Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Tráiler de Atomic Blonde, dirigida por David Leitch y protagonizada por Charlize Theron

    Atomic Blonde

    En 2014, John Wick, una pequeña película de acción de aires ochenteros, tremendamente estilizada y con muy mala baba, sorprendió a la crítica y volvió a colocar a Keanu Reeves en la cresta de una ola de la que llevaba años desbancado. Tres años después, sus codirectores han tomado caminos separados y mientras Chad Stahleski triunfa con la secuela de aquella ópera prima, David Leitch nos entrega Atomic Blonde, otro vehículo de acción de características muy similares, esta vez orquestado alrededor de la inmensa figura de Charlize Theron. La oscarizada actriz parece haberle cogido el gusto a los papeles de mujeres guerreras tras su aclamada Emperatriz Furiosa de Mad Max: Furia en la carretera (George Miller, 2016) y su rol de villana en Fast & Furious 8 (F. Gary Gray, 2017), y aquí se mete en la piel de una mortífera espía del MI6 al servicio de la corona británica que es enviada a Alemania, en plena Guerra Fría, para recuperar una lista que posee los nombres de todos los agentes encubiertos de Berlín oriental. Escrita por Kurt Johnstad, la cinta se basa en la exitosa novela gráfica The Coldest City, de Anthony Johnston, y cuenta con James McAvoy, John Goodman, Toby Jones y Sofia Boutella arropando a la rubia estrella. El primer tráiler es realmente explosivo y muestra a una Charlize espectacular, desbordante de sensualidad y erotismo (con escena lésbica de alto voltaje incluida), y muy eficaz en los momentos de pelea cuerpo a cuerpo. Al son del hit Blue Monday, de New Order (versionado para la ocasión por HEALTH), el adelanto deja claro que los responsables de Atomic Blonde no han temido la calificación R, mostrando abundante violencia magistralmente coreografiada, algo así como la variante femenina del célebre John Wick. Su estreno en USA está fijado para el próximo 28 de julio, mientras que en España tendremos que esperar hasta el 4 de agosto, lo que la convierte a la película en una de las apuestas más esperadas de la cartelera veraniega y, si la taquilla responde, en una más que posible nueva franquicia de acción.

    El jardín

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]