Introduce tu búsqueda

  • [8][Portada][slider3top]

    Festival de Gijón 2020 (I): Introducción


    FICX 2020: Introducción

    Anotaciones sobre la programación de la 58ª edición del Festival de Gijón.


    Uppercase Print, Radu Jude.
    ¿Una nueva obra «mayúscula» del cineasta rumano?.

    Del 20 al 28 de noviembre tenemos una cita con el 58 Festival de Cine de Gijón, que cierra la temporada de certámenes españoles veteranos. Debido al duro otoño que ha propiciado la crisis del Covid-19, y adelantándose a la posibilidad de contratiempos como una cancelación de última hora, Alejandro Díaz Castaño y su equipo han tomado la decisión de apostar por una edición íntegramente online. Los 62 largometrajes y decenas de cortos programados podrán disfrutarse a través del portal FICX.TV, que divide las secciones en dos plataformas: Filmin acogerá las tres selecciones oficiales, y en Festhome podremos ver Enfant Terribles, Esbilla y el resto de contenido ofrecido. En esta ocasión, la Selección Oficial se despliega en tres extensos y ambiciosos apartados que dejan clara la voluntad de este FICX por mantener la personalidad que lo ha caracterizado en los últimos años, pero sin dejar de explorar, como veremos, nuevos senderos.

    En Albar —«madera noble y resistente»— podremos acercarnos a las obras de cineastas cuya trayectoria ha dejado una huella histórica en el desarrollo del festival. Entre las propuestas más llamativas está la sesión inaugural, que llega de manos de Guillaume Brac con ¡Al abordaje! (À l'Abordage!, 2020), estrenada en el Panorama de la Berlinale. Una comedia romántica en la Francia multiétnica sobre la frustración amorosa como vía de maduración y emancipación personal. También desde la Berlinale —donde obtuvo la Mención Especial— viene Notes From the Underworld (Aufzeichnungen aus der Unterwelt, Tizza Covi y Rainer Frimmel, 2020), firmada por los directores que protagonizaron la retrospectiva FICX '18. Tras años entregados a la ficción, Covi y Frimmel se vuelcan en un documental en torno al cantante folclórico Kurt Girk y su bohemio colega Alois Schmutzer, que conversan sobre lo divino y lo mundano. Una de las grandes sorpresas de Albar es Kelly Reichardt y su First Cow (2020), nuevo western de la autora de Meek's Cutoff (2010), quien en esta ocasión pretende deconstruir los códigos de la camaradería masculina. Dos estrellas en ciernes del cine francés, Camélia Jordana —protagonista de la muy reivindicable Una razón brillante (Le Brio, Yvan Attal, 2017)— y Niels Schneider —a quien hemos visto recientemente en Back Home (Revenir, Jessica Palud, 2019)—, encabezan el reparto de Les choses qu'on dit, les choses qu'on fait (Emmanuel Mouret, 2020). Veinte años de trayectoria certifican el talento de Mouret —Bésame, por favor (Un baiser s'il vous plaît, 2007), Une autre vie (2013)— para aproximarse, desde múltiples perspectivas, a las tormentas afectivas. Otro de los participantes, también con bastante cine a las espaldas, es el argentino Matías Piñeiro. El responsable de Hermia & Helena (2016) vuelve a interesarse con Isabella (2020) por el mundo de los escenarios, centrándose en las cuitas de la actriz a quien encarna María Villar. Pocos realizadores rumanos se han implicado tanto con sus películas en la historia política de la nación como Radu Jude. Tras la descomunal No me importa que pasemos a la historia como bárbaros (Îmi este indiferent dacă în istorie vom intra ca barbari, 2018), metaficción en torno al holocausto, adapta en Uppercase Print (2020) la historia de Mugur Calinescu, jovencísimo opositor al régimen de Nicolae Ceausescu. Uno de los grandes valores de Albar es lo último hasta la fecha de Nobuhiro Suwa, Voices in the Wind (Kaze no denwa, 2020), donde insiste en discurrir acerca de las capacidades del cine a la hora de suturar heridas. Más de veinte años después de dar sus primeros pasos con 2/Dúo (2 dyuo, 1999), Suwa sigue siendo una de las figuras más apreciadas del audiovisual nipón en el circuito de festivales europeos. Si en Yuki & Nina (2009) las imágenes servían para superar un trauma individual, en Voices in the Wind, que sigue los pasos de un joven que perdió a su familia en el tsunami de 2011, el cine se encuentra ligado a la experiencia colectiva.

    La apertura del FICX al hallazgo de creadores primerizos que no tienen más de dos o tres largos a sus espaldas está presente de forma especial en Retueyos —«brotes»—. Doce filmes de nacionalidades y registros diversos en una de esas secciones pensadas para quienes entienden los festivales como un espacio para el descubrimiento. Si con el cortometraje documental Aysha (2017), Fon Cortizo se había adentrado en las primaveras árabes a través de una joven activista, en 9 fugas (2020) concibe a una heroína llamada a rescatar, desde una aldea costera, el pretérito olvidado de su tierra. La ópera prima del rumano Eugen Jebeleanu, Poppy Field (Câmp de macy, 2020), es un relato que denuncia la homofobia en los cuerpos de seguridad, pero también la dificultad de llevar una existencia coherente con la identidad propia. Después de radiografiar la incomunicación en el seno familiar en su aplaudida ópera prima Together For Ever (Amzinai kartu, 2015), Lina Luzyte se lanza a un coming of age titulado The Castle (Pilis, 2020), en el que una joven concertista tomará una decisión salvajemente desesperada con tal de llevar a cabo sus sueños. La hasta ahora cortometrajista Elisabeth Lo, figura más que apreciada en las últimas ediciones del Festival de Sundance, debuta en el cine de larga duración con Stray (2020), original trabajo de no ficción en el que la cotidianidad de tres perros callejeros sirve para proyectar una mirada sobre el Estambul de nuestros días. En los dominios del documental se mueve asimismo Il Mio Corpo (2020), coproducción italo-suiza estrenada en Visions du Reel. Supone la tercera inmersión de Michele Pennetta en la Sicilia más melancólica, despiadada y, por qué no, bella. Con apenas treinta años, el nantongués Youija Qu dio no poco que hablar en Rotterdam. Se ha dicho y repetido que Together Apart (San Chi, 2019), de apenas una hora de duración, ha hecho de él un artista a seguir. El peculiar relato nos habla de un hombre que, una vez fallecido, regresa a su hogar.

    First Cow, Kelly Reichardt.
    Una de las mejores películas de 2020.


    Con el nacimiento de la sección Tierres en Trance, esta semana gijonesa del audiovisual, que a largo de su historia ha demostrado interés por cinematografías de todo el orbe, sella una unión con el cine Iberoamericano; en concreto, con aquel más abiertamente político. Muchos de nuestros lectores recordarán Cinema Novo (Eryk Rocha, 2016), premiado en el Festival de Cannes 2016. Rocha, que no ensayaba la ficción desde hacía casi una década —su última obra narrativa fue Transeúnte (Transeunte, 2011)—, ciñe en Breve Miragem de Sol (2020) su cámara a un taxista y a su vehículo mientras recorren un alucinado Río de Janeiro. De las calles pasamos a la más absoluta intimidad con Como el cielo después de llover (2020), carta de presentación de la colombiana Mercedes Gaviria. Un ejercicio formalista y sentimental que se pregunta por la manera de abordar la memoria personal y familiar en imágenes. La segunda entrega de la trilogía sobre vejez y creatividad de Marina Álvarez, oriunda de Buenos Aires, se titula El tiempo perdido (2020). Un grupo de ancianos se dedican a releer e interpretar En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust, tomando el relevo de las encantadoras cinéfagas que daban vida a la premiada Las Cinéphilas (2017). Diego Mondaca —conocido por los documentales La Chirola (2008) y Ciudadela (2011)—, natural de Bolivia, recrea la guerra del Chaco en Chaco (2020), narrando las idas y venidas de un batallón de soldados indígenas dirigidos por un brutal comandante alemán, el tristemente célebre Hans Kundt. Cuatro años después de haber firmado la magnífica La soledad (2016), el caraqueño Jorge Thielen Armand convierte La fortaleza (2020) en una suerte de Walden de la Venezuela del siglo XXI. La trama no tiene desperdicio: un alcohólico sin grandes motivaciones en el horizonte toma la decisión de reconstruir un complejo turístico abandonado en plena selva. La catalana Meritxell Colell y la argentina Lucía Vassallo realizan un intercambio epistolar hecho imágenes en Transoceánicas (2020). Cartas, correos electrónicos y encuentros mediante Skype configuran una producción a propósito de la lejanía en tiempos de separación forzosa, y del poder para acortar distancias de las palabras y las imágenes. Terminamos con uno de los más relevantes directores latinoamericanos del panorama contemporáneo: Julio Hernández Cordón. Si algo ha conseguido el mexicano en su carrera irregular y estimulante, con películas como Te prometo anarquía (2015) o Cómprame un revolver (2018), es conjugar la radicalidad política con una apuesta estética casi siempre contundente. Tan alucinada como sus producciones anteriores, Se escuchan aullidos (2020) hace de un paseo infantil en bicicleta la búsqueda de un México que es, a un mismo tiempo, cosmopolita y tradicional, presente puro y pasado continuo.

    SELECCIÓN OFICIAL — ALBAR


    Notes from the Underworld (Tizza Covi y Rainer Frimmel, 2020).
    First cow (Kelly Richardt, 2019).
    Isabella (Matías Piñeiro, 2020).
    Voices in the wind (Kaze no Denwa, Nobuhiro Suwa, 2020).
    Love affair(s) (Les choses qu'on dit, les choses qu'on fait, Emmanuel Mouret, 2020).
    One of these days (Bastian Günther, 2020.
    Subterranean (Gabriel Velazqueti y Manuel Matanza, 2020).
    Uppercase Print (Tipografic majuscul, Radu Jude, 2020).
    Vaca mugiendo entre ruinas (Ramón Lluis Bande, 2020).

    SELECCIÓN OFICIAL — RETUEYOS


    9 fugas (Fon Cortizo, 2020).
    Amor sin ciudad (Pedro Sara y Violeta Pagán, 2020).
    Poppy Fields (Câmp de maci, Eugen Jebeleanu, 2020).
    Entre perro y lobo (Irene Gutiérrez, 2019).
    Il mio corpo (Michele Pennetta, 2020).
    Kod &Blod (Jeanette Nordahl, 2020).
    Maryjki (Daria Woszek, 2020).
    The Castle (Pilis, Lina Luzyté, 2019).
    Together Apart (San Chi, Qu Youjia, 2019).
    Stray (Elizabeth Lo, 2020).
    Transoceánicas (Meritxell Colell y Lucia Vassallo, 2020).

    SELECCIÓN OFICIAL — TIERRES EN TRANCE


    Breve miragem de sol (Eryk Rocha, 2019).
    Chaco (Diego Mondaca, 2020).
    Como el cielo después de llover (Mercedes Gaviria, 2020).
    El tiempo perdido (María Álvarez, 2020).
    Implosión (Javier Van de Couter, 2020).
    La calle del agua (Celia Viada, 2020).
    La fortaleza (Jorge Thielen Armand, 2020).
    Lluvia de jaulas (César González, 2019).
    Se escuchan aullidos (Julio Hernández Cordón, 2020).


    Ignacio Pablo Rico Guastavino |
    © Revista EAM / Madrid


    Breve miragem de sol, Eryk Rocha.
    Una de las apuestas de Tierres en Trance.

    A media voz

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Seminci 2020

    Inéditas