel Pawlikowski (Polonia)
    Love Hotel, Philip Cox, Hikaru Toda (Reino Unido, Japón)
    Still the Water, de Naomi Kawase (Japón)
    Maidan, de Sergey Loznitsa (Ucrania)
    P’tit Quinquin, de Bruno Dumont (Francia)
    Leviathan, de Andrei Zvyagintsev (Rusia)
    Eat your bones, Jean-Charles Hue (Francia)
    Le meraviglie, de Alice Röhrwacher (Suiza)
    Violet, de Bas Devos (Bélgica)
    The Tribe, de Myroslav Slaboshpytskiy (Rusia)
    Trap Street, de Vivian Qu (China)
    Tourist, de Ruben Östlund (Suecia)
    Party Girl, de Marie Amachoukeli-Barsacq, Claire Burger, Samuel Theis (Francia)
    De caballos y hombres, de Benedikt Erlingsson (Islandia)
    The Night, Zhou Hao (China)

    Midnight Screenings

    It follows, de David Robert Mitchell (Estados Unidos)
    The Mole Song, de Takashi Miike (Corea del Sur)
    R100, de Hitoshi Matsumoto (Japón)


    Feelmakers

    1 comentarios:

    1. Tienes razón en decir que la película es demasiado larga para lo que presenta hay chispazos de risa pero tanto desmenbramiento a veces aburre, esperemos algún día ver Machete Kills Again in the space, si mejora un poco más yo me apunto.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]