Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Soundtrack: Arrival

    Arrival soundtrack

    El islandés Jóhann Jóhannsson se reafirma, en cada nuevo trabajo, como un compositor de escrituras complejas y sonidos atmosféricos llenos de interrogantes amoldados perfectamente al armazón (strictu) narrativo de las películas. Sus colaboraciones con el director Denis Villenueve suponen el definitivo paso adelante en los distintos pliegues de las bandas sonoras globales que ejerzan, primero, de diégesis fílmica antes que de mero acompañamiento melódico. La suma integral del sonido de Arrival, la cinta que, tras Sicario, une de nuevo a ambos autores, sugiere los mecanismos del lenguaje extraterrestre, con notas eclécticas que pivotan sobre un fondo sinuoso dado a marcar los enigmas del relato. En cierto modo evoca al score compuesto por John Williams para La guerra de los mundos, o al Zimmer de Interstellar, dándole importancia a los registros oscuros y a la sensación constante de tensión. Una música electrónica ligeramente punteada por la introducción de brevísimos repuntes orquestales. No hay lugar para lo emocional a pesar de mantener un ritmo continuado de calma o espera. El realizador incorpora un tema preexistente del compositor británico, de origen alemán, Max Richter, para darle al conjunto el necesario aire de esperanza o desequilibrio en contraste con la música de Jóhannsson, mucho más explicativa que dramática. En la edición discográfica editada por el prestigioso sello de la Deutsche Grammophon se incluye el popular corte “On the nature of daylights” de Richter (usado antes en las películas Stranger than fiction, Disconnect, o The face of a angel, entre otras), aunque concediéndole sitio, con pleno derecho, a todo el enorme trabajo de Jóhannsson, más de una hora de duración, sin duda alguna firme candidata en la lucha por el Óscar de este año. Destacan los tracks “Heptapod B” y “Kangaru” con predominio de voces humanas, notables ejemplos de un soundtrack tan fascinante como sugestivo. (★★★★)

    Tracklist
    1. Arrival
    2. Heptapod B
    3. Sapir-Whorf
    4. Hydraulic Lift
    5. First Encounter
    6. Transmutation at a Distance
    7. Around-the-Clock News
    8. Xenolinguistics
    9. Ultimatum
    10. Principle of Least Time
    11. Hazmat
    12. Hammers and Nails
    13. Xenoanthropology
    14. Non-Zero-Sum Game
    15. Properties of Explosive Material
    16. Escalation
    17. Decyphering
    18. One of Twelve
    19. Rise
    20. Kangaru
    21. On the Nature of Daylight – Max Richter



    On the nature of daylights

    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]