Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    El nuevo canon del thriller urbano: tráiler de Good Time, de Ben & Joshua Safdie


    Good Time, de Ben & Joshua Safdie.

    Es evidente que el modelo de Cannes, sustentado por grandes nombres, demanda cada año su cuota de innovación para soliviantar cosechas mediocres o poco originales dentro del panorama autoral. Hace seis años, por poner un ejemplo reconocible, Nicolas Winding Refn atrajo al público más convencional con la aclamada «Drive» (2011), ya un clásico popular que se erigió como ruptura con el habitual drama social y, de paso, de las propias bases del género como ya indicó Óscar Brox en su libro «Nicolas Winding Refn. Luces y sombras del thriller contemporáneo» (McNulti, 2013). Su impacto fue tal que, al igual que el magnum opus (estrenado ese mismo año) de Terrence Malick y su aportación al drama existencialista, se proclamó la tendencia a seguir en la temática visual y anatómicamente. Desde entonces, Cannes ha buscado esa cinta de patrón similar que tuviera la capacidad de conectar con el público de a pie sin abandonar su vocación underground. Y parece que este año la ha encontrado con «Good Time», cuarta película de los hermanos Safdie. Las comparaciones, cómo no, son odiosas, y las primeras opiniones que nos llegaron desde la Croisette se apresuraron en compararla con la excelente película del director danés. Pero nada más lejos de la realidad. Ya en el primer tráiler podemos apreciar los ecos del «Nightcrawler» (2014) de Dan Gilroy y, sobre todo, de las primeras muescas filmográficas de Martin Scorsese –con «Malas calles» (Mean Streets, 1973). Los Safdie prosiguen el camino que iniciaron con «Heaven Knows What» (2014), y nos presentan una urbe, Nueva York, cochambrosa y decrépita, como sus protagonistas: «Después de que el robo chapucero de un banco acabe con su hermano pequeño en prisión, Constantine Nikas se embarca en una odisea a través del mundo subterráneo de la ciudad en un intento, tan desesperado como peligroso, por conseguir el dinero de la fianza para poder sacar a su hermano de la cárcel». Más allá de las concomitancias y de las prestaciones estéticas, «Good Time» ha supuesto ser el vehículo perfecto para Robert Pattinson, que lleva más de un lustro demostrando que es algo más que un chico de portada de revista teen. Él da cara y cuerpo a ese arcángel caído para el que, como el Driver de Sallis, no hay lugar ni gloria. Acompañan a Pattinson en esta epopeya urbana Jennifer Jason Leigh y Barkhad Abdi (¿Recuerdan al nominado villano de «Capitán Phillips»). El filme ha sido adquirido por A24 y tiene previsto su estreno el 11 de agosto en Estados Unidos. ¿Lo veremos en España? Ojalá. Les dejamos con un trazo de la opinión de nuestro compañero Alberto Sáez Villarino: «Por medio de una cámara frenética, los directores consiguen rastrear de cerca el curso de sus personajes, gracias a primeros planos y al uso de largos travelling de seguimiento que apuntan al estilo refniano de Pusher. Los realizadores heredan de Refn la tendencia a recrearse en el estudio de un rostro tras el que, pese a parecer impenetrable en ambos protagonistas, bajo la desquiciada mirada de Connie y la enajenación gestual de Nick, se oculta la motivación principal de sus acciones: protegerse mutuamente, un amor fraternal enfermizo y malsano».




    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]