Introduce tu búsqueda

  • Especial Festival de Cannes.
    Cobertura de la 70ª edición.

    Obsesión por los absolutos.
    La ciudad perdida de Z, de James Gray.

    Naderías y pasatiempos.
    Certain Women, de Kelly Reichardt.

    Romper las cuerdas.
    Lady Macbeth, de William Oldroyd.

    Bajo la máscara de la tolerancia.
    Déjame salir, de Jordan Peele.

    Palmarés de la 20ª edición del Festival de Málaga: Verano 1993, de Carla Simón, Biznaga de Oro

    Estiu 1993

    Como ya es habitual, una prometedora ópera prima se ha alzado con la Biznaga de Oro del Festival de Málaga, primer gran despliegue anual de cine español (y ahora también latinoamericano, ya que la 20ª edición del certamen ha abierto la Sección Oficial al mismo). Hablamos del debut de la barcelonesa Carla Simón, una comedia dramática sobre el primer verano que una niña de seis años experimenta junto a su familia adoptiva tras la muerte de su madre. Aplaudida prácticamente por unanimidad, Verano 1993 se ha impuesto en la categoría reina al otro gran éxito del certamen: la austera No sé decir adiós, con la que Lino Escalera ha dado un verdadero giro a su carrera tras darse a conocer con tontorronas series adolescentes como Cambio de clase y Cosas de la vida. Receptora del Premio Especial del Jurado, así como de los laureles correspondientes a mejor actriz (Nathalie Poza), actor de reparto (Juan Diego) y guion (Pablo Ramón y Lino Escalera), este filme narra el viaje —literal y figurado— emprendido por una mujer y su padre después de que a este le auguren pocos meses de vida. La enfermedad es también protagonista de la tercera triunfadora en discordia: la cubana Últimos días en La Habana, del versado Fernando Pérez —Clandestinos (1987), La vida es silbar (1998), Suite Habana (2003)—, crudo retrato del corazón cubano contemporáneo que se ha alzado con el Premio del Público, así como con sendos entorchados a mejor película iberoamericana (o sea, la primera Biznaga de Oro a mejor película iberoamericana, que no es decir poco) y mejor actriz de reparto (Gabriela Ramos).

    Al otro lado del charco han ido a parar también los reconocimientos a mejor actor (para el argentino Leonardo Sbaraglia por El otro hermano, que no por Nieve negra, por la que también competía) y mejor fotografía (para Walter Carvalho por la brasileña Redemoinho), así como los referentes a mejor dirección (Víctor Gaviria) y montaje (Etienne Boussac), recogidos por la colombiana La mujer del animal, último drama social del autor de la excelente La vendedora de rosas (1998). Por su parte, el compositor francés establecido en San Sebastián Pascal Gaigne, artífice de las maravillosas partituras de Loreak (2014) y El olivo (2016), ha visto por fin reconocido su talento por su trabajo para Plan de Fuga, thriller que ha emulado el gran éxito que este género experimentó el año pasado en este mismo de certamen gracias a Callback. Confiemos, eso sí, en que los variados e internacionales títulos vencedores de esta edición gocen de mayor suerte tanto en cartelera como en los Goya, ya que las últimas cintas presentadas aquí, no sólo fracasaron estrepitosamente a su paso por las salas, sino que, para colmo, sólo recibieron entre todas cinco tristes nominaciones por parte de la Academia. Y es que, en lo que al “otro cine español” se refiere, la crisis de notoriedad supone una pescadilla que se muerde la cola, pudiendo hacer poco los festivales mientras los políticos sigan tachando el (séptimo) arte de mero entretenimiento.

    Sección Oficial

    Biznaga de Oro a mejor película española: Verano 1993, de Carla Simón.
    Biznaga de Oro a mejor película iberoamericana: Últimos días en la Habana, de Fernando Pérez.
    Premio Especial del Jurado: No sé decir adiós, de Lino Escalera.
    Mención Especial del Jurado: Selfie, de Víctor García León.
    Mejor dirección: Víctor Gaviria por La mujer del animal.
    Mejor actriz: Nathalie Poza por No sé decir adiós.
    Mejor actor: Leonardo Sbaraglia por El otro hermano.
    Mejor actriz de reparto: Gabriela Ramos por Últimos días en la Habana.
    Mejor actor de reparto: Juan Diego por No sé decir adiós.
    Mejor guion: Pablo Remón y Lino Escalera por No sé decir adiós.
    Mejor fotografía: Walter Carvalho por Redemoinho.
    Mejor montaje: Etienne Boussac por La mujer del animal.
    Mejor música: Pascal Gaigne por Plan de Fuga.
    Premio del Público: Últimos días en la Habana, de Fernando Pérez.
    Premio de la Crítica: Selfie, de Víctor García León.

    Documentales

    Biznaga de Plata: La balada del Openheimer Park, de Juan Manuel Sepúlveda.
    Biznaga de Plata Mejor director: David Arrativel por Converso.
    Mención especial: Al otro lado del muro, de Pau Ortiz.
    Biznaga de Plata Premio del público: Donkeyote , de Chico Pereira.

    ZonaZine

    Biznaga de Plata: Julia Ist, de Elena Martín.
    Mejor dirección: Elena Martín, por Julia Ist.
    Mejor actriz: Ivana Bakero por Demonios tus ojos.
    Mejor actor: Julio Perillán por Demonios tus ojos.
    Premio del Público: Blu-Rai, de Pedro Abreu.

    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]