Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Trifulca a la vista, de Nancy Mitford

    Trifulca a la vista, de Nancy Mitford

    Inglaterra Über Alles

    crítica a Trifulca a la vista, de Nancy Mitford | Libros del Asteroide, 2011.

    Hace tiempo que le tengo echado el ojo a la tetralogía de la autora británica Nancy Mitford (1904-1973) que comienza con su novela A la caza del amor (The Pursuit of Love, 1945). Como se me van cruzando muchas lecturas nunca termino de dar el paso, pero la publicación de esta obra anterior con un título tan atrayente, no podéis negarlo aunque poco tenga que ver con el original, hizo que me decidiera con ella confiando en que si me gustaba lo suficiente esto serviría para animarme con su obra más importante, o al menos la más conocida y de mayor éxito. Y si bien Trifulca a la vista (Wigs on the Green, 1935) no es la novela desopilante y genial que prometía su título, sí desde luego es tan divertida y entretenida como para no demorar más la lectura de otros libros de la autora. Trifulca a la vista se mueve en el terreno conocido de la novela de humor inglesa, esa cuyo referente máximo quizá sea el gran P. G. Wodehouse: nobles forrados de pasta aburridos y vagos a más no poder o personajes sin un duro pero de idéntico carácter a esos millonarios inútiles, todos enredados en historias de amor o sólo sexo, según el caso, y abocados a montar unos líos tremendos y ridículos. Es verdad que Nancy Mitford aquí se queda un poquito lejos de la maestría de Wodehouse. Sus personajes resultan menos atractivos y simpáticos, lo que hace que ese encanto especial que envuelve una lectura de una novela del genial inglés no haga acto de presencia, su estilo es menos acerado y resulta todo más evidente. Es más difícil reírse de quien te cae bien. Pero Mitford encierra los suficientes aciertos en esta novela como para, ya lo he dicho, continuar aventurándose en su obra.

    Inspirándose, como al parecer era habitual en ella, en personajes de su entorno familiar para desarrollar sus historias y crear a sus personajes, el devenir editorial de Trifulca a la vista es bien curioso. La autora nunca quiso que se reeditase en vida, y sólo recientemente ha vuelto a ver la luz esta novela que retrata el auge del fascismo en un país como Inglaterra, que tras la Segunda Guerra Mundial uno jamás sería capaz de ver como nido de hitlerianos de pro y mussolinianos convencidos. Y eso precisamente es lo que nos muestra aquí Nancy Mitford: una Inglaterra en la cual la ideología nazi convive con las demás a sus anchas. Claro, si tenemos en cuenta, tal como nos detalla Charlotte Mosley (nuera de Diana, una de las hermanas de Nancy) en la introducción, que uno de los personajes de esta novela era su cuñado, otro su marido y un tercero una de sus hermanas, antes que la familia decidiera asesinarla optó por no permitir que se volviera a publicar. Más aún tras los horrores de la guerra. Dos de las hermanas de Nancy abrazaron el nazismo hasta tal punto que viajaron a Alemania para conocer a Hitler y una de ellas, Unity, se quedó a vivir allí. Esta misma posteriormente intentaría suicidarse cuando su ídolo declaró la guerra a su otro gran amor: Inglaterra. Chocante familia sobre todo si tenemos en cuenta que una cuarta hermana era militante comunista. Nancy vivía así para su horror entre extremistas políticos, pues ella consideraba todos estos excesos ideológicos un disparate, pensando que sus hermanas estaban cayendo por igual en brazos de unos como en los de los otros. Y de eso trató de reírse en esta novela. Y, como cuenta Mosley, teniendo en cuenta que casi todos los capítulos dedicados a uno de sus cuñados, líder de los fascistas ingleses, fueron eliminados antes de su publicación, la cosa se quedó algo corta.

    En la novela tenemos a los habituales buscavidas a la caza de ricas herederas que se lían con las siempre chicas pobres pero más atractivas, y a las ricachonas aburridas que buscan un noble que las ampare entre sus lujos y acaban con el imbécil engañabobas de turno. Y entre medias, la impresionante Eugenia Malmains, una adolescente heredera de una inmensa fortuna que mata su aburrimiento de niña mimada convirtiéndose en la líder local de los fascistas hitlerianos. La preparación de una obra teatral en los jardines de su abuela devendrá batalla campal entre bolcheviques y nazis en un adelanto imposible del desastre que sobrevendría apenas cinco años después. La mirada de Mitford es ácida a la vez que amable, si bien sus personajes no terminan de resultar del todo cercanos y esto va en detrimento de la novela, cuyo tono requeriría que el lector se implicara más con ellos para resultar más efectiva y vitriólica. Si los personajes te dan un poco igual, lo que hagan o dejen de hacer no te afecta. Sin embargo las situaciones tienen la suficiente gracia como para nunca abandonar la lectura. Y, qué demonios, es sorprendente cómo los líos amorosos entre los personajes tienen un aire de alegría desenfrenada y falta de dramatismo, un aire de libertad sexual que no sé qué tiempos nos creemos que vivimos. Quizá lo que me ha resultado más chocante es que el personaje que al final acaba resultando más simpático es la despreciable jovencita nazi inspirado en su hermana Unity. Quizá Nancy no fue capaz de dejar de verla con el cariño con que ella la sentía a pesar de que despreciara su afiliación política. La burla del fascismo que se pretende en la novela pierde fuerza precisamente por esto. Pero es que, y aquí por mucho que nos disguste hay que aplaudir a Mitford, Eugenia Malmains es la niña estúpida y hedionda más entrañable que os podáis imaginar.

    José Luis Forte
    Redacción Cáceres


    Trifulca a la vista
    de Nancy Mitford (1935)
    título original | Wigs on the Green
    introducción | Charlotte Mosley
    traducción | Patricia Antón
    editorial | Libros del Asteroide
    nº de páginas | 237 / encuadernación | rústica
    colección | Libros del Asteroide, 92
    ISBN | 978-84-92663-49-1
    precio | 13,95 €
    ★★★
    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]