Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    El nuevo canon del thriller urbano: tráiler de Good Time, de Ben & Joshua Safdie


    Good Time, de Ben & Joshua Safdie.

    Es evidente que el modelo de Cannes, sustentado por grandes nombres, demanda cada año su cuota de innovación para soliviantar cosechas mediocres o poco originales dentro del panorama autoral. Hace seis años, por poner un ejemplo reconocible, Nicolas Winding Refn atrajo al público más convencional con la aclamada «Drive» (2011), ya un clásico popular que se erigió como ruptura con el habitual drama social y, de paso, de las propias bases del género como ya indicó Óscar Brox en su libro «Nicolas Winding Refn. Luces y sombras del thriller contemporáneo» (McNulti, 2013). Su impacto fue tal que, al igual que el magnum opus (estrenado ese mismo año) de Terrence Malick y su aportación al drama existencialista, se proclamó la tendencia a seguir en la temática visual y anatómicamente. Desde entonces, Cannes ha buscado esa cinta de patrón similar que tuviera la capacidad de conectar con el público de a pie sin abandonar su vocación underground. Y parece que este año la ha encontrado con «Good Time», cuarta película de los hermanos Safdie. Las comparaciones, cómo no, son odiosas, y las primeras opiniones que nos llegaron desde la Croisette se apresuraron en compararla con la excelente película del director danés. Pero nada más lejos de la realidad. Ya en el primer tráiler podemos apreciar los ecos del «Nightcrawler» (2014) de Dan Gilroy y, sobre todo, de las primeras muescas filmográficas de Martin Scorsese –con «Malas calles» (Mean Streets, 1973). Los Safdie prosiguen el camino que iniciaron con «Heaven Knows What» (2014), y nos presentan una urbe, Nueva York, cochambrosa y decrépita, como sus protagonistas: «Después de que el robo chapucero de un banco acabe con su hermano pequeño en prisión, Constantine Nikas se embarca en una odisea a través del mundo subterráneo de la ciudad en un intento, tan desesperado como peligroso, por conseguir el dinero de la fianza para poder sacar a su hermano de la cárcel». Más allá de las concomitancias y de las prestaciones estéticas, «Good Time» ha supuesto ser el vehículo perfecto para Robert Pattinson, que lleva más de un lustro demostrando que es algo más que un chico de portada de revista teen. Él da cara y cuerpo a ese arcángel caído para el que, como el Driver de Sallis, no hay lugar ni gloria. Acompañan a Pattinson en esta epopeya urbana Jennifer Jason Leigh y Barkhad Abdi (¿Recuerdan al nominado villano de «Capitán Phillips»). El filme ha sido adquirido por A24 y tiene previsto su estreno el 11 de agosto en Estados Unidos. ¿Lo veremos en España? Ojalá. Les dejamos con un trazo de la opinión de nuestro compañero Alberto Sáez Villarino: «Por medio de una cámara frenética, los directores consiguen rastrear de cerca el curso de sus personajes, gracias a primeros planos y al uso de largos travelling de seguimiento que apuntan al estilo refniano de Pusher. Los realizadores heredan de Refn la tendencia a recrearse en el estudio de un rostro tras el que, pese a parecer impenetrable en ambos protagonistas, bajo la desquiciada mirada de Connie y la enajenación gestual de Nick, se oculta la motivación principal de sus acciones: protegerse mutuamente, un amor fraternal enfermizo y malsano».




    En cuerpo y alma

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]