Introduce tu búsqueda

  • Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Down by Earth.
    «Song to Song», de Terrence Malick.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Palmarés del Festival de Tribeca 2017: Keep the Change, de Rachel Israel, gran vencedora

    Keep the change

    Fotograma de Keep the Change, de Rachel Israel.

    La 16ª edición del Festival de Tribeca se ha zanjado con tres mujeres como vencedoras. Así, Rachel Israel ha triunfado en el apartado de ficción estadounidense con Keep the Change «por su reconfortante, hilarante y consistentemente sorprendente reinvención de la comedia romántica neoyorquina, que abre una puerta a un mundo de personajes vibrantes raramente vistos en el cine»; Elina Psykou ha vencido en el apartado internacional con Son of Sofia (O Gios tis Sofias) «por su dirección segura, su tono único y la sorprendente humanidad de sus complicados personajes»; y Elvira Lind ha hecho lo propio en el plano documental con Bobbi Jene «por su exquisita mezcla de profundidad emocional y riguroso arte”. Esta última no pudo recoger el galardón en persona por acabar de dar a luz a su primer hijo, fruto de su relación con el actor Óscar Isaac. Curiosamente, los cuatro premios actorales —Alessandro Nivola por One Percent More Humid, Nadia Alexander por Blame, Guillermo Pfening por Nadie nos mira y Marie Leuenberger por The Divine Order— recayeron en interpretaciones dirigidas por mujeres. Así habló durante la ceremonia de entrega Jane Rosenthal, cofundadora del certamen (junto a Robert De Niro y Craig Hatkoff): «Hoy es más importante que nunca aplaudir a artistas que tanto detrás como delante de la cámara tienen la habilidad de compartir diferentes puntos de vista para inspirarnos, retarnos y entretenernos. Los ganadores de este año han compartido historias que hacen exactamente eso y nos sentimos honrados de reconocerlos esta noche. ¡Y qué maravilloso es que los premios principales de las cinco categorías de largometrajes fueran dirigidos por mujeres!». Todo esto nos recuerda cuán importante es la labor de los festivales independientes a la hora de dar voz a todos aquellos —y, más que nunca, aquellas— a quienes la industria y la cartelera parecen empeñadas en silenciar.

    Ficción estadounidense

    Mejor película: Keep the Change, de Rachel Israel.
    Mejor actor: Alessandro Nivola por One Percent More Humid.
    Mejor actriz: Nadia Alexander por Blame.
    Mejor fotografía: Chris Teague por Love After Love.
    Mejor guion: Angus MacLachlan por Abundant Acreage Available.

    Ficción internacional

    Mejor película: Son of Sofia (O Gios tis Sofias), de Elina Psykou (Grecia, Bulgaria, Francia).
    Mejor actor: Guillermo Pfening por Nadie nos mira (Colombia, Argentina, Brasil, EE.UU., España).
    Mejor actriz: Marie Leuenberger por The Divine Order (Die göttliche Ordnung) (Suiza).
    Mejor fotografía: Mart Taniel por November (Estonia, Países Bajos, Polonia).
    Mejor guion: Bohdan Sláma por Ice Mother (Bába z ledu) (Eslovaquia, Francia).

    Documentales

    Mejor documental: Bobbi Jene, de Elvira Lind (EE.UU., Dinamarca, Israel).
    Mejor fotografía: Elvira Lind por Bobbi Jene (EE.UU., Dinamarca, Israel).
    Mejor montaje: Adam Nielson por Bobbi Jene (EE.UU., Dinamarca, Israel).
    Mención Especial: True Conviction, de Jamie Meltzer (EE.UU.).

    Nuevos directores

    Mejor nuevo director (ficción): Rachel Israel, por Keep the Change (EE.UU.).
    Mejor nuevo director (documental): Sarita Khurana y Smriti Mundhra por A Suitable Girl (EE.UU./India).
    Mención especial: Greg Campbell por Hondros (EE.UU., Irak, Liberia, Libia).

    The Nora Ephron Prize

    The Nora Ephron Prize: Petra Volpe por The Divine Order (Suiza).
    Mención especial: Keep the Change, de Rachel Israel.

    Cortometrajes

    Mejor cortometraje de ficción: Retouch, de Kaveh Mazaheri (Irán).
    Mejor cortometraje de animación: Odd is an Egg (Odd er et egg), de Kristin Ulseth (Noruega).
    Mejor cortometraje documental: The Good Fight, de Ben Holman (EE.UU., Reino Unido, Brasil).
    Mención especial: Resurface, de Joshua Izenberg y Wynn Padula (EE.UU.).
    Student Visionary Award: Fry Day, de Laura Moss (EE.UU.).
    Mención especial: Dive, de Marianne Amelinckx (Venezuela).

    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]