Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Entrevista | Stuart Murdoch, director de God Help the Girl

    God Help the Girl

    «Hagas lo que hagas, nunca deberías hacer lo que es lógico, sino lo que está en tu corazón»


    Stuart Murdoch está viviendo el romance de la música y el cine. Su debut como director ya se ha estrenado hasta en ocho festivales a lo largo del año, incluido Sundance, que le recibió con los brazos abiertos entregándole el Premio World Cinema Dramatic en reconocimiento a su reparto y al logro artístico de Murdoch a la hora de trasladar su mundo a una película. Si ya estamos habituados a ver a actrices meterse en la música, con peor o mejor suerte, el caso del líder de Belle & Sebastian entra en la tradición contraria. En la línea de ejercicios puramente personales como el famoso A Hard Day's Night de The Beatles que el director no para de citar entre sus referentes. Así, God Help The Girl (2013) se erige en un retrato que de tan naif e ingenuo despierta una ternura infinita. Canciones adolescentes que hablan de un amor de los que ya no existen, de planes diarios sin ningún objetivo y de una mentalidad juvenil tan inocente que hoy en día es una rara avis. Murdoch interpreta sus canciones con un sentimiento que no conoce las morbosidades del pop moderno. Así es su universo musical. Y así se encargó de dejarlo claro a los periodistas en la entrevista conjunta que tuvimos con él en la última edición de la Berlinale a razón del estreno en la Sección Generation 14Plus, de su debut God Help The Girl. A pesar de las insistencias de algunos periodistas respecto a la transición de cantante y compositor a cineasta, a Murdoch le dio tiempo a hablar de sus principales referentes del cine musical, de su respeto y cariño hacia la efervescencia adolescente de la música pop, de Belle & Sebastian y de su facilidad para componer canciones en su cabeza. El 19 de septiembre (fecha de estreno oficial en nuestro país) comprobaremos qué tal recibe España el mundo personal de Stuart Murdoch.

    ¿Crees qué es más fácil dirigir una película o escribir un álbum?

    - La música es muy fácil comparada al cine. La música es como algo suelto. El cine tiene otras dimensiones. Yo diría que da diez veces más trabajo que hacer un álbum.

    ¿Te sentiste intimidado de alguna forma? ¿Cuál fue el reto más complicado?

    - Yo creo que no debes permitirte sentirte intimidado. Siéntete cómodo. Por ejemplo, yo nunca he visto West Side Story (1961), y alguien me dijo, “entonces no hagas un musical”. El tema es que no voy a ver West Side Story. Así es como uno se siente intimidado. Lo que hice fue ir a ver Grease (1978), o Willy Wonka and the Chocolate Factory (1971), las películas que me encantaban cuando era más joven. Aquellas que solían hacer grandes canciones. Esos son el tipo de musicales que me gustan. Como A Hard Day's Night (1964) de Los Beatles. Música pop. Yo conozco la música pop. Así que, a mi edad no deberías hacer nada que te resulte intimidatorio, sólo disfruta lo que hagas.

    ¿Cuál fue la transición más difícil? Me imagino que estas habituado a rodar videoclips pero esto requiere una escala mayor de organización, minutaje, etc. ¿Fue difícil para ti habituarte a una escala mayor de trabajo?

    - Yo creo que tan pronto como estés seguro de tu historia, no tienes porqué. Los personajes aparecieron, las canciones aparecieron... Yo sabía que en cuanto los tuviera ya no tendría más dudas. Conocía sus frases, y sabía que en cuanto tuviera los actores podría decirles lo que tenían que hacer. Lo más importante de esta película era el casting. Si tiene un buen casting, estas seguro, estas a salvo.

    ¿Qué surgió primero? ¿Las canciones o el guión?

    - La canción del título surgió en mi cabeza, como si la escuchara en la radio. Ya sabes, God help the girl (tarareando el nombre). Simplemente la tenía ahí, y partí de ahí. Escribí la canción, el guión y luego el resto de canciones.


    God Help the Girl se estrena en España el 19 de septiembre. Distribuye Avalon.

    Has comentado en otras ocasiones que tus influencias han ido de la Nouvelle vague francesa al post-punk. También A Hard Day's Night es una presencia evidente pero en la película también están David Bowie, Anna Karenina. ¿Cómo lo has metido todo en una película? ¿Como has podido unir todos estos universos tan diferentes en una película?

    - Bueno, yo creo que estas son las cosas que uno dice “después”. (Risas) "Si por supuesto, Truffaut me recordó esto y lo otro”. Tienes que tener una idea. Si buscas imitar otra cosa, todo es un desastre. Tienes que tener tu propia idea. Lo que yo tenía eran las canciones, y los tres personajes y, para mi, eran algo mío.

    Y además tenías la ciudad. Glasgow se intuye una localización importante para la película.

    - Totalmente. Sus desventuras no podrían haber tenido lugar en otros lugares. Tal vez algunas ciudades, pero todo era muy “Glasgow”, sí.

    Y hubo alguna vez en el set en el que te sintieras perdido. Llegar por la mañana al plató y decir “no estoy seguro de lo que tendría que hacer ahora”, siendo un director primerizo.

    - Oh sí. Diariamente. Jejeje. Obviamente tienes que saber lo que vas a hacer ese día. Cuando estas enfrente del equipo y te miran como “quién es este idiota”. Ellos son profesionales, hacen esto todo el tiempo. Yo soy un completo novato. Pero tuve un estupendo director de fotografía. Él me salvó el cuello.

    ¿Tuviste que cambiar en algo? Pensemos que estar en una banda es algo colaborativo. Ser director es ser el jefe. Tienes que decidir “esto” y “aquello”. ¿Tuviste que cambiar mentalmente en algo?

    - No. Es lo mismo. Lo que me salvó es que para mi el equipo era como una banda. Así es como me lo planteaba. Uno es el teclista, otro el batería, otro el fotógrafo. Tienes que sentir que es una banda, porque sólo es a través de la colaboración cuando haces algo bueno. Es como cuando escribes un libro, sólo eres una persona. Cuando diriges una película hay mucha gente.

    La película es sobre una chica que descubre su amor por la música. ¿Recuerdas el momento en el que descubriste tu amor por la música?

    - Sí. Cuando era muy joven tenía un columpio en el patio de atrás. No creas que era un niño rico o algo así. (Risas). Recuerdo que tenía unos 14 años o así y solía columpiarme y cantar el top ten. Las canciones de las listas británicas.

    ¿Crees que la banda de God Help the Girl tendría éxito en la vida real o es sólo un banda “de película”?

    - ¿La banda de God Help the Girl? No, es una ilusión pero sería un desastre. (Risas). Y por eso creo que la historia es real. Los chicos de la banda tienen ideas diferentes. James escucha la música en su cabeza pero no tiene sentido comercial y sólo quiere hacer la música para él mientras que Eve necesita tener gente a su alrededor. Esa es la razón de que las cosas no funcionen entre ellos.

    ¿Cuando compones música piensas en el cine, en las películas? ¿Tienes imágenes?

    - Cuando escribía las canciones de la película. Sí, definitivamente. Como cuando la psiquiatra está con ella. Recuerdo que estaba en mi bicicleta, escribía la canción en mi cabeza y podía ver toda la escena mientras ocurría.


    God Help the Girl | Making of: Los orígenes.

    Eve pone la música en la cima de la pirámide “de recuperación” (la que sirve como esquema para alcanzar el equilibro vital poniendo en cada nivel lo que uno considera importante de menos a más) ¿Dónde la pondrías tu?

    - Lo de la pirámide es verídico, es real. Para mí tenía sentido. Yo estuve en una situación similar a la de Eve y alguien me sugirió... me escribió esta pirámide y en ese momento pensé, “sí, bueno...” pero ahora creo que es real.

    ¿Siempre te preguntaste lo que sería ser director?

    -Siempre soñé que la banda hiciera una película, porque me encanta el cine. Pero nunca pensé que tuviera el tiempo ni la fuerza para dirigirla, y no sé si haré otra porque... ufff, esos chicos trabajaron duro. Y lo del equipo de la película, es una locura. Y yo soy muy vago. (Risas)

    ¿Cómo has vivido la presentación y estreno de la película aquí en Berlín?

    - Ha sido increíble. Muy bonito. Me encanta el hecho de que estemos en Generation porque creo que la película fue escrita para gente de los 20 a los 25 años, así que es la audiencia ideal. Estuvo muy bien y aplaudieron mucho (risas).

    En Sundance su película ganó el Premio World Cinema Dramatic para su reparto y en reconocimiento por haber trasladado su universo único a una película. Es increíble porque es exactamente lo que son las películas de Anderson. Es como las ve la gente. Un universo único.

    - Me río porque el premio resulta bizarro. La manera en la que lo describen. (Risas). Es como, les tenemos que dar un premio a estos chicos pero qué les damos. (Risas)

    Pero esto es realmente cierto. Tu película es A Hard's Days Night pero en 2013.

    - Eso es bueno. Sí, esa película es buenísima.

    Has mencionado que has estado en situaciones similares a las de Eve. ¿Qué ocurrió?

    - Cuando tenía unos 19, 20 años... volvemos a los 80, me encontraba realmente a disgusto. Nadie podía explicarme que es lo que me ocurría. Tenía que lidiar con ello yo mismo. Me sentía totalmente aislado. Y estuve así años y años así que tuve tiempo de sobra para soñar.

    ¿Así que la música te ayudó a salir adelante?

    - Creo que fue parecido a lo que le ocurre a Eve en la película. Así es como empecé a escribir música. Fue mi salvación, definitivamente.

    ¿Te imaginabas entonces que 20 años más tarde seguirías siendo uno de los líderes de Belle & Sebastian?

    - Para nada. Pensé que haríamos un disco. Dos como mucho, y entonces nos separaríamos. Es una sorpresa constante.

    ¿Cómo lidias con ello? No es fácil tener un vida tan agitada durante tanto tiempo.

    - Creo que lo importante, lo inesperado, es que cuando nuestro grupo se formó eran buenas personas y aún somos amigos. Es importante colaborar y tener a tus amigos cerca.

    ¿Encontraste fácil adecuarte a la voz de una chica para escribir las canciones?

    - No. Eso fue lo único que creo que hizo la película diferente. Por que para mi ella era un personaje real. Eso era lo que la hacía distinta. Piensa como una persona real. La sentía como si fuera ella la que escribiera las canciones, entretenida. Aún pienso que podría escribir más canciones para mujeres.

    Aparte de la película también tienes un proyecto llamado God Help the Girl dedicado a apoyar a músicos jóvenes. Leí que durante todo el proceso estuviste unos años trabajando con otros músicos.

    - Sí. Eso fue una de las partes que llevó mucho tiempo. La razón por la quise hacer el disco primero era porque sabía que hacer una película era muy difícil y si iba a producir el disco, necesitaba hacerlo por separado, así que fue una decisión práctica. “Vamos a hacer la música primero. No me importa lo que pase luego”. Pero podía ayudar a tener la película hecha.

    O tal vez porque la música está más cerca de ti. Te sale con facilidad. Tal vez sólo estabas impaciente.

    - No estaba impaciente. Sabía que podía esperar eternamente. Dije, vamos a hacer el álbum. Si la película no sale nunca, no pasa nada. Hagamos el álbum.

    ¿Qué se te ocurrió primero? ¿Las canciones o la idea de las canciones en una película?

    - Siempre giró en torno a lo mismo. Sabía que quería hacer una película. Pero en ese momento tomé una decisión. Sabía que tenía que hacer ese álbum mientras pudiera, mientras el sello discográfico todavía confiara en mí. Jejeje

    ¿Estas trabajando en algún nuevo trabajo?

    - Sí. Ahora tengo que volver con mi banda. Nos vamos a Atlanta, Georgia, en unas pocas semanas a hacer un nuevo disco. El productor está ahí. Su nombre es Allen, tiene un buen estudio. No conozco a Atlanta pero será diferente.


    God Help the Girl | Making of: El casting.

    En la película cuando escriben la canción y se reúnen en el piano, dicen que es muy fácil. Sólo tienes que pensar en lo que has hecho hoy. ¿Estas de acuerdo? ¿Es tan fácil escribir canciones?

    - A veces. Creo que cuando eres joven sobretodo. Cuando eres joven tienes todas estas experiencias. Es mucho más fácil escribir canciones. La música pop es un medio de la gente joven. Ahora es difícil para mi escribir una canción pop. Pero en aquel entonces tenías toda esa emoción, todo te afectaba. Y así es fácil escribir una canción pop.

    Sentí que había momentos en los que la película era casi como un manual chic sobre como estar en una banda.

    - James tiene esta lucha interna. Se siente mayor de lo que es y le gusta tener a las chicas como audiencia. Intentó estar una banda cuando era más joven y fue un desastre así que tiene algo de experiencia.

    Has mostrado un lado y hemos oído que te gustan las estrellas de rock, así que. ¿cuál es tu secreto? ¿Como lidias con las grupies? ¿Aceptarlas o echarlas?

    - (Risas) Belle and Sebastian nunca ha tenido grupies. Las que tenemos nunca quieren sexo sólo saltar.

    ¿Qué hay de peleas, cuando Belle and Sebastian va de gira?

    - ¿Pelea de bandas? (Risas). Sinceramente cuando la banda empezó fue como un amor de verano. Como un amor de verano en Septiembre. Cuando una banda empieza, todo es fantástico. Y eramos siete personas. Íbamos a todos lados juntos. A la cafetería, a la discoteca. Era fantástico.

    No sé si has visto la pieza que Spike Jonze hizo para Arcade Fire llamada Here Comes the Night. Es una pequeña pieza de 30 minutos. La pregunta es ¿Por qué hacer una película? ¿Por qué no hacer una pieza más pequeña que a lo mejor se adecua mejor a tus intenciones?

    - Yo creo que hagas lo que hagas, nunca deberías hacer lo que es lógico, sino lo que está en tu corazón.


    texto y entrevista| Gonzalo Hernández.
    lugar: Berlín, en el marco de la 64ª edición de la Berlinale.
    formato: press junket.


    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]