Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Tráiler de The Eyes of my Mother, de Nicolas Pesce: El enfermizo universo de Francisca

    The Eyes of my Mother

    Dio el campanazo el realizador Nicolas Pesce con su ópera prima The Eyes of My Mother en la última edición del Festival de Sitges, donde fue unánimemente aclamada por una crítica que no dudó en calificarla como instantánea pieza de culto. Llegaba precedida de los aplausos recibidos en Sundance y en Fantastic Fest de Austin, y, desde luego, no defraudó con su arriesgada apuesta por una atmósfera onírica, propia del mejor cuento de horror gótico –en la línea de La noche del cazador (Charles Laughton, 1955)–, apuntalada con una extraordinaria fotografía en blanco y negro de Zach Kuperstein, que convierte cada fotograma de sus escuetos 76 minutos de metraje en un verdadero poema visual. La historia, de ritmo contemplativo y con escasez de diálogos –en inglés y portugués–, nos traslada a una solitaria granja en la que vive la pequeña Francisca (encarnada de forma excelente por Olivia Bond y Kika Magalhaes en sus etapas infantil y adulta, respectivamente) en compañía de sus padres portugueses, siendo especialmente estrecha su relación con la madre, una cirujana que le enseña a conocer las interioridades del cuerpo humano. La llegada de un misterioso forastero golpea esta tranquila vida en el campo de forma violenta, dejando a Francisca huérfana de madre, algo que la sume en una soledad inaguantable y la convierte en su ser enfermo de cariño, que esconde tras su imagen sosegada e imperturbable una ira contenida que la hace actuar de manera letal. El magnífico tráiler, a ritmo de fado, ya nos sumerge, en pequeñas píldoras, en el interior de la perturbada psique de su protagonista femenina, convertida, desde ya, en uno de los monstruos cinematográficos del año. Su estreno En Estados Unidos, de carácter limitado –hablamos de una obra cercana al arte y ensayo–, está previsto para el próximo 18 de noviembre, antes de ser lanzada en plataformas digitales el 2 de diciembre.

    PÓSTER OFICIAL DE THE EYES OF MY MOTHER.
    El jardín

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]