Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Tráiler final de La La Land de Damien Chazelle, la gran aspirante al Óscar

    La La Land

    Salvo que Martin Scorsese (con Silence), Denzel Washington (Fences) o alguna sorpresa de última hora lo remedien, el 2016 está destinado a la coronación de Damien Chazelle en la próxima entrega de los Premios Oscars. Su tercera película, La La Land, lo tiene todo para lograrlo: aborda un género, el musical, desde una perspectiva clásica, tiene una equilibrada historia de amor y desamor, y a sus dos intérpretes, Ryan Gosling y Emma Stone, en el mejor momento de sus carreras. Precisamente, esta última, con su Coppa Volpi obtenida en Venecia –donde se impuso a Natalie Portmann, con la que volverá a encontrarse en el Dolby Theatre en enero— bajo el brazo, es el gran baluarte del filme. Las mejores palabras –en competencia con la química con su partener y la dirección de Chazelle—, por parte de la crítica especializada, que se ha rendido al poderío visual y narrativo de este largometraje, se las ha llevado esta joven actriz (28 años), que ha encontrado en este musical el rol definitivo que marcará su filmografía. La La Land, que narra el romance entre Mia, una aspirante a actriz que sirve café a estrellas de cine, y Sebastián, un músico de jazz que se gana la vida tocando en modestos clubs, ha triunfado en todos los certámenes donde se ha proyectado: la mentada Mostra, Toronto, Telluride, Nueva York y Londres, un condicionante que Lionsgate ha explotado con mesura a sabiendas que será en su estreno comercial, fijado el 2 de diciembre de forma limitada, el 9 de carácter nacional —en España se estrenará el 13 de enero bajo el título de la Ciudad de las estrellas—, cuando llegará el punto culmen en su promoción unido a las nominaciones de los Globos de Oro, donde también es la gran favorita para arrasar en las categorías de comedia y musical. Como su último tráiler definitivo, La La Land ha entusiasmado tanto a la prensa, como al público y la Industria –con un gran número de celebridades prestando su apoyo—; ahora toca conocer si, a la espera de otros pesos pesados, la frontrunner de la Oscar Race se deshincha a medida que avanza en el calendario o devuelve toda la gloria a un género que, junto al Western, son los cimientos de Hollywood.

    PÓSTER OFICIAL DE LA LA LAND.
    En cuerpo y alma

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]