Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Tráiler de La caméra de Claire, de Hong Sang-soo, presentada fuera de concurso en el Festival de Cannes


    클레어의 카메라, La caméra de Claire, Hong Sang-soo.

    "Hago fotos porque la única forma de cambiar las cosas es volver a mirarlo todo muy despacio”, proclama la Claire cuya cámara da título a la nueva cinta de Hong Sang-soo, presente por partida doble en este Festival de Cannes, y que toma al mismo como escenario. La rodó mientras se celebraba la anterior edición, en uno de esos actos de espontaneidad creativa definitorios del director: aprovechando unos días de disponibilidad de Isabelle Huppert, con quien repite como protagonista tras En otro país. Igualmente definitorio es ese pequeño manifiesto de Claire, dado que el cine de Hong no es otra cosa que la fidelidad total a un universo propio, reducido, al que volver una y otra vez para seguir mirando muy despacio. No sabemos si para cambiar las cosas, pero sí al menos para crear, a partir de unos pocos pedazos de realidad rescatada, un mundo en el que los habituales del cineasta puedan sentirse como en casa. El hogar es así. Siempre igual, siempre distinto.

    En la ya lejana Mujer en la playa, uno de los motivos que expresaba la situación de la protagonista era la doble aparición de un perro. En la primera, mientras paseaba por la playa junto a su amante (un director de cine), se lo encontraba con sus dueños y se paraba a acariciarlo. En la segunda, la protagonista paseaba por la misma playa tras haber sido engañada y dejada por el hombre. El cánido aparecía de nuevo, esta vez abandonado por sus dueños. Ella se detenía de nuevo a acariciarlo, y esta vez le susurraba palabras de consuelo que parecían dirigidas a ella misma. Igualmente, la fotógrafa a la que encarna Huppert se enfrenta a una situación de soledad: es despedida mientras trabaja en el festival. E igualmente, el tráiler la muestra inclinándose hacia un perro con el que se encuentra y dirigiéndose a él con dulzura. Pero la significación de esta rima quizá haya que buscarla en la presencia de una segunda mujer (Kim Min-hee), con la que, según los adelantos que han visto la luz, Claire traba una nueva amistad. El tráiler crea un paralelismo entre las dos mujeres mostrando sendos encuentros con el mismo perro, al que se dirigen con un cariño similar, antes de mostrar su primer encuentro. Y si la protagonista de Mujer en la playa tenía que encarar su “abandono” en solitario, ¿puede que estas primeras imágenes deslicen la luminosidad que Hong ha encontrado en Kim? ¿Que su nueva musa sea espoleadora de una solidaridad femenina más esperanzadora que los hombres ensimismados habituales en su cine?




    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]